top of page

Fiscalía ataca libertad de prensa y "como no es Petro", Vicky Dávila calla


Una grave denuncia realizó el director de la revista Raya, Edinson Bolaños, este jueves en
relación a la investigación que ha publicado sobre acoso sexual y laboral contra el
coronel Esparza, cerebro de la “Operación Jaque”.

Se trata de la orden emitida por la Fiscalía para inspeccionar y conocer fuentes del medio para determinar “las circunstancias de tiempo modo y lugar en que se desarrollaron los hechos que son objeto de indagación”.


Siendo esto una vulneración al derecho periodístico que permite la reserva de las fuentes, no es esto lo más grave, de acuerdo con la denuncia la solicitud está llena de varia irregularidades.


Según la denuncia la solicitud se dio por medio de una llamada telefónica por parte del “investigador del CTI de la Fiscalía que se identificó como J* R**”, quien pidió la dirección de las oficinas de la revista para realizar una inspección con el fin de “establecer la fuente que usted utilizó sobre unos hechos denunciados por José Luis Esparza Guerrero”.


Dentro de las irregularidades que empañan el procedimiento, la revista denuncia que el investigador se negó a decir el nombre del fiscal que ordenó el allanamiento y que pese a la solicitud de una notificación formal vía correo electrónico, la revista no ha sido notificada.


Cabe precisar que en febrero de 2023, la Revista RAYA publicó una investigación que reveló el acoso y las amenazas del coronel Esparza hacia la agente de inteligencia Claudia Beltrán. Tras la publicación, Esparza buscó una rectificación a través de una acción de tutela, pero su solicitud fue rechazada por el juzgado de Bogotá.


De acuerdo con el medio, la tutela reveló que Esparza influenció a sus exsubalternos para proporcionar testimonios que buscaban probar una supuesta relación amorosa entre él y la víctima. Esto se consideró inconstitucional e ilegal, ya que parecía un intento de censurar la prensa y descubrir las fuentes periodísticas.


Lo más grave del asunto es que el Fiscal General, Francisco Barbosa, se ha expresado de manera despectiva sobre investigaciones periodísticas previas, lo que ha generado preocupaciones sobre la libertad de prensa.


Rechazo


Por medio de un comunicado, la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) rechazó lo que consideró una “conducta intimidatoria” de la Fiscalía en contra de la Revista Raya. Aparentemente, el ente investigador los estaría presionando para que les compartieran sus fuentes en la investigación denominada “Los audios del acoso sexual del coronel Esparza, el cerebro de la Operación Jaque”, acción que viola la reserva de la fuente.


El pasado 27 de octubre el director de la Revista, Edinson Bolaños fue contactado por el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) debido a que tenían una orden emitida por la Fiscalía 515 Local para realizar una inspección judicial de los archivos y fuentes que tiene el medio. En los correos que recibió el periodista le solicitaban específicamente informar las fuentes utilizadas de la investigación previamente mencionada, según la Flip.


“La decisión notificada es una flagrante violación a la reserva de la fuente, una afectación grave al ejercicio periodístico y un menoscabo a los estándares de respeto a la libertad de expresión”, afirma la fundación. Esta no sería la primera ocasión en la que consideran que se han tenido este tipo de conductas, además, el Fiscal General Francisco Barbosa habría realizado un discurso estigmatizante hacia la Revista Raya y Sistema de Medios Públicos (RTVC) cuando estos mostraron en televisión un informe sobre los detalles de la investigación por el presunto plan para asesinar al presidente Gustavo Petro en 2022.


La investigación de Revista Raya, con pruebas abiertas al público, da a conocer los audios en los que el coronel José Luis Esparza presiona a una subalterna, cuyo nombre fue protegido, para tener encuentros por fuera de los espacios de trabajo. Esparza es reconocido por haber participado en la Operación Jaque, que permitió la libertad de Ingrid Betancourt en 2008. Aunque la subalterna se niega a las presiones de Esparza, es último también la amenaza con tener contactos para dañarle la carrera.


Para la organización, este discurso habilitaba a otros funcionarios de la entidad a desconocer los estándares de protección que tienen los periodistas. Finalizan haciendo un llamado a la Fiscalía para que establezca lineamientos más claros sobre la forma como la entidad debe actuar en este tipo de casos y de esta forma respetar la libertad de prensa, además de las garantías constitucionales que ya existen en el país.



Fuente: REVISTA RAYA / DIARIO EL ESPECTADOR

27 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page