Llaman a Diego Molano a declarar por masacre de militares en el Putumayo


Congresistas actuales y electos de la oposición reaccionaron a las recientes revelaciones sobre la acción militar en el municipio de Puerto Leguízamo en la que murieron civiles, y que el Ministerio de Defensa presentó como un golpe a las disidencias de las Farc.


El 28 de marzo se llevó a cabo un supuesto operativo en la vereda Alto Remanso, ubicada en el municipio de Puerto Leguízamo, en Putumayo. Desde el primer momento que se dieron a conocer los “resultados” de dicho operativo, las suspicacias sobre el hecho salieron a flote. Precisamente, en un trabajo investigativo de El Espectador, Cambio y Vorágine sobre las anomalías que se presentaron, confirmaron lo que instituciones y organizaciones de derechos humanos calificaron como una operación irregular en la que murieron civiles.


Desde el primer momento, el Ministerio de Defensa anunció todo como un ataque contra las disidencias de las Farc, sin embargo, los hallazgos del equipo periodístico que unió fuerzas para encontrar la verdad sobre el hecho, coincidió con los distintos testimonios que ya se habían escuchado: entre las bajas si había civiles desarmados que fueron presentados como combatientes.


Por supuesto, los testimonios y demostraciones sobre el malogrado operativo militar, el silencio de la cúpula del Ejército y el Ministerio de Defensa, llevó a senadores de diferentes partidos de oposición a plantear la necesidad de que el ministro Diego Molano acuda a la plenaria de la corporación. Toda con el objetivo, de que Molano explique como el operativo que tenía como objetivo dar con el paradero de “Bruno”, líder de una facción de la disidencia de las Farc denominada Comandos de la Frontera, derivó en una masacre en la que fueron asesinados el presidente de la junta de acción comunal de la vereda, Divier Hernández; su esposa, Ana María Sarria; el gobernador indígena Pablo Panduro Coquinche, y un menor de edad.


Una de las primeras voces en solicitar el control al ministro Molano fue la del senador Antonio Sanguino (Alianza Verde), quien además pidió la renuncia del funcionario. “El Ministro Molano debe renunciar ante la evidencia del asesinato de civiles en la operación militar en Putumayo”, dijo el congresista, quien además cuestionó si este se trataba de un nuevo caso de falsos positivos.


También el senador del Pacto Histórico, Cesar Pachón, quien preguntó si “¿Ya salieron a pedir perdón los congresistas que defendieron a Molano y votaron en contra de la moción de censura?”.

Además de la representante Katherine Miranda, quien anticipó que no se descarta incluso una nueva petición de moción de censura contra Molano, por lo que tildó como una “masacre perpetrada por el Ejército”.


De acuerdo con Miranda, las irregularidades constatadas hacen necesario que no solo la oposición, sino todos los sectores políticos se unan para pedirle cuentas al ministro de Defensa y a los altos mandos del Ejército.



Fuente: VOCES

2 visualizaciones0 comentarios