top of page

Gobernador, ¿y los proyectos estratégicos de Risaralda qué?


Escribe: ALEJANDRO GARCÍA RÍOS*


El 2023 es un año decisivo para los proyectos estratégicos de Risaralda. Estamos a ocho meses de que los mandatarios regionales terminen su periodo y, por lo tanto, en una carrera contra el tiempo para materializar las iniciativas claves de desarrollo económico y competitividad de nuestro departamento. Lastimosamente la gestión del gobernador, Víctor Manuel Tamayo, deja al menos tres de estos proyectos en un limbo, lo que es preocupante.


Empecemos por una de de las obras de infraestructura más importante de las últimas décadas para Risaralda, la cual, además, beneficiará a cerca de cuatro millones de personas de los departamentos de Risaralda, Caldas, Quindío, Chocó, Tolima y Valle del Cauca: el Hospital de IV Nivel.


En 2021 el Gobierno Nacional se comprometió a aportar un total de 600.000 millones de pesos para el proyecto, divididos en 3 desembolsos anuales de 200.000 millones en 2022, 2023 y 2024 respectivamente. De acuerdo con el cronograma, el año pasado desde la Nación se desembolsaron los primeros 200.000 millones para que la Gobernación sacara a licitación las respectivas obras. Sin embargo, al día de hoy solo se han adjudicado 48.000 millones de los 120.000 millones, equivalentes al 60%, que eran necesarios que se ejecutaran para autorizar el segundo desembolso de 200.000 millones en el 2023, de acuerdo con los requerimientos estipulados en el convenio marco entre el Gobierno y la Gobernación de Risaralda.


Esto podría ser subsanable si existiera un cronograma para las obras. Sin embargo, esto no es posible porque desde agosto del 2022 los contratos de diseño del proyecto y de interventoría están suspendidos por un conflicto de conceptos técnicos que la Gobernación no ha sabido cómo dirimir. Conclusión, Risaralda a estas alturas no tiene definidos ni autorizados los diseños del proyecto y por lo tanto los 200.000 millones correspondientes al 2023, que ya reposan en las cuentas del Ministerio de Salud listos para ser girados, tendrán que esperar y tal vez se diluyan en las complejidades del Estado que castiga el desorden en la planeación presupuestal.


Mi pregunta para el gobernador es ¿qué medidas ha tomado su despacho para dirimir las diferencias técnicas entre los contratistas y así levantar la suspensión del contrato de diseño que ya lleva 7 meses parado? ¿Qué acciones han adelantado para que no se pierdan los 200.000 millones que ya están listos para ser desembolsados pero que no se han podido autorizar por la falta de ejecución de los primeros 200.000? ¿Van a cumplir con el cronograma del CONPES 4038 de 2021 y el CONFIS?


Pero si por el hospital llueve, en el Programa Vías del Samán no escampa. De este proyecto dependen obras de infraestructura vial tan importantes para la región como la doble calzada de Cerritos – La Virginia y La Romelia – El Pollo y, nuevamente, decisiones de la Gobernación lo dejan sin horizonte claro.


Este programa, que está proyectado para desarrollar 7 tramos de vías distribuidos entre los departamentos de Risaralda y Valle del Cauca, en un lapso de 4 años a partir de 2021, con recursos del peaje de Cerritos II, tenía contemplada una inversión inicial estimada en 1.2 billones de pesos. Cuando vamos a ver los avances a dos años del inicio del convenio que firmó la Gobernación con INVIAS y Findeter para este fin, estos son mínimos y esto tiene una explicación: no se han conseguido la plata. Entonces le pregunto al Gobernador, ¿teniendo en cuenta las dificultades que los aliados han tenido para la financiación de estas obras qué hacemos? ¿Se quedó Risaralda estos años de recaudo de peaje sin la construcción de estas dos importantes vías? Estamos hablando de un proyecto clave para la movilidad, competitividad y desarrollo del departamento.


Por estas y otras inquietudes sobre Vías del Sáman estamos promoviendo un debate de control político en la comisión VI de la Cámara de Representantes con el Ministro de Transporte, el INVIAS y Findeter. Buscamos tener claridad sobre cómo se van a usar los recursos de los ciudadanos que diariamente transitan por estas vías del departamento y pagan el peaje, queremos saber en qué se han gastado los recursos recaudados, cómo se van a priorizar las vías y conocer el panorama real de este proyecto fundamental para el departamento. Por el bien de la región, esperamos que la decisión del Gobernador de Risaralda de no concesionar el peaje para que un privado desarrollara la doble calzada Cerritos - La Virginia haya sido el mejor camino para construir estas vías tan importantes para Risaralda.


No quisiera terminar este espacio sin preguntarle al Señor gobernador por otros proyectos estratégicos de los cuales no hemos tenido noticia los risaraldenses ¿Cuál fue el avance de la PLEC durante su gobierno? ¿Se ha presentado el proyecto SENA PLEC a regalías? ¿Cuál ha sido el avance en el CIBI de Dosquebradas? Y ¿Cómo va la construcción de los escenarios deportivos que Risaralda debe tener listos para los XXII Juegos Nacionales y VI Juegos Paranacionales que se celebrarán en noviembre de 2023? Ya la Contraloría General de la República emitió una alerta en la que advirtió que los retrasos que se están presentando en las obras de infraestructura deportiva pueden afectar la realización de las justas deportivas.


No nos equivoquemos, el Gobierno Petro lleva 7 meses de mandato, lo mismo que lleva suspendido los diseños del Hospital. Es evidente que los retrasos en las iniciativas estratégicas de Risaralda recaen en la falta de eficiencia, capacidad y voluntad política de nuestros gobernantes locales, ¿o creen que el Gobierno Nacional va a desembolsar los 200.000 millones de este año en caso de no cumplir con la ejecución del 60% de los recursos del Hospital de IV nivel del año pasado?


Los gobernantes territoriales son los responsables de diseñar, formular, gestionar, y ejecutar de forma eficiente y transparente estos proyectos fundamentales para el desarrollo competitivo y económico de nuestra región. Es frustrante llegar a escenarios nacionales a gestionar recursos para los proyectos y darse cuenta que en el territorio no lo estamos haciendo bien. Que por la ineficiencia de la gestión local se estén perdiendo los recursos nacionales que se destinan para nuestro departamento, recursos que requieren de mucha gestión política para poderlos conseguir.


Mientras tanto, desde el Congreso de la República, los integrantes del Bloque Parlamentario de Risaralda y la Comisión del Eje seguiremos trabajando para que los proyectos estratégicos que quedaron por fuera del Plan Nacional de Desarrollo 2022-2026, como la agenda de paz, el Parque San Mateo, programas de salud mental, infraestructura e inversión educativa, actualización del mapa de zonificación de amenaza volcánica y monitoreo para la Región Eje Cafetero, y Plan de Manejo y Conservación del Parque Nacional Natural Los Nevados, entre otros, queden incorporados en el texto final del proyecto que debe ser aprobado a más tardar en mayo de este año.


Haremos una próxima entrega sobre la Alcaldía de Pereira.”












*Dirigente político risaraldense. Representante por Alianza Verde.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page