"Cero impunidad", la orden del MinDefensa en defensa de vícitmas de la Masacre de Sucre

El ministro de Defensa, Iván Velásquez, se refirió al macabro asesinato de los tres jóvenes que fueron reportados como miembros del Clan del Golfo en Chochó, Sucre, y se comprometió a no permitir que no haya justicia en este caso.


“He estado precisamente con el general Henry Sanabria, director de la Policía Nacional, examinando el asunto, aquí hay ya una decisión inmodificable, ya el gobierno anterior había tomado una frente al coronel que está señalado por estos hechos, pero también de parte nuestra: cero impunidad, y vamos a pedir a la Fiscalía que actúe prontamente porque creemos que hay que actuar con toda celeridad” aseguró el ministro.


Por su parte, la Fiscalía General de la Nación informó en un comunicado público que el proceso por el asesinato de Carlos Ibáñez, José Arévalo y Jesús David Díaz, se trasladó a Bogotá con el objetivo de priorizarlo.


Sin embargo, los familiares de las víctimas han reprochado que hasta el momento las investigaciones no muestren avances significativos, pues aunque dos uniformados rindieron declaración y señalaron como responsable al Coronel de la Policía Benjamín Núñez Jaramillo, quien, según reseñan varios medios, habría huido del país, no se ha dictado una orden de aseguramiento.


La petición del ministro se suma a la protesta de los sincelejanos y aseguró que como gobierno tendrán cero tolerancia con estos actos y exigirán que estos casos no se queden en la impunidad.


Amenazas


Los familiares de los jóvenes identificados como José Carlos Arévalo, Carlos Alberto Ibáñez y Jesús David Díaz, asesinados por la policía y reportados como miembros del Clan del Golfo, denunciaron recientemente que han recibido amenazas por parte de uniformados.


Según relató el hermano de Carlos Ibañez, miembros de la Policía lo retuvieron ilegalmente para amenazarlo si seguía indagando sobre lo sucedido.


“Ellos me dijeron que cuidado yo iba a hablar algo porque ellos ya sabían yo dónde vivía y todo, y que si algo se escuchara por ahí de mí, ellos venían a buscarme a mi propia casa y me llevaban a matarme”, relató la víctima.


Recordemos que varios patrulleros declararon ante la Inspección de Policía que los tres jóvenes fueron asesinados a sangre fría por el Coronel de la Policía Benjamín Núñez Jaramillo, quien, según reseñan varios medios, habría huido del país.


Los familiares de los jóvenes asesinados han realizado plantones y diferentes peticiones para que se acelere el curso de la investigación, pero hasta el momento, a pesar de las confesiones de los uniformados, no se ha dictado ni siquiera una orden de captura en contra del alto mando.


Por su parte, el abogado de dos de las familias, víctimas en este caso, también denunció que uniformados armados lo han amenazado de muerte para que abandone el caso.


Fuente: CUARTO DE HORA

3 visualizaciones0 comentarios