top of page

Importancia de que el Estado pida perdón por crímenes de lesa humanidad


En un acto público en la Plaza de Bolívar de Bogotá, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, emitió un pedido de perdón a las madres de las víctimas de ejecuciones extrajudiciales ocurridas en los años 2004-2008
en Soacha y Bogotá.

En el evento, Petro reconoció la responsabilidad del Estado colombiano en estos asesinatos, cometidos por miembros del Ejército Nacional. Esta admisión se basó en decisiones judiciales que ordenaron llevar a cabo un acto público de perdón y reconocimiento de responsabilidad por estos crímenes.


Las ejecuciones extrajudiciales, conocidas como “falsos positivos”, se refieren a casos en los cuales miembros de las fuerzas armadas presentaron a civiles asesinados como combatientes enemigos abatidos en combate, en un esfuerzo por mostrar resultados en la lucha contra grupos armados ilegales. En este contexto, 19 jóvenes residentes en Soacha y Bogotá perdieron la vida injustamente.


Durante su intervención, el presidente Petro se dirigió a las madres de las víctimas, destacando su importancia como figuras representativas de la maternidad en Colombia. Afirmó que esperaba que la sangre de sus hijos contribuyera al crecimiento y desarrollo de una Colombia próspera y pacífica en el futuro. Además, enfatizó que este reconocimiento no buscaba venganza, sino revelar la verdad detrás de estos crímenes y sentar las bases para la reconstrucción de la sociedad colombiana.


Las revelaciones sobre estos trágicos sucesos provienen de la Sala de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), que estableció que al menos 6,402 colombianos fueron víctimas de estas prácticas ilegales entre 2002 y 2008. Esta investigación reveló que el 66% de las víctimas se concentró en varias regiones del país, incluyendo Antioquia, Meta, Caquetá, Cesar, Norte de Santander, Tolima, Huila, Casanare, La Guajira y Cauca.


El presidente Petro también subrayó la importancia de enfrentar la verdad y dejar atrás la oscuridad en busca de una sociedad basada en los valores de la democracia y la constitución. Se preguntó sobre el papel de la paz en la sociedad colombiana y reafirmó el compromiso de su gobierno en la búsqueda de la verdad y la reconciliación.


Este acto de perdón, ordenado por decisiones judiciales, es un paso significativo en el proceso de esclarecimiento de la verdad y la búsqueda de la reconciliación en Colombia. Estos eventos históricos continúan marcando la compleja relación entre el Estado y los derechos humanos en el país, así como la importancia de la justicia y la rendición de cuentas en la construcción de un futuro más pacífico y equitativo.



Fuente: CUARTO DE HORA

1 visualización0 comentarios

Comentarios


bottom of page