Adiós al último gran heroe del plantel colombiano del mundial de Chile 1962

En paginas doradas del futbol nacional quedó escrita la hazaña que lograron 11 futbolistas criollos en el mundial de Chile 62. Era la primera vez que la selección clasificaba a la cita orbital y lejos de pensar que podría hacer algo significativo, todos pensaban que sería un total desastre el viaje de Colombia al país austral.


Sin embargo, Adolfo Pedernera, DT de la tricolor, no se amedrentó por los pronósticos y junto a sus muchachos firmó la gesta que por mas de 30 años sirvió de consuelo para todos los hinchas colombianos, ese 4-4 que la humilde tricolor le sacó a una de las selecciones mas poderosas de la época, la Unión Soviética.


Entre sus jugadores se encontraba Rolando Serrano, un jugador que desde joven sorprendió a todos en su tierra natal, Pamplona, Norte de Santander.



Sin duda, fue uno de los primeros colombianos en entender la función de mediocampista, y con su debut en el Cúcuta Deportivo empezó a robarse las miradas de los equipos fuertes de la época.


Así fue como llego a militar en el America de Cali, equipo que le sirvió de trampolín para ser convocado por Pedernera al mundial de Chile 62.


Cuando integró el plantel del Cucuta Deportivo.


Serrano era un jugador físico, un mediocampista que no era muy usual en el futbol colombiano, podía retroceder cuando se le pidiera y además tenia un carácter ofensivo importante. A lo largo de su carrera anotó 24 goles y en sus equipos, siempre se consideró como el eje central que conectaba la parte defensiva con la ofensiva. Era un ídolo para todos lo que querían ser futbolistas y después de lo que logró en Chile se volvió casi en un gurú del futbol nacional.


Ese domingo en Chile, después de iniciar el partido de la manera más frustrante posible, con un 3-0 abajo, Rolando Serrano y sus compañeros decidieron no caer humillados y tratar, solo tratar, de dejar el nombre de Colombia en alto.


Después del descanso, en donde cuenta el mito popular que Pedernera los puso a cantar el himno nacional a todo pulmón, Colombia logró ese 4-4 que quedó impregnado en el colectivo popular como la mayor hazaña del deporte nacional hasta ese momento.


Hace poco tiempo, junto a las divisiones inferiores del equipo de donde surgió.


Por supuesto, Rolando Serrano, como los once colombianos en cancha, fue artífice de dicho resultado. Con su presencia en la mitad de la cancha logró proponer un estilo de juego que sirvió para que Aceros, Coll, Rada y Kingler anotaran, vencieran a la araña negra y retornaran al país como héroes, ídolos, leyendas.


Poco a poco esa generación de guerreros va partiendo de este mundo, dejando solamente los recuerdos de las victorias y las derrotas. Serrano falleció este 13 de junio con 83 años, pero los verdaderos amantes del futbol siempre lo recordarán.


Fue uno de los primeros en poner el granito de arena para que Colombia dejara de ser una cenicienta futbolística, y a día de hoy, con todo y sus errores deportivos, sea reconocida como una potencia del balompié en América Latina.


Escribe: HUGO CASTRO RÍOS*











*Periodista gráfico y radial, integrante de varios medios de comunicación alternativos, entre otros de Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA


Fuente: LAS 2 ORILLAS

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo