top of page

Clan Gnecco; ¿responsable de la corrupción y el empobrecimiento costeño?

Katia Ospino, precandidata a la Gobernación de Cesar, protagonizó un acalorado discurso en el que utilizó expresiones cuestionables para referirse a integrantes de la familia Gnecco.

La periodista y presentadora junto a su marido, José Amiro Gnecco, integrante
de esta cuestionada familia señalada de operar por fuera de la ley

A través de un video publicado en las redes sociales de la también comunicadora social, se puede escuchar como responsabiliza a la familia Gnecco del “empobrecimiento del Cesar”. Además, los tildó de “corruptos” “cobardes”.


“Estamos rodeados de políticos cobardes, miserables, que se unen a la corrupción del clan Gnecco, porque les tienen miedo y el miedo es lo que yo no conozco. Y, ¿quién fue el primer gobernador que escogimos por elección popular? Lucas Gnecco Cerchar, y desde 1992 hasta 2023 van 32 años, 32 años de hegemonía”, aseguró.


A su vez, agregó que la familia Gnecco es la responsable de: “32 años de secuestros, de saqueos a este departamento, 32 años en los que nos han empobrecido, en los que acabaron el campo, le robaron las oportunidades a nuestros campesinos y además han permitido que la criminalidad y la delincuencia arropen esta región”.


En medio de su discurso, Katia Ospino también arremetió contra la primera dama del departamento, Cielo Gnecco, madre del polémico exgobernador de Cesar, Luis Alberto Gnecco, a quien la Fiscalía lo ha imputado por presuntas irregularidades que se habrían dado durante su administración.


“Ella es el cerebro de la corrupción en esta región (haciendo referencia a Cielo). No son sus hijos, es ella el cerebro de la corrupción en esta región y a ella es la que quiero en el debate público para que me responda por lo que está pasando en esta región”, expresó Ospino.


Seguidamente, aseguró que: “Ella cree que el César es una finca y que nosotros somos los pigua de ella y está equivocada. Ella se cree más mujer que todo el mundo y soy yo la que la va a enseñar. Ella no tiene la pepita ni más arriba ni más abajo de la mía, está en el mismo lugar”.


Por último, señaló que era la gobernadora que necesitaba el Cesar, pues seguirá denunciando hechos de corrupción: “Aquí ningún alcalde me vuelve a hacer rueda suelta. Aquí los alcaldes están acostumbrados a coludirse por las mafias de esta región para robarse lo que es de nuestra gente. Y si fui capaz de meter presos a alcaldes y gobernadores como periodista, como gobernadora no lo duden. Aquí no me vuelva un alcalde a hacer rueda suelta, o se ajustan al desarrollo de la región o se van de este departamento”.


Cabe resaltar que la familia Gnecco ha erigido un imperio político en la costa norte colombiana. Sin embargo, han sido condenados por tener una relación estrecha con el paramilitarismo y por corrupción.


Fuente: PLURALIDAD Z

48 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page