top of page

Cuando la ONU habla de falta de paz y seguridad en África; ¿aprueba invadir?


La cumbre de la Unión Africana (UA) se inauguró este sábado 18 de febrero en Addis Abeba (Etiopía). Al menos 35 presidentes del continente africano estuvieron presentes. Unos de los primeros temas tratados fueron la seguridad y la paz.

El continente africano “necesita acción por la paz”. El Secretario General de la ONU, António Guterres, fue categórico refiriéndose en particular a la situación en el Sahel y en el este de la República Democrática del Congo. "Estoy profundamente preocupado por el reciente aumento de la violencia por parte de grupos armados en el este de la República Democrática del Congo y la expansión de grupos terroristas en el Sahel y otros lugares", declaró Guterres.

"El terrorismo y la inseguridad están empeorando y los conflictos están aumentando", afirmó. "Debemos seguir luchando por la paz. Sin embargo, para decirlo sin rodeos, los mecanismos para la paz tambalean", afirmó el secretario general de la ONU. En vísperas de la cumbre, se debatió la situación en el este de República Democrática del Congo, asolado por grupos armados, en presencia del Jefe de Estado congoleño, Félix Tshisekedi, y su homólogo ruandés, Paul Kagame.


En la reunión, los líderes de la Comunidad del África Oriental (CAO), integrada por siete naciones, pidieron la "retirada de todos los grupos armados" antes del 30 de marzo. En Etiopía, el primer ministro Abiy Ahmed, anfitrión de la cumbre, elogió el acuerdo de paz alcanzado con la mediación de la UA entre su Gobierno y los rebeldes de la región de Tigray. Silenció las armas, aseguró.

La Zona de Libre Comercio Continental Africana

Otro tema de debate es la Zona de Libre Comercio Continental Africana (AfCFTA), que reunirá a 1.400 millones de personas y se convertirá en el mayor mercado del mundo en términos de población. La cumbre pretende impulsar la "aceleración" de la AfCFTA, cuyo objetivo es promover el comercio dentro del continente y atraer inversores. En la actualidad, el comercio intraafricano solo representa el 15% del comercio total del continente.

Según el Banco Mundial, para 2035 el acuerdo crearía 18 millones de puestos de trabajo adicionales y "podría ayudar a sacar de la pobreza extrema hasta a 50 millones de personas". Su PIB combinado es de 3,4 billones de dólares, según la ONU. Pero sigue habiendo diferencias en el continente, sobre todo en cuanto al calendario de los recortes arancelarios.

Guterres afirmó que la Zona de Libre Comercio Continental Africana "representa una vía verdaderamente transformadora para generar empleo y nuevas fuentes de prosperidad para los africanos". También anunció que la ONU aportaría 250 millones de dólares para "apoyar a algunas de las personas más vulnerables" del mundo, entre ellas las que se enfrentan a la hambruna en el Cuerno de África, asolado por la sequía.


Cancelación de la deuda

Por su parte, Azali Assoumani, presidente de las Comoras, un pequeño archipiélago del océano Índico de unos 850.000 habitantes, ha tomado el relevo del líder senegalés Macky Sall en la presidencia rotatoria de la UA.


"Nuestra organización acaba de demostrar al mundo su convicción de que todos los países tienen los mismos derechos", declaró el jefe de Estado, de 64 años, que pidió la "anulación total" de la deuda africana.

Por último, Mali, Burkina Faso y Guinea, tres países dirigidos por líderes militares tras golpes de Estado —a consecuencia de los cuales fueron suspendidos de la UA— han enviado delegaciones a Addis Abeba para pedir el levantamiento de estas suspensiones.

El viernes, Moussa Faki Mahamat, presidente de la Comisión de la UA, declaró que el Consejo de Paz y Seguridad de la institución se reuniría en una fecha no especificada para decidir si se levantaban las suspensiones de los tres países. El sábado, Faki Mahamat declaró que "estas sanciones no parecen estar dando los resultados esperados".

La expulsión de un diplomático israelí

Al margen de la cumbre también se produjo un incidente: la expulsión de un diplomático israelí de la asamblea de la Unión Africana. El Estado hebreo denunció esta decisión, acusando a Irán de estar detrás de esta "grave" medida con la complicidad de Argelia y Sudáfrica, según el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí. En 2022, la UA no logró concluir sus debates sobre la controvertida acreditación de Israel como país observador. Argelia y Sudáfrica, en particular, se habían mostrado en contra.


La UA no ha indicado si la cuestión se debatirá en la cumbre de este año. Sin embargo, según un vídeo publicado en Internet, el personal de seguridad escoltó a Sharon Bar-li, subdirectora general para África del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí, fuera de la cumbre anual. Ebba Kalondo, portavoz del presidente de la Comisión de la UA, declaró a AFP que se había "pedido a una persona que se marchara" porque no había sido invitada a la reunión. La UA había cursado una invitación única al embajador de Israel ante la UA, Aleli Admasu, y esta invitación no podía ser utilizada por nadie más, explicó. "Es lamentable que la persona en cuestión abusara de este favor", concluyó Ebba Kalondo.

Un portavoz diplomático israelí calificó de "grave" la expulsión, ya que Sharon Bar-li contaba con la "debida acreditación como observador". "Es triste ver cómo la Unión Africana es rehén de un pequeño número de Estados extremistas como Argelia y Sudáfrica, motivados por el odio y controlados por Irán", declaró para AFP. Vincent Magwenya, portavoz del presidente sudafricano Cyril Ramaphosa, replicó que Israel tenía que "respaldar sus acusaciones".



Fuente: FRANCIA 24 (FRANCIA)

5 visualizaciones0 comentarios

Commenti


bottom of page