top of page

Divulgan informe del crimen organizado en Risaralda


Revista RAYA y RTVC Noticias revelan el organigrama de inteligencia y documentos ocultos de la Fiscalía que reseñan que Cesar Augusto Giraldo Montoya, alias “Calzones”, es un narcotraficante de la primera línea de la organización criminal La Cordillera. Fotos y videos de las últimas semanas lo siguen mostrando haciendo política con el uribismo en el Eje Cafetero. En un video en Pereira aparece hablándole al oído al expresidente Álvaro Uribe. Por: Revista RAYA y RTVC Noticias

“Dónde está Cristian Giraldo, que tanto lo aprecio… Y a todos ustedes con mucho cariño”, dijo Álvaro Uribe Vélez el pasado 16 de septiembre durante un mitin en Pereira en el que se impulsó la campaña de Maicol Lopera Cardona, uno de los favoritos, hasta ahora, para ser el alcalde de la capital cafetera. El efusivo saludo del expresidente estuvo acompañado, minutos más tarde, mientras Lopera pronunciaba su discurso, por una conversación corta y al oído con el padre de Cristian, César Augusto Giraldo Montoya, alias “Calzones”. Un empresario para el público, pero un narcotraficante, según un organigrama de la Dirección de Inteligencia Policial (DIPOL) y varios documentos ocultos de la Fiscalía. La Revista RAYA y RTVC Noticias revelan los informes que muestran a Giraldo como uno de los hombres de la primera línea del narcotráfico de la organización criminal, heredera del Bloque Central Bolívar (BCB) de los paramilitares: La Cordillera.


Organigrama de La Cordillera que muestra a César Giraldo como uno de los hombres de la primera línea del narcotráfico de la organización criminal, heredera del Bloque Central Bolívar (BCB) de los paramilitares: La Cordillera.
Fuente del video:

Este organigrama permanecía oculto en un informe judicial del 18 de abril de 2022, el cual fue elaborado por una Fiscalía de Quindío para reconstruir toda la estructura y el modus operandi de esta banda criminal creada por el entonces comandante del BCB, Carlos Mario Jiménez Naranjo, alias “Macaco”. En el documento no solo se detalla el poder que adquirió La Cordillera desde su génesis, en 2005, sino también, las tres generaciones de cabecillas que han sostenido el control criminal en tres grandes regiones hasta la actualidad: el eje cafetero, el norte del Valle y el sur del Chocó. Giraldo, o alias “Calzones”, figura en este informe como uno de los principales aliados del actual jefe máximo de La Cordillera, Diego Fernando Ruiz Quintero, alias “Diego Pereira” o “Don A”, quien, según el documento, es el dinamizador del tráfico internacional de estupefacientes. Así lo describe el documento de inteligencia junto con otros supuestos empresarios de Pereira que se dedican, principalmente, a camuflar su ilicitud con negocios de concesionarios de carros.


“Es de anotar, que entre sus principales aliados para la dinamización del tráfico internacional de estupefacientes se encontrarían varios sujetos conocidos como Diego Mauricio Giraldo Gallo, alias “Mauro Rines”; Héctor Fabio Gómez Pulgarín, alias El Calvo, (estaría privado de la libertad con medida de casa por cárcel); Jorge Humberto Arias Giraldo; Carlos Alberto Marulanda Gómez, alias “Maru” o “Marula” (dueño de la consignataria Mundiautos La 17 en Pereira) y el sujeto Cesar Augusto Giraldo Montoya, alias “Calzones” (propietario de la consignataria Autos La Avenida en Pereira), quienes se localizarían en la ciudad de Pereira y realizarían actividades de lavado de activos para La Cordillera a partir de la comercialización de vehículos”, dice el documento.


El documento de inteligencia muestra que “Calzones”, junto con otros supuestos empresarios de Pereira se dedican, principalmente, a camuflar su ilicitud con negocios de
concesionarios de carros.

El informe de la DIPOL es tan detallado, y tan complejo a la vez para la misma Fiscalía, pues no solo menciona uno a uno los narcos invisibles de la primera línea detrás de alias “Diego Pereira”, sino que también describe la cronología de sus actividades desde que era paramilitar al mando de Carlos Mario Jimenez, “alias Macaco”.


