top of page

“Gaslighting”, la estrategia de la extrema derecha para tumbar a Petro


Mediante este sistema, se socava la voluntad de la sociedad o de las personas en particular, los vuelven incapaces de generar sus propios conceptos, menos cuestionar lo que está bien para diferenciarlo de lo que está mal, incluso, llevarlos a la percepción que lo malo es lo bueno.

EE.UU es el principal generador de esta mentalidad mediante un mecanismo efectivo que ha funcionado a la perfección: los noticieros. Ahora, con el avance de las tecnologías, el método de “gaslighting” o persuasión psicológica, se amplió hasta el punto que mucha gente no sabe dónde está lo falso de lo verdadero, pero lo peor es que no están interesados en revisar si es cierto o no lo que se les emite como correcto o como equivocado.


Las empresas de espectáculos lo utilizan para promocionar sus programas, ya sea un cantante, una película, un artista. Con meses de antelación reparten por los noticieros, especialmente los más seguidos en cada país, llevando, finalmente, a las masas a incorporar aquello como la novedad de último momento, recién tuvimos el asunto de la Barbie, que no fue gran cosa, pero el “gaslighting” empleado surtió efecto, los productores recogieron los dividendos de lo que, en términos generales, debió ser una horrible producción que nadie debió gastarle dinero en verla. Y acaban de empezar con Mickey Mouse, no olvidemos a Bad Bunny promocionado como el mejor cantante de todos los tiempos.


Y así es en todo. En el campo militar, para confundir la finalidad de las guerras, como la que actualmente ocurre en Ucrania, promocionada mediante el “gaslighting” como culpabilidad de los rusos al querer invadir a un pobre país indefenso y por eso EE.UU junto a sus aliados, se ven el imperiosa necesidad de defenderlos al estilo Superman y la Liga de la Justicia, así tengan que llevar a toda Europa a la quiebra y al mismo EE.UU a problemas de orden social internos, porque la verdad fue taponada hasta el punto que a millones de personas les explican de qué se trata dicha guerra y más tardas en hacerlo que ellos en negarlo tajantes, “Lo que pasa es que Putin quiere ser dueño del mundo” Esto sólo se consigue con “gaslighting”.




Actualmente este procedimiento está siendo aplicado en Colombia con una rigurosidad endiablada de hampones en busca del cometido. Todo lo que vemos en los canales como RCN, Caracol, y otros, gacetas como Semana y periódicos que se vendían como imparciales, pero hoy se descubre que son expertos en aplicación del procedimiento, periodistas prestos a cumplir o quedan sin empleo, las redes sociales contratadas como un frente de guerra de apoyo al método “gaslighting”, o de persuasión psicológica, para manipular no la verdad, sino la mente del lector o el oyente.


El sistema lleva al individuo y al colectivo social, a perder su auto estima, quedar sujeto al agresor sutil que no te muestra una noticia como ocurrió, sino como necesitan mostrarla que ocurre, llevando el doble filo de la intención de generar una reacción desfavorable contra quienes desean sea señalizado. El presidente Gustavo Petro puede estar gobernando de la manera más adecuada, o como nunca se hizo en el país, pero para los mencionados, aquello nunca debe verse, por tanto, aplican el método “gaslighting” en todas las emisiones y es por eso que vemos a un grueso señalizando sin mayor fundamento lo que escuchó o vio en el noticiero o las redes. Las redes, como se dijo, tienen todo un equipo contratado, tanto en Colombia como desde EE. UU, para aplicar esto de que hablamos, emitido desde diferentes frentes cada cinco, diez, veinte minutos, hasta convertir la mente del ciudadano en un enredijo de ideas incapaz de racionar, o hacerlo al estilo pollo de granja, comer, cagar y cacarear porque ya no admite de otra.


En Colombia no es mucho el esfuerzo que deben hacer porque este país tiene la particularidad de tener mucha gente de mente facilista, casi estúpida, y son dados a tragar como palomas hambrientas todo lo que se les dice, y lo peor, propagarla como verdad.



El término en sí, deriva de la película del mismo nombre del año 1944, donde utilizan una táctica insidiosa de atropello emocional para desarmar al ciudadano de su capacidad de análisis. En Colombia ha funcionado a la perfección contra el presidente, porque, aparte de que somos inteligentes por naturaleza, poco nos preocupamos por aprender y, sobre todo, aprender a cuestionar agarrado de lo correcto. Cuando la sociedad cambió los libros por un “reel” o un gracioso vídeo en TikTok, adquirió un gran conocimiento con un centímetro de profundidad. Esto lo ha llevado a creer que en verdad es un ser con un conocimiento superior.


Tomando como referencia a Juan Souverbielle, en su nota: Gaslighting: Cuando la manipulación distorsiona la realidad, quien dice que: “En el contexto del gaslighting, el perpetrador emplea diversas estrategias para inducir dudas en la mente de la víctima, cuestionando su memoria, percepciones y juicio. Esto puede manifestarse a través de la negación sistemática de hechos objetivos, la distorsión de eventos pasados o la inversión de roles, haciendo que la víctima se sienta confundida, insegura e incapaz de confiar en su propia realidad. Es crucial reconocer los signos del “gaslighting”, ya que la conciencia de estas tácticas puede ayudar a las personas a protegerse contra este tipo de manipulación emocional. La prevención y la intervención temprana son fundamentales para contrarrestar los efectos perjudiciales del gaslighting, fomentando la autoafirmación y la confianza en la propia realidad”. Entonces tenemos que, vivimos los tiempos de uno de los métodos de persuasión psicológica que puede, finalmente, llevar a la sociedad toda al caos si no empezamos a defendernos de quienes pretenden manipularnos como ganado de corral, pero también de los estúpidos ya contagiados.



Título original: "“GASLIGHTING”, MÉTODO CON QUE ESTÁN SOCAVANDO AL GOBIERNO DE GUSTAVO PETRO"


Escribe: LUIS MIGUEL ARIZA


283 visualizaciones0 comentarios

留言


bottom of page