top of page

Continúa la represión de la dictadura en Perú, contra manifestantes


Organizaciones sociales y populares de Perú se movilizaron este sábado de nuevo para exigir el cese a la represión, el cierre del Congreso y la renuncia de la presidenta designada, Dina Boluarte.

Durante la protesta se registraron confrontaciones entre fuerzas policiales y manifestantes, indicaron medios locales de información. El corresponsal de teleSUR en el país suramericano, Jaime Herrera, informó que fue reprimida por fuerzas policiales una protesta que se desarrollaba de manera pacífica en la Plaza Grau con dirección a la avenida Arequipa, en el centro de la capital Lima.

#Perú Nueva represión policial a las manifestaciones en el centro de #Lima Las protestas se daban de manera pacífica en la Plaza Grau con dirección a la avenida Arequipa #PeruResiste pic.twitter.com/ohGz8wivyw — JAIME HERRERA (@JaimeHerreraCaj) February 12, 2023

El periodista señaló que al menos dos personas fueron heridas a consecuencia de la acción policial. En varias localidades del país los manifestantes marcharon coreando consignas donde exigieron la renuncia de Boluarte y la dimisión de los congresistas.

#Perú Al menos dos heridos por la represión en el centro de #Lima pic.twitter.com/4qZH7ym4Wd — JAIME HERRERA (@JaimeHerreraCaj) February 12, 2023

En la ciudad de Puno, en el sureste del país, ciudadanos se trasladaron hacia las inmediaciones de la prefectura local, donde exigieron la liberación de las personas detenidas de manera injusta durante las protestas populares. Mientras tanto, el Ministerio de Defensa confirmó que más de 70 militares son investigados por la fiscalía de derechos humanos de Ayacucho, en el sur peruano, por el asesinato de 10 civiles.

Los acusados alegaron que dispararon a las víctimas en respuesta a un presunto ataque con armas artesanales, ante lo cual la fiscalía concluyó que los efectivos hicieron uso desproporcionado de la fuerza. Los peruanos realizan protestas desde el 7 de diciembre pasado en reclamo de la renuncia de Boluarte, que fue designada mandataria ese día horas después de que el Congreso destituyera al presidente constitucional Pedro Castillo, quien está preso acusado del presunto delito de rebelión.


Liberación


La excarcelación de 39 labriegos detenidos en disturbios desatados cuando los uniformados intentaron despejar el bloqueo de una carretera en Apurímac el jueves pasado se logró a cambio de la entrega de un policía peruano retenido por la comunidad indígena. La Policía Nacional confirmó este sábado que fue liberado el agente de dicha institución que permanecía retenido por un grupo de protestantes en la región de Apurímac, en el sur de Perú, donde las protestas contra la presidenta Dina Boluarte se han recrudecido.


Al mismo tiempo, la policía junto con otros elementos de seguridad intentan levantar los bloqueos de carreteras en las numerosas localidades que se encuentra en paro para exigir la renuncia de Boluarte, el adelanto de las elecciones generales y la formación de una Asamblea Constituyente.

Apenas este viernes, la Asociación Pro Derechos Humanos indicó que en las pasadas manifestaciones del jueves en la plaza Bolivar de Chalhuanca, provincia de Aymaraes, Apurímac, se registró una gravísima represión estatal, donde un joven fue asesinado.


El viernes 10 de febrero, la misma presidenta Boluarte confirmó que un hombre de 22 años murió este jueves en la región de Apurímac, lo que eleva a 60 los fallecidos en el marco de la represión gubernamental a dos meses de protestas en el país suramericano.


El choque con la policía en Apurímac dejó otros tres heridos por proyectil de arma de fuego, dos de ellos con balas en el torax y el tercero con una herida en una pierna.


Las autoridades policiales negociaron con los manifestantes de la comunidad de Huancabamba, para la liberación del agente policial, de acuerdo con versiones de prensa que consultaron fuentes locales.


El jefe policial de Apurímac estuvo en contacto permanente con las autoridades de la comunidad campesina de Huancabamba para pedir que el suboficial sea liberado.


Cerca de los 40 comuneros que habían sido detenidos el último jueves en el marco de las manifestaciones, también fueron puestos en libertad.


Rony Castillo Romero fue retenido tras los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes este jueves en el sector Quilcaccasa, distrito de Cotaruse, en la provincia de Aymaraes, donde un protestante perdió la vida y otros tres quedaron heridos.



Fuente: TELESUR (VENEZUELA)

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page