top of page

A dos años del crimen, habría caído uno de los asesinos de Lucas Villa


(Fotografía: Gentileza Fiscalía)


Más de dos años después, la Fiscalía anunció la captura de Jonatan Stiven Mejía Hurtado, alias Truan, quien sería uno de los presuntos cerebros del asesinato del lider estudiantil, Lucas Villa. Truan fue capturado en Dosquebradas, Risaralda, y se le señala como el articulador de este crimen y el presunto jefe de un componente sicarial de la organización delincuencial, la Cordillera.


Según las pruebas presentadas por la Fiscalía, los cabecillas de la Cordillera consideraban que la labor de Lucas Villa durante las protestas afectaba sus intereses, ya que las movilizaciones que lideraba en el viaducto impedían el paso de estupefacientes a las ciudades. Alias Truan y otros posibles integrantes de su grupo ilegal habrían recibido la instrucción de asesinar al líder estudiantil, y él habría participado en la planeación del crimen y seleccionado a los sicarios.


La noche del 5 de mayo de 2021, tres hombres armados dispararon indiscriminadamente contra Lucas Villa y Andrés Felipe Castaño en el viaducto. Villa fue trasladado a un hospital donde falleció cinco días después. Truan ha sido imputado por los delitos de homicidio, tentativa de homicidio, concierto para delinquir, y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego. Se solicitó su envío a la cárcel.


Además, en junio pasado, la Fiscalía anunció otra imputación relacionada con estos hechos. Se trata del coronel en retiro Hernard Eduardo Ramírez, quien es señalado de emitir mensajes amenazantes contra Lucas Villa y los integrantes de los movimientos universitarios de Pereira durante el paro nacional de 2021. La Fiscalía indica que los elementos de prueba muestran que el exoficial descalificó la labor de Villa y justificó el ataque armado del que fue víctima.



Fuente: CUARTO DE HORA

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page