top of page

En Guatemala, piden impugnar los comicios que llevaron a Arévalo al poder




Fiscales de Guatemala solicitaron este viernes la nulidad de las elecciones presidenciales celebradas el pasado agosto y el retiro de la inmunidad del presidente electo, Bernardo Arévalo.


Según su investigación, existieron irregularidades en el procesamiento de los resultados electorales por parte del Tribunal Supremo Electoral (TSE), así como actos ilegales en la conformación del partido Movimiento Semilla de Arévalo.


Tras conocerse esta noticia, la presidenta del TSE, Blanca Odilia Alfaro, sostuvo que esta acusación no altera los resultados que dieron el triunfo a Arévalo y que las elecciones presidenciales no se pueden repetir.


En una conferencia de prensa, los fiscales Leonor Morales y José Rafael Curruchiche presentaron resultados iniciales de una investigación sobre el manejo de documentación electoral del TSE y la presunta alteración de resultados en un software contratado.


Consideraron que las actas electorales utilizadas en los comicios "son nulas de pleno derecho" ya que "no fueron autorizadas" desde un inicio por el TSE.


Morales también habló de una presunta acción indebida del partido triunfante en el balotaje del 20 de agosto.


“Semilla nunca ha nacido a la vía jurídica pues su constitución fue mediante acciones corruptas e ilegales”, dijo la fiscal, mientras que Curruchiche expuso que había “siete hallazgos de violación a la normativa electoral” en términos de gestión de recursos".


Los fiscales anunciaron procesos contra políticos del Movimiento Semilla, incluido el presidente electo Arévalo.


En respuesta a las acusaciones de los fiscales, Arévalo afirmó en una conferencia de prensa, el viernes, que éstas "carecen de todo fundamento".


"Estamos ante un golpe de Estado absurdo, ridículo y perverso. Los golpistas están dando patadas de ahogado. Los últimos golpes tambaleantes de un golpe de Estado", dijo el presidente electo.


"Están ejerciendo hoy presión y extorsión contra todo funcionario que se oponga a sus acciones ilegales", añadió al asegurar que "los votos fueron contados de manera limpia, transparente y efectiva".


Desde que se declaró su triunfo, Arévalo y su partido han denunciado que el Ministerio Público realiza acciones anticonstitucionales para evitar que asuma el gobierno el 14 de enero de 2024.


"Intento de golpe de Estado"


"En este momento (...) los diputados y el binomio presidencial están listos para tomar posesión el 14 de enero. En este momento, no hay manera de que el Tribunal Supremo Electoral vaya a repetir las elecciones", dijo la presidenta del TSE, Blanca Alfaro.


"Los resultados son inalterables", agregó en rueda de prensa.


Por su parte, la Organización de Estados Americanos (OEA) dijo, el viernes, que "condena el intento de golpe de Estado por parte del Ministerio Público" guatemalteco.


"Las acciones y dichos de los fiscales Rafael Curruchiche y Leonor Morales constituyen una alteración del orden constitucional del país, un quebrantamiento del Estado de Derecho y una violación de los Derechos Humanos de la población de su país", señaló la OEA en un comunicado.

"El intento de anular las elecciones generales del presente año constituye la peor forma de rompimiento democrático y la consolidación de un fraude político contra la voluntad del pueblo".


El sábado, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Türk, se pronunció sobre la situación.


“Los anuncios del viernes, que buscan anular el resultado de las elecciones generales y cuestionar la constitución y existencia del partido Movimiento Semilla son sumamente inquietantes”, indicó el funcionario a través de un comunicado.


Dijo que resultaba inaceptable “el acoso judicial y la intimidación contra funcionarios electorales y funcionarios electos”.


“Una vez más, insto a las autoridades competentes, incluido el actual presidente, así como al poder judicial, a que tomen medidas para preservar el estado de derecho y garantizar el respeto del resultado electoral y, por ende, la voluntad de la mayoría del pueblo guatemalteco”, señaló Türk.


Un llamado a "la prudencia"


El gobierno del presidente Alejandro Giammattei emitió un comunicado el viernes en el que señalaba que se mantenía “respetuoso de la independencia de los organismos del Estado e instituciones autónomas y descentralizadas”.


Indicó que “ha sido respetuoso de los resultados oficializados por el Tribunal Supremo Electoral” y que “rechaza enérgicamente los precipitados pronunciamientos de algunos actores de la comunidad internacional en torno a acciones que, según sus comunicados, podrían suponer una alteración del orden constitucional”.


“Hacemos el llamado a la comunidad internacional a la prudencia, previo a emitir comunicados que puedan generar polarización interna, también a comprobar la voluntad política del Gobierno de cumplir con la transición y la transmisión de mando presidencial, la cual ya se ha iniciado y cuenta con la confirmación de la participación de algunos jefes de Estado”.


El Ejecutivo señaló que “en Guatemala no hay acción alguna que pueda impedir que todas las autoridades electas tomen posesión de sus cargos”.


Los intentos de anulación de resultados han dado pie a numerosas protestas en Guatemala.


¿Qué dice la investigación?


De acuerdo con los resultados de la investigación presentada por los fiscales del Ministerio Público, el TSE realizó una compra de un software para la transmisión de datos electorales.


Morales indicó que este fue "objeto de sabotaje", presuntamente internacional, que permitió la alteración de resultados. También enumeró una serie de supuestas alteraciones de actas por "presuntos afiliados al Movimiento Semilla".


Por ello consideró que son inválidos los resultados.


Además, en la constitución como partido del Movimiento Semilla, que dio pie a su participación en la elección presidencial de este año y otras previas, hubo irregularidades graves en la adhesión de ciudadanos, denuncian los fiscales.


"Podemos establecer que la totalidad de ilegalidades en las hojas de adhesión asciende a 8.121", expuso Morales, quien señaló que este número corresponde a 32% del padrón necesario para la constitución como partido.


La fiscal anunció que solicitarían la eliminación de inmunidad que tiene Arévalo y la vicepresidenta electa, Karin Herrera.


A su vez, el fiscal Curruchiche indicó que hay indicios de lavado de dinero, ya que "no cuadran los ingresos con los egresos" del partido, además de que detectaron aportaciones indebidas de financiación.


Los fiscales acusaron también al TSE por no presentar las denuncias correspondientes, así como por un presunto actuar ilegal en la custodia de documentos de los resultados electorales.


Arévalo ganó el balotaje de agosto ante la ex primera dama Sandra Torres.


Desde entonces, el Ministerio Público ha llevado a cabo allanamientos a oficinas del partido de Arévalo y del TSE en su esfuerzo por investigar los comicios.


También ha solicitado el levantamiento de la inmunidad de diputados cercanos al presidente electo.


Fuente: BBC (GRAN BRETAÑA)

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page