Una de ellas, según los agentes de inteligencia que construyeron el informe, sucedió el 7 de mayo de 2020, ya siendo líder de La Cordillera, cuando “habría realizado la celebración de su cumpleaños en un condominio de su propiedad, en el sector Las Pavas, del corregimiento Cerritos de Pereira (Risaralda), en el que habrían asistido varios cabecillas de la organización Cordillera, y socios de narcotráfico, para la cual habría contratado al cantante José Álvaro Osorio Balvín, conocido en el mundo discográfico como “J Balvin”, reseña el informe de inteligencia. Mismo día del cumpleaños del famoso cantante de reggaeton.

“Diego Pereira”, líder de La Cordillera, celebró su cumpleaños en un condominio de su propiedad, en el sector Las Pavas, del corregimiento Cerritos de Pereira (Risaralda). A la celebración habrían asistido varios cabecillas de la organización Cordillera y habrían contratado a “J Balvin”. Alias “Calzones” se hizo famoso el año pasado en plena campaña presidencial, cuando el hoy presidente de la República, Gustavo Petro, denunció públicamente que Giraldo y la organización La Cordillera tenían un plan para asesinarlo durante un recorrido que realizaría por el eje cafetero. No obstante, Giraldo o “Calzones” expuso en dos medios masivos de comunicación, Blu Radio y Revista Semana, que él era un empresario y no un narcotraficante y que no tenía nexos con dicha banda criminal, la cual solo conocía, dijo, por lo que figuraba en la prensa. “Soy una persona muy tranquila. No tengo chofer, ni escoltas.


Desde que salió la nota en El Espectador he recibido amenazas. La vida me cambió, soy una persona que hace negocios lícitos, pero me pusieron en la boca de todo el mundo”, le expresó al director de Mañanas Blu, Néstor Morales, quien a su turno afirmó que le estaban creando un prontuario a su entrevistado refiriéndose directamente a la campaña del candidato Petro. “Calzones” hacía alusión a una investigación del diario capitalino que fue el primero en reseñar sus vínculos con el narcotráfico.


En la revista Semana, donde también fue presentado por Vicky Davila como empresario, “Calzones” aseguró que le daba empleo a 1600 personas y que era una persona de bien que movía su fortuna en el sistema financiero: “Usted (Vicky) puede preguntar por mi en Pereira y verá que soy una persona de bien, no atentaría contra nadie. No tengo antecedentes. Siempre me la paso trabajando en el restaurante y me dedico a crear empresas”, dijo. Sin embargo, no pudo escapar de reconocer su cercanía con los políticos del Centro Democrático, pues existen docenas de fotografías con el expresidente Uribe, con el expresidente Iván Duque (siendo candidato), con el excandidato presidencial Óscar Iván Zuluaga y con los excongresistas Carlos Felipe Mejía, Alejandro Corrales y Gabriel Vallejo Chujfi. Por eso, dejó claro que ha apoyado las campañas del partido de derecha: “He ayudado en la campaña del Centro Democrático, ayudando al expresidente Álvaro Uribe”, le aseguró a Dávila.


Encuentro entre César Giraldo, Álvaro Uribe Vélez y Óscar Iván Zuluaga en
Santa Rosa de Cabal en una gira del Centro Democrático en 2016


En plena campaña electoral de 2018 se realizó un almuerzo al que asistieron el entonces candidato Iván Duque; César Giraldo, alias “Calzones”, el senador de la época Carlos Felipe Mejía y el director de Noticias Caracol, Juan Roberto Vargas.
El 11 de septiembre de 2017 Iván Duque se reunió con César Giraldo y Eduardo Castrillón, directivos del Centro Democrático en Risaralda.

La Revista RAYA y RTVC Noticias revelan otro informe judicial del 7 de junio de 2022, en el que “Calzones” aparece reseñado por la Dirección de Apoyo a la Investigación y Análisis Contra la Criminalidad Organizada (DAIACCO). En él se reconstruye la génesis de La Cordillera, concluyendo que “18 años después de su creación, la Cordillera dejó de ser una banda de surtidores de droga y se ha diversificado para contener en su estructura miembros dedicados al lavado de activos, la distribución internacional de cocaína y el tráfico interior”. Y a renglón seguido aparece la declaración inédita de un exsocio de la banda criminal, el cual señala a “Calzones” como “inversionista” para enviar cocaína al exterior: “Sé que hay otros que no son cabecillas pero también invierten dinero para enviar cocaína a otros países como lo son alias “Calzones”, que es propietario de una concesionaria de carros de la 24 con 13, en el edificio DCG ubicado en la 30 de agosto”, señala el informe.



