Colombia sí puede tener billonarios en la lista Forbes


Escríbe: ZAHUR KLEMATH ZAPATA*

zkz@zahurk.com


Siempre me ha llamado la atención el manejo de la economía colombiana. Antes el país se le miraba desde afuera como un epicentro económico y de avanzada tecnológica ya que en el mundo internacional aquí se desarrollaban empresas que fueron pioneras en muchas áreas. La aviación, la televisión, la radio, y pare de contar.


Colombia ha tenido personajes multimillonarios en sentido mundial, y qué decir de personajes que brillan en las artes y los deportes. Pero también brilla la corrupción, nacida del mal manejo de la economía de la nación.


A medida que avanza la tecnología, se ha tenido la oportunidad de estar a la cabeza de muchas buenas cosas que la mente de gente nacida y educada han podido alcanzar esa cúspide en la creatividad.


David Vélez es uno de esos personajes que está en la lista de Forbes por ser uno de esos billonarios que iluminan a Colombia. Y todo lo logró a través de su talento, pero no dentro del país, sino en el Brasil, tras poner en la bolsa de valores de New York su banco virtual. Aquí no hay corrupción, simplemente talante la cual el gobierno no tiene y el congreso sí que menos.


Mucha gente está abandonado su terruño porque no tiene otra salida. Hacer cosas inteligentes asusta a los que creen que tienen el poder y que lo pueden perder, pero lo que se pierde es estos personajes, que todos juntos harían más amables las cosas para todos los colombianos.


Esta nueva generación que se ha educado a través de las redes de Internet van a dar muchas sorpresas a estos dinosaurios que deambulan por todo el territorio.

Uno de los puntos importantes que han olvidado los administradores de la cosa pública o el establecimiento es organizar programas de educación laboral a las nueva generaciones para que se preparen a buscar empleo en la empresa grande y ya establecida y a su vez el estado apoyarla para que sea estable y rentable la industria colombiana.

Hay que elaborar un nuevo código laboral que permita a las tres partes, el estado, la empresa y trabajador poder sentirse seguros en firmar contratos sin sentirse estrangulados como ocurre con el presente código laboral.

El mismo estado no celebra contratos con los empleados sino de prestación de servicios al igual que la empresa privada. Desde aquí todo cojea.

Esto ha llevado a que millones de ciudadanos vivan en el rebusque y en la micro empresa, porque no hay un código laboral que este hecho para equilibrar el derecho al trabajo.










*SEO del Diario EL IMPARCIAL. Poeta y filósofoestadounidense de origen colombiano.

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Tesis