Júbilo por graduación de María Angélica Morales Amador


La familia de la joven María Angélica Morales Amador, de apenas 27 años de edad, tiene un verdadero motivo de celebración y como quien dice, "tirar la casa por la ventana".


El mayor orgullo de su señora madre, Lina María Amador Borré, asistirá este sábado a partir de las 3 de la tarde a su ceremonia de graduación.


No es para menos. Aprobó todas las asignaturas en la Universidad CONFENALCO de la ciudad de Cartagena de Indias, donde reside, para graduarse con el título de ingeniera industrial.


Cabe destacar que dicha profesión no sólo es muy requerida en el país, sino en el caso de hacer los cursos complementarios incluso la acreditan para realizar una carrera en la docencia, entre otras áreas de trabajo.


Esfuerzo


Madre e hija, bellas y hermosas, cualquiera que las ve, incluso, podría asegurar son hermanas.


Sin demeritar las excelentes cualidades de María Angélica para las matemáticas o las ciencias exactas en general, su disciplina y constancia, una gran parte de la responsabilidad por tan notable logro se debe a su progenitora.


Quienes conocieron o conocen a Lina, no sólo reconocen su carácter piadoso, bondad y enorme avocación al trabajo, sino de las carencias así como el enorme sacrificio de para sacar adelante el hogar, quitándole horas al descanso, renunciando quizás a la posibilidad de rehacer su vida al ser todavía muy joven al anteponer los deberes de madre a los naturales de mujer, lo cual es una clara muestra de la grandeza ético - moral de esta singular persona incomparable, capaz de brindarse de manera incondicional donde la mayoría prefiere anteponer lo propio.


Felicitaciones


Al conocer la novedad, el director general de Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA, Carlos Alberto Ricchetti, celebró el grado de María Angélica.


"No tuve la oportunidad de conocer mucho a la joven. Cuando conocí a Lina María en una actividad en común en la ciudad de Pereira donde coincidimos, posiblemente la haya visto poco pero conozco su desempeño al estar en permanente contacto con la mamá", señaló.


El periodista argentino exaltó la estrecha relación, la confidencialidad y la amistad entre las dos mujeres, independiente del parentezco.


"Después del retorno de la familia a la región costeña, de alguna manera siempre nos mantuvimos muy unidos, pendientes de nuestros respectivos quehaceres. Al elogiar a la hija, a la vez me enviaba videos de las dos bailando y sin apelar al lema partidario, unidas como debe ser", afirmó.


Ricchetti quiso concluir destacando las virtudes de quien calificó como "su gran amiga del alma y del corazón".


"Fue un privilegio para mi dar con una persona de los quilates de Lina María, aunque conservo una sensación agridulce: Nunca pudimos tomar siquiera un tinto, porque siempre que la encontraba, estaba trabajando, yendo en dirección a cumplir con sus obligaciones. Gente como ella, igual a la niña de sus ojos, son de las imprescindibles, las incondicionales, las difíciles de encontrar aunque se dice entén por todas partes. Y ahora que Lina María cumplirá con el sueño de ver a María Angélica descender del escenario con el ansiado diploma, espero se de más tiempo a sí misma en todos los órdenes. Debido a su generosidad, esfuerzo incansable, si alguien merece descansar más, ser feliz en la vida, es ella por ser la mejor de todas", sentenció.


Fuente: DIARIO EL POLITICÓN DE RISARALDA

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo