top of page

Carta de un luchador social al señor Nicolás Petro Burgos



Escribe: JHON JAIRO SALINAS*


Escribo esta misiva con rabia y dolor...¡Tristeza!, ¡vergüenza! e ¡indignación!, es lo único que puedo decir como militante de la izquierda democrática en Colombia.


Las actuaciones non sanctas y pérfidas -del hijo del Presidente de la República- el mozuelo Nicolás Petro Burgos, son repudiables desde todo punto de vista, no puede ser que uno de los vástagos del actual mandatario, por su afán de poder y dinero ponga en tela de juicio, a todo un movimiento político que toda la vida lo único que ha hecho es propugnar por la defensa los derechos humanos, la Paz con justicia social, y la justicia ambiental.


¡Es un sinvergüenza e responsable!, señor Nicolás Petro acaso a usted se le olvidó que todos cuantos integramos el Pacto Histórico, en su mayoría, somos unos luchadores de la vida, contando a su señor padre quien ha arriesgado hasta su propia vida por creer que otra Colombia es posible.


Los hombres y mujeres que integramos el Pacto Histórico, estamos hechos de historias, amenazas, torturas, desapariciones, asesinatos, señalamientos y estigmatizaciones. Es lo único que hemos recibido.


Para que venga usted Nicolás a irrespetar a toda una militancia por su irresponsabilidad viril, pues en últimas todo este escándalo se suscitó fue por sus infidelidades precoces.

Nicolás Petro, usted no es digno de representar a una colectividad que históricamente se la ha jugado por la Paz con Justicia Social en este país. En lo personal, siento tristeza y náuseas al escuchar todo el vomitivo que está saliendo a luz pública de este vástago de marras.


¡Qué lindo! dándose usted la gran vida de burgués a costa de la sangre derramada por los auténticos luchadores sociales que han sido perseguidos históricamente por defender el único ideal que nos queda... ¡La Dignidad!


¡Mire lo que has hecho Nicolás!, nos has entregado a las fauces de las hambrientas hienas de la ultra derecha más mezquina de América Latina.


¡Oiga Nicolás!: Aún a pesar de este camino lleno de espinas, los luchadores sociales de Colombia,

siguen siendo valientes y fuertes en su lucha, defendiendo los derechos humanos y la justicia social que tanto se niega.


Con coraje y persistencia, seguiremos caminando hacia un futuro mejor, enfrentando la diversidad, con convicción y gran valor.


Seguiremos adelante con determinación, luchando por una Colombia más humana y digna. Le recordamos que seguiremos siendo el trigal de la dignidad, principio del cual usted carece.


Nuestro tiempo, merece todo nuestro empeño por un país más justo y correcto.


La izquierda democrática de Colombia nunca dejará de luchar con pasión porque su causa es la de muchos, y juntos lograremos la transformación... Ojalá le quede claro eso, Nicolás Petro.


Reflexión: Había una vez un joven león que traicionó a su padre, el rey de la selva, por ambición y codicia. Ojalá Nicolás Petro aprenda pronto que la verdadera fortaleza y sabiduría provienen del respeto y la lealtad hacia aquellos que te aman y te cuidan.











*Dirigente y defensor de derechos humanos oriundo del departamento del Quindío. Miembro del Pacto Histórico Quindío. Escritor. Poeta. Corresponsal y periodista tanto de Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA, como de su suplemento de ciencias y artes ARCÓN CULTURAL.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page