Duván Murillo, hora de controlar la educación


El diputado por el Partido Social de la Unidad Nacional, Duván Murillo Grajales, contruyó toda su carrera política hasta ahora sobre hechos contundentes realizados en el área educativa.


Cuando fue concejal de su municipio natal, Dosquebradas, hizo aportes capitales para la construcción del megacolegio e incluso, cuando las obras parecieron quedar paralizadas fue uno de los principales ponentes para la pronta reanudación de ese proyecto del cual fue autor.


Orden


En diálogo con Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA, nuevamente el legislador se refirió a lo que hace falta, junto al trabajo realizado durante la mitad del presente año.


"En esta ocasión, no podía fallarle de ninguna manera a los risaraldenses. Hay tiempos de idear, otros donde es menester realizar, sustanciando nuestras decisiones al llevarlas a la realidad objetiva. El de ahora es controlar políticamente la educación, saber cómo, cuándo, donde, porqué y las razones al momento de destinar esos dineros provenientes de quienes contribuyen", señaló.


Madres comunitarias


Unas de las beneficiarias de la intensa labor de Murillo Grajales fueron las madres comunitarias, sector vulnerable de la población y a la vez, relegado de forma permanente en cuanto las resoluciones fijadas en la orden del día.


"Ustedes saben lo importante que son para nosotros las madres comunitarias ya que estás son las primeras en atender a nuestros hijos a nuestra infancia", dejó en claro.


Alegrías


Al conocer la designación de Alejandro Gaviria al frente del Ministerio de Educación, el corporado celebró el hecho aduciendo que se trata de un nombre no rebuscado en las entrañas de la burocracia, sino de un entendido en el tema.


"Me siento muy complacido al respecto, porque se trata de alguien perteneciente al sector", manifestó.


Admitió que la elección de Gaviria venía como "anillo al dedo" por representar las reformas anunciadas en campaña por el presidente electo, Gustavo Francisco Petro Urrego.


"Impulsará la reforma de la pedagogía en los niveles iniciales, la gratuidad de la educación básica, media y superior. ¿Qué más se puede pedir? ¡Vamos por el buen camino!", sentenció.


¿A una alcaldía o a la Gobernación?


Amplios sectores políticos siguen proponiéndole al conocido como "el diputado de la educación" aceptar uno de los cargos más altos para poner su nombre a consideración de la ciudadanía.


A estos debe sumarse la voz de líderes de juntas de acción comunal y de la gente de a pié a este significativo dirigente de la "U", aceptar la propuesta a fin de poner sus valiosos servicios e impronta en alguna de las alcaldías más importantes del departamento o en la Gobernación.


Si bien Murillo Grajales hizo un llamado a la moderación, al parecer no todo estaría dicho en tal sentido, ante la insistencia de algunos partidos políticos tradicionales o alternativos, quienes lo consideran la mejor opción.


Escribe: CARLOS ALBERTO RICCHETTI*







*Periodista, escritor, poeta y cantautor. Director general de Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA y de su suplemento, ARCÓN CULTURAL. Integrante de ¡UYAYAY! COLECTIVO POÉTICO, así como del CÍRCULO DE POETAS IGNOTOS.

9 visualizaciones0 comentarios