top of page

Corea del Norte intensifica pruebas de lanzamiento de misiles


Corea del Norte ha declarado este viernes (hora local) que un día antes ha hecho un lanzamiento de prueba de cuatro misiles de crucero de largo alcance, según la agencia estatal norcoreana. Las pruebas se proponían "demostrar la fuerza nuclear" del hermético país comunista asiático.

Los lanzamientos se produjeron mientras Estados Unidos y Corea del Sur realizaban un ejercicio militar simulado en Washington, D.C., destinado a afinar su respuesta a las amenazas nucleares norcoreanas. La Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA) ha dicho que los lanzamientos del jueves tenían como objetivo verificar la fiabilidad de los misiles y la capacidad de respuesta rápida de la unidad que opera esas armas. Según la agencia, en el ejercicio participaron cuatro misiles, que volaron durante casi tres horas, dibujando patrones ovalados y en forma de ocho sobre el mar, y demostraron que pueden alcanzar objetivos situados a 2.000 kilómetros (1.240 millas) de distancia.

Las primeras pruebas fueron hechas en 2021 Corea del Norte probó por primera vez un sistema de misiles de crucero de largo alcance en septiembre de 2021 y desde entonces ha descrito esas armas como "estratégicas", una formulación que implica que se están desarrollando con la intención de armarlas con cabezas nucleares. Los últimos lanzamientos demostraron con éxito la preparación bélica de las fuerzas de combate nucleares de Corea del Norte, que están reforzando sus "capacidades letales de contraataque nuclear contra fuerzas hostiles en todas las direcciones", dijo la KCNA.

Los ejércitos de Estados Unidos y Corea del Sur no confirmaron de inmediato el ejercicio descrito por Corea del Norte.


Los lanzamientos del jueves se produjeron después de que Corea del Norte probara el sábado un misil balístico intercontinental desde la zona de su capital y de que el lunes lanzara un par de misiles de corto alcance al mar frente a su costa oriental, en un intento continuado de demostrar su doble capacidad para llevar a cabo ataques nucleares contra Corea del Sur y el territorio continental de Estados Unidos.

Corea del Norte dijo que los lanzamientos de corto alcance del lunes fueron una respuesta al vuelo de bombarderos B-1B de Estados Unidos a la región para realizar un entrenamiento conjunto con aviones de guerra surcoreanos y japoneses el domingo, en una demostración de fuerza tras la prueba de misiles balísticos intercontinentales del Norte.


Antes del lanzamiento del misil, Corea del Norte prometió una respuesta "sin precedentes" a una serie de ejercicios militares previstos por Seúl y Washington para las próximas semanas. Durante décadas, Corea del Norte ha calificado las maniobras anuales de EE.UU. y Corea del Sur de ensayos para una posible invasión, aunque los aliados afirman que sus ejercicios son de naturaleza defensiva.


Un año récord en demostraciones de armamento


Corea del Norte viene de un año récord en demostraciones de armamento, con más de 70 misiles balísticos disparados, incluidos misiles balísticos intercontinentales con potencial para alcanzar el territorio continental de Estados Unidos. El país también realizó una serie de lanzamientos que describió como ataques nucleares simulados contra objetivos surcoreanos y estadounidenses en respuesta a la reanudación por parte de los aliados de unas maniobras militares conjuntas a gran escala que llevaban años reduciéndose.


Las pruebas de misiles de Corea del Norte han estado salpicadas de amenazas de ataques nucleares preventivos contra Corea del Sur o Estados Unidos por lo que percibe como una amplia gama de escenarios que ponen en peligro su liderazgo.


El líder autoritario del país, Kim Jong Un, redobló su apuesta nuclear de cara a 2023, pidiendo un "aumento exponencial" de las cabezas nucleares del país, la producción masiva de armas nucleares tácticas para el campo de batalla dirigidas al "enemigo" Corea del Sur y el desarrollo de misiles balísticos intercontinentales más avanzados.


El Departamento de Defensa de EE.UU. dijo que los ejércitos de EE.UU. y Corea del Sur llevaron a cabo un ejercicio de mesa en el Pentágono el miércoles que se centró en la posibilidad de que Corea del Norte utilice armas nucleares.


Asimismo, los aliados debatieron diversas medidas para demostrar su "fuerte capacidad de respuesta y su determinación para responder adecuadamente" a cualquier uso nuclear por parte de Corea del Norte. Los ejércitos de EE.UU. y Corea del Sur también realizarán otro ejercicio conjunto de simulación por ordenador y entrenamiento sobre el terreno en marzo.



Fuente: 20 MINUTOS

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page