Otro informe judicial del 7 de junio de 2022 señala a “Calzones” como “inversionista” de La Cordillera para enviar cocaína al exterior

Así mismo, en un documento de mayo de 2022, de la misma DAIACCO, el cual revelamos a continuación, quedó claro que, tras la captura de alias “Tres Caras”, el antecesor de alias “Diego Pereira”, un agente encubierto fue asesinado, pero antes recolectó información que describe el informe en poder de la Fiscalía: bitácoras e interceptaciones telefónicas. “Habla de que los cabecillas han sido: “Macaco”, “Garra”, “Indio”, “Tres Caras”, “Don A”, “Calzones” y “Niño Fabián”, dice el informe. Y agrega que la razón para que “Calzones” y otros supuestos empresarios no estén judicializados obedece a que “se evidencian vínculos con gente prestante de la región que imposibilitan las investigaciones”, señala el documento.


En un documento de mayo de 2022, de la misma DAIACCO, agrega que la razón para que “Calzones” y otros supuestos empresarios no estén judicializados obedece a que “se evidencian vínculos con gente prestante de la región que imposibilitan las investigaciones”.

Cesar Augusto Giraldo, alias “Calzones”, tiene especialmente amigos prestantes en el Centro Democrático. Fue el fundador de ese partido en Risaralda y luego el líder del no en el plebiscito por la paz en 2016. En la siguiente fotografía se le ve sonriente, departiendo con el entonces senador Carlos Felipe Mejia y el precandidato presidencial Rafael Nieto Loaiza, ambos del Centro Democrático en su restaurante El Arriero Colombiano en Pereira.


César Giraldo, Carlos Felipe Mejía, Rafael Nieto, Alejandro Corrales y Eduardo Castrillón, todos miembros del Centro Democrático, durante una reunión a finales de 2017 en el restaurante Arriero Colombiano de Pereira, también conocido como El Rancherito Antioqueño.

En la siguiente fotografía aparece con más gente prestante durante la campaña del entonces candidato presidencial Iván Duque en 2018.


Congresistas del Centro Democrático, entre ellos Gabriel Vallejo y Consuelo Londoño, directora regional en Risaralda del Centro Democrático, impulsaron la campaña presidencial de Iván Duque en el restaurante el Arriero Colombiano. Su dueño, César Giraldo, se pronunció
ante los asistentes a la reunión

En esta otra fotografía más gente prestante del Centro Democrático junto con alias “Calzones”, durante la entrega de credenciales de Iván Duque presidente en julio de 2018 en la Registraduría Nacional en Bogotá.


En la foto aparecen junto a alias “Calzones”, Consuelo Londoño, directora regional en Risaralda del Centro Democrático; Nubia Stella Martínez, directora del Centro Democrático y el exsenador Gabriel Vallejo Chujfi, durante la entrega de credenciales de Iván Duque en julio de 2018.

Y también, por supuesto, el expresidente Uribe, como máximo dirigente del Centro Democrático, aparece en docenas de fotos con alas “Calzones”. De hecho, en un trino del 17 de mayo de 2022, un día después de la denuncia del entonces candidato presidencial Gustavo Petro, cuando dijo públicamente que el acusado cabecilla de La Cordillera tenía un plan para asesinarlo en el Eje Cafetero, Uribe escribió: “Cesar Giraldo ha sido un activista de nuestro partido y ha procedido con honorabilidad”.


El 16 de abril de 2018 César Giraldo se reunió con dirigentes del Partido de la U para respaldar la candidatura presidencial de Iván Duque. La reunión se realizó en la terraza del hotel Soratama de Pereira. En el encuentro estuvo presente el expresidente Álvaro Uribe Vélez.
Álvaro Uribe salió en defensa de César Giraldo, un día después de la denuncia del entonces candidato presidencial Gustavo Petro, cuando dijo públicamente que el acusado cabecilla de La Cordillera tenía un plan para asesinarlo en el Eje Cafetero.
Encuentro en Santa Rosa del Cabal (Risaralda) entre César Giraldo y Álvaro Uribe durante una gira del Centro Democrático en el departamento en 2016.
Foto de perfil de César Augusto Giraldo Montoya en Facebook.

Ha pasado más de un año desde la denuncia y el candidato Gustavo Petro se convirtió en el primer presidente popular y de izquierda progresista de Colombia en toda su historia, y quienes querían acabar con su vida, no lo lograron, lo que no quiere decir que la amenaza de la banda criminal 'La Cordillera' haya desaparecido. Pero más allá, después de un año, ¿qué pasó con las investigaciones de esta denuncia?, ¿qué ha pasado con la persona que en su momento señaló el entonces candidato Gustavo Petro, César Augusto Giraldo o “Calzones”?, ¿qué pasó con la Fiscalía y los organismos de inteligencia?

Al parecer la cadena de amistades prestantes, según el propio documento de la Fiscalía de Pereira, ha imposibilitado abrir una investigación. Las autoridades de inteligencia lo tienen monitoreado. Y recientemente está haciendo política a favor del candidato liberal a la alcaldía de la capital cafetera, Maicol Lopera. El pasado 16 de septiembre se le vio en un mitin en Pereira junto al expresidente Uribe a quien le habló al oído luego de que este saludara efusivamente a su hijo Cristian Giraldo.

Hasta ahora, la Fiscalía no lo ha judicializado, pero los organismos de inteligencia han entregado todos los indicios de sus vínculos con la banda criminal La Cordillera, misma organización que en lugar de degradarse, tal y como lo señala el informe oculto de la Fiscalía, se fortalece a nivel internacional en el envío de cocaína. La misma Fiscalía señala: “Actualmente se encuentran en libertad todos los cabecillas de primera línea que han sido judicializados y capturados a partir del año 2011, lo cual se constituye en un escenario de evolución criminal, fortalecimiento estructural y fortalecimiento en la capacidad internacional”.


La Fiscalía no ha judicializado a César Giraldo, pero los organismos de inteligencia han entregado todos los indicios de sus vínculos con la banda criminal La Cordillera.

Los negocios de “Calzones” con narcos de La Cordillera

Los primeros negocios de César Giraldo con el entorno mafioso del Norte del Valle y el Eje Cafetero tuvieron lugar cuando fue socio y copropietario, en varias fincas cafeteras en las afueras de Pereira, con Libia Victoria Cadavid Sierra y sus hijos. Libia Cadavid era esposa del narcotraficante José Luis Vallejo Tangarife, extraditado en 2008 a los Estados Unidos y socio del también extraditado mafioso Carlos Arturo Patiño Restrepo, alias “Patemuro”. Dichos negocios se materializaron en 2005, 2006 y 2011, en este último año, según lo reveló una investigación de El Espectador del año pasado, “Calzones” compró una propiedad al narco Vallejo Tangarife cuando éste ya se encontraba preso en Estados Unidos. El negocio tuvo que concretarlo su esposa como apoderada.

Después, en 2015, Calzones compró una finca en Belalcazar (Caldas) a Jhony Andrés Valencia Ramírez, quien se encontraba preso en la cárcel de Itaí, Brasil, por una condena de narcotráfico relacionada con cargamentos de cocaína que se movían por la amazonía de ese país. Valencia Ramírez otorgó desde esa cárcel un poder tramitado por la Cancillería para que el negocio pudiera realizarse ese año.



En 2017, reveló El Espectador, “Calzones” también compró otra finca en las afueras de Pereira a Piter William Londoño Duque, un hombre relacionado con La Cordillera, quien presuntamente habría sido testaferro de Johon Jairo Jaramillo Sánchez, alias "El Meme", un jefe mafioso asesinado en su propia casa en las afueras de la ciudad en 2015.

Es más, “Calzones” también ha comprado casas y fincas a hombres condenados por extorsión y adulterio de licor, según lo reveló el diario capitalino. En esta investigación encontramos otro negocio de “Calzones” con un narcotraficante de la banda criminal La Cordillera. Lo firmó con Diana Lili Bedoya Herrera, hermana de Jhony Alexander Bedoya Herrera, alias “El Zurdo”, un condenado cabecilla de la banda “Los Compa” que funciona como una subestructura de “La Cordillera". Según documentos aquí revelados, “Calzones” le compró un lote en el conjunto residencial campestre Samanes de Tucurumbi, ubicado en el sector de cerritos a pocos kilómetros de Pereira.


En 2017, reveló El Espectador, “Calzones” también compró otra finca en las afueras de Pereira a Piter William Londoño Duque, un hombre relacionado con La Cordillera

Sobre esta transacción, la Revista RAYA conoció una demanda que interpuso Lili Bedoya a “Calzones” por los delitos de fraude procesal, falsedad en documento público y estafa en gran cuantía. Según su abogada, la señora Bedoya le compró dicho inmueble por 160 millones de pesos, “dinero que incluía la parte de su hermano Jhonny Alexander Bedoya Herrera”, dice la denuncia.


No obstante, a los meses de cerrar el negocio los hermanos Bedoya Herrera “por motivos ajenos a su voluntad” decidieron devolverle la casa a Giraldo Montoya. De acuerdo con la denuncia, “Calzones” recibió el inmueble, pero le cobró una fuerte suma de dinero a la señora Bedoya aduciendo unas cláusulas de incumplimiento del contrato. Según lo dicho por la abogada de la familia, Giraldo Montoya les pidió 200 millones de pesos, unos taxis de su propiedad y una casa que estaba a nombre de su madre, Aleida Herrera, para hacer valer una supuesta multa ante la devolución del predio.

Hay otro negocio de “Calzones” con un narcotraficante de la banda criminal La Cordillera. Según documentos aquí revelados, Giraldo le compró un lote en el conjunto residencial campestre Samanes de Tucurumbi, ubicado en el sector de cerritos a pocos kilómetros de Pereira.

Pero la historia continuó cuando días después alias “Calzones", en compañía de Fanny Julieth Botero, contadora de la concesionaria La Avenida de la que es dueño Giraldo o “Calzones”, le hicieron firmar un documento a Lili Bedoya. Así consta en el documento que conoció RAYA. “A la vivienda de la señora Diana Lili Bedoya Herrera aparecen los señores Fanny Julieth Botero Botero y Cesar Augusto Giraldo, con un documento, el cual no lo leen, solo le exigen a la señora Diana Lili Bedoya Herrera que lo firme ante Notario Público y ella sin saber de qué se trataba lo suscribió”, aseguró la abogada.


“Calzones", en compañía de Fanny Julieth Botero, contadora de la concesionaria La Avenida de la que es dueño Giraldo o “Calzones”, le hicieron firmar un documento a Lili Bedoya, hermana del narcotraficante de La Cordillera.

La situación se complicó meses después de firmar el documento cuando Lili Bedoya recibió un comunicado de la DIAN por la venta del inmueble por una cifra de $465 millones, razón por la que debía pagar $80 millones de impuestos por la ganancia ocasional. Según el comunicado de la DIAN, la venta de la casa la hizo Bedoya al banco Davivienda. Sin embargo, ella negó rotundamente ese negocio y denunció a “Calzones” por haberle hecho firmar la escritura con la que habría hecho la transacción a sus espaldas.


“Nunca mi poderdante señora Diana Lili Bedoya Herrera vendió directamente a Davivienda dicho inmueble y nunca jamás recibió esa suma de dinero”, dice la denuncia interpuesta contra alias “Calzones”. A pesar de los reclamos que le hizo Lili Bedoya a alias “Calzones” este nunca le respondió y se ha negado a pagar los $80 millones a la DIAN por la venta de la casa ubicada en el conjunto residencial campestre Samanes de Tucurumbi. Mientras tanto, los hermanos Bedoya Herrera consideran que su patrimonio económico se ha visto lesionado ya que el inmueble inicial fue pagado dos veces: una al comprarlo inicialmente y la segunda vez cuando le entregaron los otros bienes a alias “Calzones”.

La sala de extinción de dominio del Tribunal Superior de Bogotá reseñó a Johny Alexander Bedoya Herrera, alias “Zurdo”, como uno de los cabecillas de la banda criminal “Los Compa”, que funciona como una subestructura de “La Cordillera”. Según el tribunal, “Los Compa” se dedican al tráfico de cocaína a nivel internacional. El modus operandi de la banda para el envío de estupefacientes a Estados Unidos, Europa y Centroamérica es utilizar personas que ingerían la cocaína con el fin de transportarla al exterior, tipo mula, y con maletas de doble fondo con el mismo propósito. Los otros líderes de la banda son: Edgar Alexander Puerta Sánchez, alias “Company” y Geovanny Lizalda Marín, alias “Químico”.


El Tribunal Superior de Bogotá reseñó a Johny Alexander Bedoya Herrera, alias “Zurdo”, como uno de los cabecillas de la banda criminal “Los Compa”, que funciona como una subestructura de “La Cordillera”.

El restaurante de “Calzones”, el centro de operaciones del Uribismo


La cercanía de alias “Calzones” con el expresidente Álvaro Uribe es ampliamente conocida, pues sus reuniones políticas y eventos proselitistas se han realizado en el restaurante de alias “Calzones”, el “Rancherito Antioqueño”, por lo menos desde el año 2014, cuando el restaurante aún pertenecía –al menos nominalmente– al fallecido Hernando García.

La historia del restaurante de “Calzones”, el “Arriero Colombiano”, más conocido en la región por su antiguo nombre “Rancherito Antioqueño”, está plagada de irregularidades y es un buen ejemplo de cómo se han conducido los hilos políticos en la región. El Rancherito Antioqueño pertenecía a un conocido comerciante y caballista llamado Hernando García Sepúlveda, quien fue asesinado en un local de su propiedad en el centro de Pereira el primero de octubre de 2015, presuntamente en medio de un hurto cometido por personas cercanas a él.



Hernando García Sepulveda

El Rancherito Antioqueño está ubicado justo al frente del Aeropuerto Internacional Matecaña, en una intersección vial donde confluyen la salida de Pereira hacia el Valle del Cauca y la entrada al barrio Cuba, el sector más grande y populoso de la ciudad. El terreno donde funciona el restaurante le pertenece al Aeropuerto y este a su vez es propiedad del municipio de Pereira, lo cual implica que el Rancherito Antioqueño ocupa un lote público.

Fue el fallecido Hernando García Sepúlveda quien suscribió, por lo menos desde el 2007, varios contratos de arrendamiento con el Aeropuerto para que el restaurante pudiera funcionar en el lugar. Tras el asesinato, sus herederos renovaron los contratos, que desde el comienzo establecían que la destinación del lugar sería para “servicios aeroportuarios” y debía usarse única y exclusivamente para el servicio de “comedor, comidas y refrigerios en general”. De hecho, entre las prohibiciones del contrato figura la instalación de publicidad política o el uso del inmueble para cualquier otra finalidad que no fuera la “prestación de servicios conjuntos a la comunidad y a los usuarios del Aeropuerto”.

Sin embargo, en la práctica el “Rancherito Antioqueño” ha funcionado durante la última década como centro de operaciones del uribismo en la región, pues existe una docena de evidencias fotográficas que prueban que allí se realizan reuniones privadas, múltiples eventos proselitistas y acciones de campaña del Centro Democrático, además, sus propietarios han instalado publicidad política de candidatos de ese partido en el lugar, como sucedió el año pasado cuando ubicaron vallas del candidato presidencial Federico Gutierrez, hoy aspirante a la alcaldía de Medellín.

¿Quién es Maicol Lopera, quien se quiere quedar con la alcaldía de Pereira?



El exconcejal Maicol Lopera, quien renunció hace pocos meses a su curul en el Concejo Municipal para aspirar a la alcaldía por el Partido Liberal, es la ficha del senador y exalcalde Juan Pablo Gallo para conservar por tercer periodo consecutivo el poder sobre la administración municipal en Pereira, pues el actual alcalde Carlos Maya también es una ficha suya.


Lopera viene de una familia con arraigo político en el Partido Liberal. Su padre Lizardo Lopera es un viejo cacique de barrio que ha trabajado desde hace décadas para ese partido, incluso, hizo parte de la Unidad de Trabajo Legislativo del ex senador Habib Merheg, quien aún es investigado por sus nexos con Carlos Mario Jiménez, alias "Macaco", cuando Merheg llegó al Congreso por el Partido Liberal. Lizardo Lopera fue uno de los socios de Merheg que resultaron implicados en un escándalo de apropiación ilegal de baldíos de la nación en el Vichada por parte del senador y su círculo cercano en el año 2008.


Peterson Lopera, también hijo de Lizardo y hermano de Maicol, fue concejal de la ciudad por el Partido Liberal en varios períodos desde los años noventa. En 2021 resultó condenado a ocho años de prisión domiciliaria por estafa y falsedad en documento público por un negocio en donde falsificó documentos para vender una buseta. Revista RAYA y RTVC Noticias consultaron a César Augusto Giraldo, alias “Calzones”, pero primero respondió su abogado, Franklin Guevara, quien también es abogado de Uribe en el proceso de falsos testigos y fraude procesal que lo tiene al borde de un juicio. Minutos más tarde, escribió el siguiente mensaje: “Me toma por sorpresa y con profunda preocupación la mención de un organigrama en el que, según usted indica, se me vincula con actividades ilegales. Debo ser enfático en manifestar que desconozco completamente la existencia de tales organigramas y cualquier tipo de vinculación con actividades ilícitas”.


Fuente: REVISTA RAYA / RTVC NOTICIAS

568 visualizaciones0 comentarios
bottom of page