top of page

Diomedes Toro, la política como un camino a las grandes realizaciones



Cuando Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA entrevistó por primera vez al diputado, Diomedes Toro, quien aspira a retener su curul por el Partido Liberal #57, se encontró con un hombre humilde, de una enorme integridad y el cual nunca olvidó sus orígenes en las puertas de la corporación.


Quizás por aquello de estar demasiado ocupado atendiendo la gestión pública, llevando las inquietudes de la ciudadanía desde hace más de treinta años a los distintos espacios que ocupó, nunca había querido hablar de su vida personal, ni de cómo se adentró al difícil mundo de la política.


Sin embargo, con la sinceridad característica de los grandes hombres que saben hablar un lenguaje sencillo, al alcance de todos, hizo una breve reseña de su pasado para poder explicar el presente, a las puertas de otra elección donde de seguro volverá a ser protagonista.


Comienzos


Acompañando a Juan Diego Patiño en su camino a la Gobernación de Risaralda

Nacido en Belalcazar, Caldas, aunque en principio lo atrajo la vocación militar, pronto sentiría en carne propia la vocación de servir a la ciudadanía pero a través de la política, dejando de labrar los campos para ir sembrando los cimientos de la Colombia de sus sueños.


Liberal de pura cepa, a la vieja usanza, ocupó puestos menores hasta llegar al Concejo, teniendo como directriz las sabios recomendaciones del padre, de mantenerse ajeno a las polémicas, con el honor y la cabeza bien en alto.


Actualidad


En una de sus tantas
intervenciones en la Asamblea

Una vez en la Asamblea, se convirtió en autor e impulsor de numerosos proyectos sin sacrificar convicciones, en permanente apoyo al sector rural al que nunca dejó de pertenecer.


Incluso, le planteó a Juan Diego Patiño, el candidato también liberal a quien apoya a la Gobernación, la necesidad de mejorar las condiciones del campo, de las vías alternas o la mecanización, como el punto de partida a un bienestar basado en el aumento de la productividad o de los ingresos.


"El que vive bien en el campo, no viene a la ciudad", suele decir, mientras espera contar nuevamente con el respaldo de los risaraldenses para los que viene trabajando de manera incansable, con idéntico entusiasmo al de la primera vez.



Escribe: CARLOS ALBERTO RICCHETTI*


*Periodista, escritor, poeta y cantautor. Director general de Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA y de su suplemento, ARCÓN CULTURAL. Integrante del CÍRCULO DE POETAS IGNOTOS.

28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page