top of page

Colombianos llenaron las plazas del país, en apoyo a las reformas de Petro

La socialización del documento de la reforma a la salud y demás reformas que abandera el Gobierno Nacional se dio entre cientos de ciudadanos que lograron ingresar a la Plaza de Armas para poder escuchar al presidente.


Desde allí, Petro respaldó la transformación que tendrá la ley 100 e insistió que el pilar de esta iniciativa será priorizar la atención primaria.


«Hoy sabemos que el cambio significa cambiar eso, salir de las ideologías fundamentalistas, pasar a construir otro camino. El bienestar social no pasa por hacer negocios desde el Estado, el bienestar social se construye si garantizamos Derechos Universales», aseguró el presidente en su discurso.

«Si quisiéramos volver simples las palabras de la reforma sería así, las reformas pretenden que un joven y una joven pueda ir a la universidad. Que cualquier agricultor tenga derecho a tierra. Que cualquier viejo tenga derecho a pensión», expresó el primer mandatario.

En Pereira, una multitud se traslado de la vecina Dosquebradas, hasta el centro de la ciudad.

Desde el balcón de la casa de Nariño, el presidente apuntó que «si le entregamos el control de la salud a los más poderosos de Colombia, claro que un niño pobre morirá. Porque ahí no hay negocio. Colombia tiene que ser entregada a su pueblo, no a los poderosos».


Ante cientos de ciudadanos que lo ovacionan, Petro aseguró que se trata de prevenir la enfermedad, “significa que la casa tenga cerca un médico, un centro médico” agregando que esto no solo se puede aplicar para las zonas urbanas del centro del país, por eso puntualizó que «en el proyecto de salud está que el Estado empezará a abrir facultades de medicina en Bosa, La Guajira, en Chocó».


«El sistema de prevención es de baja complejidad pero es eficaz. Y es eficaz porque disminuye la enfermedad. Lo que vamos a tener es una territorialización de la salud», agregó.

El jefe de Estado aseguró que durante su mandato serán prioridad tres reformas: la de salud, pensional y laboral que “permitan el debido cumplimiento de los derechos humanos”.


«Una reforma a la Ley 50. Pretendemos que el día termine a las 6 de la tarde y no a las 10 de la noche, pretendemos que exista un sábado y domingo que se consideren días de descanso y que por tanto al trabajar más allá de las seis, un sábado o domingo hayan unas extras en el salario», apuntó sobre la reforma laboral.



Fuente: CUARTO DE HORA

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page