top of page

A gestionar empresas asociativas




Escribe: NELSON GUZMÁN BAENA*


Ahora que nos encontramos con un nuevo PLAN NACIONAL DE DESARROLLO (P.N.D.) : “Colombia Potencia Mundial de la Vida” que fue concertado  y vinculante  me lleva  a plantear  y hacer un breve recorrido por la especialización de Gestión de Empresas Asociativas que corresponde al contenido de economía solidaria y ampliado popular, aceptando a su vez que muchas organizaciones sociales y gremiales desde hace muchos años antes aparece incluso una estructura denominada precisamente Secretaria De Asuntos de Economía Solidaria de estas tampoco se escapa las de adultos mayores, pensionistas y jubilados.


Es de rescatar que el avance de estas empresas notorias en este P.N.D. requiere no de tanta profundidad académica sino contar con la idea del techo comunitario, de una solidaridad cualificada, educación sólida, integración, distribución de excedentes de forma unificada y humanística, es decir conocer estos elementos constitutivos es altamente ennoblecedor logra desarrollar la sociedad, una nación, apoyándonos en el avance de la ciencia, la innovación y la tecnología que son inseparables en la construcción colectiva. Pensemos que estos principios humanísticos son esenciales en el progreso de la humanidad y meditándolo habrá que profundizar en esto para luego organizar los proyectos vitales que se requieran. La minga indígena del Cauca y otras regiones sí que nos traen excelsas enseñanzas y sabidurías.


Nos hace falta cierta disciplina colectiva donde nos identifiquemos como sujetos creadores de cultura y de forma mancomunada salir de algunos atrasos como lo neural, económico, social y persiguiendo disminuir el alto índice de corrupción administrativa, gubernamental y con esto frenar de manera paralela el desempleo estructural. Lógicamente estas empresas asociativas como pre, cooperativa, fondos mutuales y otras no florecerán por si sola sino se organiza con un adecuado presupuesto participativo otorgado por el Estado que dinamice la acción y podemos constatar que además las obras o bienes que se deseen salen a precios más económicos. Sin dinero, ni ética, no se pueden construir empresas asociativas.


 Ejemplos son muchas: en Soledad (Atlántico) en el año 1971 ya se pagaban cuotas para el sepelio de sus habitantes y familias;  en Montenegro (Quindío) hace unos 30 años existía asociación de personas mayores que producían implementos de aseo para el hogar; por allá en el año 2000 en una región del Huila se requería de la construcción de una vía y cuando su gobernador le manifestó la preocupación a la gente que allí residía en  zona rural por el costo de esta carretera de inmediato le respondieron no se preocupe que nosotros la construimos con el 20% de lo que Usted mandatario calcula que le cuesta. Dándole a conocer que los intermediaros eran los costosos. Tenían razón y suficiente la intermediación y el chanchullo como nos lo canta el artista valluno Julián Rodríguez. Observar cómo vías de la Vereda La paloma de Calarcá son reparadas en sus cunetas con reducida inversión.


Los campesinos de comienzo del siglo XX su forma de organización era comunitarias y sus labores en el agro eran mediante convites, vamos a hacer uno para tal necesidad, hasta para sacar enfermos en camillas, construcciones, puentes, etc. Y así resplandecía con mayor ahínco el calor humano, con pensamientos sentidos y comportamientos armoniosos con la naturaleza y como resultado cooperativas, fundaciones y la calidad de las obras aún perduran. Solo falta organizarnos y nombrar las personas más idóneas para que lideren con ética y transparencia.


Otras expresiones fuera de frontera es Cuba Socialista (2009) donde a los niños les aportan la leche gracias a la socialización del trabajo o algunos alimentos como salsas naturales nunca artificiales para nutrir a su población y contemplemos este otro ejemplo: “Cooperativismo para producir con responsabilidad social (Granma ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA. Dennis Diaz Ballaga 18 de noviembre de 2023) donde se nos recuerda: “el todos para uno y uno para todos sin componendas”.


Estos elementos teóricos y ejemplo se transmite en dialogo con jóvenes estudiantes de Administración de empresas en la Universidad Tecnológica de Pereira e igualmente a los de economía de la Uniquindio porque creo debe estar dentro de su pensum o currículo académico y que permitan impulsar objetivamente el P.N.D. que tanto anhelábamos  en Colombia y sustancial en países en vía de desarrollo  para lograr transformaciones sin olvidar que en economía el pez grande se traga al pequeño y nosotros debemos prepararnos para frenar esta desmedida avaricia en acumular y acumular dinero en detrimento de la soberanía alimentaria, la paz con justicia social y para esto valernos de las leyes 79 de 1988, la Ley 454 de 1998 de economía solidaria.


NOTA:

El año que llega debe ser otro más de reflexión y compromiso que permita avanzar y progresar en soberanía y respeto a la dignidad donde se consolide la paz con justicia social en el mundo. Saludos y hasta el próximo año 2024.



 






*Responsable Comisión Técnica e Investigación de la U.I.S. (Unión Internacional de Sindicatos) de P y J (Pensionistas y Jubilados) de la F.S.M. (Federacion Sindical Mundial).

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page