A salirse del libreto



Escribe: LUIS ENRIQUE ARANGO JIMÉNEZ*


Pensando en la meta que se ha impuesto el Gobierno Nacional de crear 500.000 nuevos cupos Universitarios, se me ocurre que hay que abrir la imaginación para hacerlo de manera innovadora, saliéndose del libreto vigente, y poder así lograr los impactos deseados en materia social. No solo son los cupos por los cupos, igualmente estratégico es quien puede acceder a ellos y además que los estudiantes logren sobrevivir a lo largo de los estudios.


Durante mi experiencia como rector de la Universidad Tecnológica de Pereira se logró un aumento drástico de la cobertura con algunas medidas amparadas en la autonomía universitaria.


Las circunscripciones para minorías y para Municipios, entre otras, fueron muy importantes; con base en la norma constitucional, que permite romper con el principio de igualdad cuando se trata de sectores vulnerables, creamos cupos dirigidos a minorías y a los egresados de las Instituciones Educativas de los Municipios de Risaralda. Un total de 17 cupos en cada uno de los programas de pregrado que son financiados totalmente por el Estado :

* cinco (5) cupos para minorías; un cupo para cada una ( indigenas,afros, desplazados, reinsertados de procesos de paz y deportistas de alto rendimiento).

* Doce (12) cupos para estudiantes provenientes de los municipios de Risaralda, exceptuando Pereira y Dosquebradas, uno para cada uno.


Si alguno de los cupos en la minoría específica, no presentaba inscritos, el cupo se desplaza a otra minoría en términos de mayor puntaje . Con el correr del tiempo los Afros usaron ventajosamente esta oportunidad y en términos relativos lograron más cupos.


Para lograr el cupo, los inscritos en cada programa académico , bajo las circunscripciones referidas , compiten con sus pares en términos de mérito, vale decir, reducido el universo de competencia a la lista corta, son las pruebas del Icfes las que determinan el favorecido.



Debo confesar que abrigué dudas con respecto a la constitucionalidad de la innovación en cuanto a las circunscripciones de Municipios, no obstante pasó la prueba de fuego. Ha sobrevivido a largo de los años.


Con estas circunscripciones logramos que jóvenes de algunos Municipios lograran ingresar a programas muy apetecidos, donde la competencia general nacional los dejaba por fuera, por ejemplo al programa de Medicina. Ni que decir en el caso de las minorías etnicas.


Sin una rigurosa mineria de datos, podría decir que alrededor de 400 estudiantes por semestre se reciben por esta vía en la UTP


De manera complementaria se crearon y gestionaron programas de acompañamiento, propios y de terceros, para ayudarle a estos jóvenes al ingreso efectivo y a sobrevivir en lo económico y en lo académico.


Después de las protestas masivas de los jóvenes en Colombia donde la falta de oportunidades y horizonte mostraron una cruda realidad que alimenta la informalidad, la ilegalidad y la violencia, se me ha ocurrido que debemos procurar buscar la equidad en la oferta del Estado por la vía de progresar en la llamada discriminación positiva


El pasado viernes durante la visita que hizo el Ministro de Educación Alejandro Gaviria a Pereira, tuve la oportunidad de contarle en forma sumaria mi experiencia y de invitar a conocerla, convencido cómo estoy de que debemos salirnos de la tradición en la oferta y asignación de cupos para lograr avanzar en la equidad social y sobre todo para crearle horizontes y esperanza a sectores que hoy que no la tienen.


Por qué no pensar en cupos para jóvenes residentes y egresados de colegios en zonas urbanas de gran vulnerabilidad de las ciudades, donde solo compitan entre ellos ?


Por qué no crear cupos para jóvenes procedentes de regiones en Colombia donde por sus condiciones de atraso y vulnerabilidad no pueden acceder de acuerdo a la normatividad vigente en las Universidades ?


Pienso que así podríamos abrirle horizontes a muchos jóvenes que dan por descartada la posibilidad de llegar a la formación Universitaria con todas las consecuencias que ello conlleva.


En el fondo le estamos haciendo un esguince al concepto del mérito, entendiendo que no son comparables las pruebas de estado del Icfes entre estudiantes con drásticas diferencias entre contextos académicos y sociales ( colegios bilingues, megacolegios, jornada única , infraestructura tecnológica, zonas de conflicto , etc).Ello lo entiende la propia Constitución Política Nacional con las acciones afirmativas que buscan la igualdad material.


Además, un determinismo absoluto para valorar el alcance de las pruebas del Icfes no debiera ser un dogma infalible.


La Historia de la Humanidad está llena de genios que no fueron propiamente las lumbreras en las formas de evaluación vigentes en su época.


Aunque no es tema de hoy vale la pena conocer las teorías y opiniones de Michael Sandels, recogidas, entre otros, en su libro la “ tiranía del mérito “.



Quiero aclarar que solo me he referido en este artículo a las circunscripciones especiales, hay otras estrategias, no exentas de polémica, que también se adoptaron, como los programas de jornada especial o la entrega de cupos directos que comentaré en otra oportunidad.


Queda abierto el debate al respecto.









*Ingeniero. Dirigente político y cívico. Ex rector de la Universidad Tecnológica de Pereira.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo