Duván Murillo, el diputado del cambio que supo estar del lado correcto de la historia

Como era de esperarse, “el diputado de la educación” siempre suele estar un paso por delante de muchos.


A pesar de la resistencia inicial del Partido Social de la Unidad Nacional a acompañar a Gustavo Petro y Francia Márquez en su camino hacia el Palacio de Nariño, para luego dejar en libertad de elegir a dirigentes o militantes, el sector liderado por Duván Murillo Grajales supo de inmediato por quien escoger.


No se trata de falsas ponderaciones tampoco. Pero en diálogo exclusivo con Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA, el legislador aseguró que era hora de un cambio verdadero donde se combata la corrupción, el estancamiento del país, haya mayores oportunidades de desarrollo para la ciudadanía, además de estabilidad.


“Lo dije en mi discurso al anunciar mi apoyo al Pacto Histórico en las pasadas elecciones presidenciales. Aquí no se trata de derecha e izquierda, sino de asegurar para los tiempos el futuro de las colombianas y colombianos”, indicó.



Convicción


En esa convicción profunda haciéndolo impulsor fundamental en ordenanzas como la descentralización de las sesiones en la Asamblea, llevando la voz del pueblo risaraldense a los distintos municipios; ser autor de la agenda de trabajo de la corporación, diseñando las pedagogías del mismo, no dudo en sumarse a la campaña de Gustavo Petro sin temer a posibles sanciones disciplinarias.


“¿Qué importan la descalificación, el improperio, las retaliaciones e incluso la incomprensión hacia un hombre, cuando está en juego el futuro de todas y todos los colombianos o de nuestro amado país? Lo correcto es saber hacer una lectura adecuada de la realidad, del escenario político, posicionándonos en el lugar de la historia que corresponde”, aseguró.


Murillo Grajales se refirió al trabajo realizado en favor de la candidatura de actual presidente electo.


“Sin pretender incurrir en una falta de respeto, sentí vergüenza ajena de cualquier obligación de votar por el ingeniero Rodolfo Hernández. No tengo nada contra él ni sus partidarios. En absoluto. Pero cuando me detuve a analizarlo, advertí sus enormes fallas, junto a las consecuencias fatales en caso de resultar elegido. Por eso y mucho más, decidí ponerme a disposición de la campaña de Petro”.



Labor


Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA pudo conocer a través de varias fuentes fidedignas, la forma en la que Duván Murillo Grajales se desempeñó en dicho sentido, poniendo a funcionar a todo su equipo de trabajo en las faenas de la segunda vuelta.


De allí que, según algunos testimonios, el desempeño del diputado haya resultado “esencial”, de acuerdo con las palabras de quienes lo comprobaron.


“Si alguien fue responsable de este éxito al margen de mi decisión, fueron aquellos trabajando codo a codo conmigo, yendo a las casas, facilitándole a los ciudadanos llegar a los centros de votación. Gracias a ellos, hoy puedo decir que me siento ganador, pero sobre todo gestor en Risaralda de la victoria de Gustavo Petro y Francia Márquez, la fórmula del cambio pedida a grito herido por nuestra Patria”, sentenció.


Lo cierto es que el corporado tiene algo más por lo cual llenarse de orgullo una vez más, tomado de una frase deslizada en este artículo: Saber qué, cuándo, dónde o porqué estar del lado correcto de la historia.



Escribe: CARLOS ALBERTO RICCHETTI*









*Periodista, escritor, poeta y cantautor. Director general de Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA y de su suplemento, ARCÓN CULTURAL. Integrante de ¡UYAYAY! COLECTIVO POÉTICO, así como del CÍRCULO DE POETAS IGNOTOS.

58 visualizaciones0 comentarios