top of page

Gaviria presiona para que liberales abandonen la bancada oficialista

La relación entre Gustavo Petro y el Partido Liberal ha tenido sus altibajos. Durante la campaña electoral de 2022 desde ambos lados se tiraron pullas.


El jefe de Estado dijo en diciembre de 2019 que:


“El Partido Liberal se ha convertido en un saloncito de té de la casa de Cesar Gaviria. Este dueño y señor del otrora mayor partido popular de Colombia, impone a su hijo, vinculado a Odebrecht, como su candidato presidencial. ¿Qué harán los liberales progresistas del pueblo?”

La fuerte declaración de Petro se debió, en parte, a que el liberalismo nunca consolidó un candidato propio para las elecciones presidenciales. Algunos apoyaron a Federico Gutiérrez, otros a Sergio Fajardo y tantos más a Rodolfo Hernández o Gustavo Petro.


Una vez los dos últimos pasaron a la segunda vuelta, el jefe de Partido Liberal, Cesar Gaviria, les dio libertad a sus militantes de votar por el candidato de su elección.


Cuando se presumía que el expresidente se iba a sumar al Pacto Histórico decidió quitarle el apoyo a la izquierda política colombiana, luego de un encuentro de palabras con Francia Márquez, en ese entonces, candidata vicepresidencial.

“Siento mucho que el Pacto Histórico piense que su lenguaje incendiario es algo que podamos celebrar los colombianos. Deseo que a nuestro país no le espere ese lenguaje y esa actitud que nos conducirá a más violencia y total confrontación entre sus fuerzas económicas, sociales y políticas”, dijo Gaviria.

Una vez ganó la Presidencia de la República, Gustavo Petro logró una gran coalición en el Congreso de la República, incluido con el Partido Liberal.


Sin embargo, ese apoyo no sería del todo duradero. Según fuentes de la revista Semana en el sector gavirista del Partido Liberal, el más rebelde frente al presidente Gustavo Petro, “viene tomando fuerza la idea de abandonar la coalición de gobierno a partir del segundo semestre del año”.


De acuerdo con lo informado por el medio de comunicación nacional, el partido tradicional está molesto ante la decisión del Gobierno nacional de tramitar de afán las reformas a la salud y pensional, en sesiones extra en el Congreso de la República.


Uno de los argumentos que presentan que es que la reforma a la salud afecta el ahorro de los colombianos y los deja sin EPS. Además, consideran que llegar a octubre siendo coalición, en un año de recesión económica, puede ser un lastre electoral, le dijeron fuentes del Partido Liberal a Semana.


Pero esta no ha sido la única advertencia del Partido Liberal en quitarle el apoyo al Gobierno de Gustavo Petro. En septiembre de 2022, un mes después de asumir la presidencia, el liberalismo insinuó que se declararía en independencia.


La molestia se habría centrado en las designaciones de los ministros de Justicia y Vivienda, que fueron nombrados como parte de la cuota de la colectividad dentro del gabinete ministerial.


Pese a que los ministros Néstor Osuna y Catalina Velasco habrían sido designados a nombre del liberalismo, el partido no sintió esa misma representación en los altos cargos directivos de esas carteras, “en donde están nombrando a personas cercanas al presidente Petro y al Pacto Histórico”, aseguraron algunos congresistas.


Desde que el Pacto Histórico es gobierno, políticos del Partido Liberal se han mostrado en contra de la reforma tributaria y las leyes de la paz total, principales banderas del oficialismo.


Hay que señalar que el apoyo de los liberales es clave para Gustavo Petro, porque tienen 14 senadores y 32 representantes a la Cámara y, sin ellos, será difícil conseguir las mayorías que necesita en el Congreso de la República.


Fuente: INFOBAE

4 visualizaciones0 comentarios
bottom of page