top of page

Más señalamientos contra Juliana Enciso, los Mehreg y campaña liberal


La candidata a la Gobernación de Risaralda, Juliana Enciso, cuenta con una empresa familiar que ha suscrito al menos $10.000 millones en contratación pública en el rubro de la salud, entre otros. Los Enciso llegaron al poder de la mano de Habib Merheg desde 2002.

“Maya es más” era el jingle que remataba el video publicitario. En pantalla, la entonces candidata a la Asamblea de Risaralda, Claudia Juliana Enciso, invitaba a votar por ella y por el candidato liberal Carlos Alberto Maya a la Alcaldía de Pereira en octubre de 2019. Una tripleta que formaban junto a Diego Naranjo para la Gobernación de Risaralda. No era sorpresa.


El candidato era la ficha del entonces alcalde Juan Pablo Gallo (2016-2019) que obedecía al cacique liberal, el expresidente César Gaviria. Maya llegó al cargo también con el apoyo del senador Samy Merheg, cuñado de Enciso, con quien asistió a varios eventos de campaña y a la inscripción de su candidatura, como registró La Silla Vacía en julio de 2019.


En paralelo, Enciso recibió $45 millones en aportes a través de su padre Alfonso Encizo, su madre Emma Montes y su hermano Leonardo, quienes han integrado la compañía familiar. Entonces, su exsuegro Badih Merheg también le donó $20 millones.

La alianza Merheg-Gaviria se habría sellado cuando la empresa de la familia de la hoy candidata a la Gobernación, Enciso Ltda, empezó a aceitar la maquinaria y recibió el doble de recursos públicos respecto a la administración anterior. Esto, de acuerdo con el recabo que hizo Cuestión Pública de 18 contratos entre 2020 y 2023 que suman $1.291 millones, visibles en el Sistema Electrónico de Contratación Pública (Secop).


Dentro de esos, hay tres para hacerle frente a la emergencia sanitaria. Los negocios públicos celebrados con el sector salud —que el clan Merheg habría negociado en esa campaña—, y entidades adscritas a la alcaldía para la venta de suministros de protección personal e industrial, también se suscribieron en la administración de Juan Pablo Gallo.

Al que le caiga el guante, que se lo ponga A finales de abril de 2020, cuando Colombia recién registraba 448 personas fallecidas por Covid-19, seis de ellas en Risaralda, Enciso Ltda. suscribió tres contratos por $31 millones para proveer insumos médicos al Aeropuerto Internacional Matecaña y caretas odontológicas para la ESE Salud Pereira.


Leonardo Enciso, hermano de Juliana Enciso, fue quien firmó esos procesos como representante legal de la compañía. El mismo que en junio de 2019 asistía a los eventos de campaña de Carlos Maya junto a ella y el senador Samy Merheg, mientras la apoyaba en sus redes sociales para llegar a la Asamblea de Risaralda con el hashtag #ElGalloEsMaya.


Los liberales estarían divididos y una parte apoyaría a Claudia Juliana Enciso para la Gobernación.

“Juan Pablo Gallo dejó la alcaldía con una favorabilidad superior al 60 % (…) y quería poner a Carlos Maya como alcalde. Uno de los acuerdos [con la familia Merheg] fue entregarles la ESE Salud [de Pereira]”, le dijo a Cuestión Pública Hernán Darío Duque, periodista de la región, sobre las alianzas que se tejieron entre esas casas políticas para las elecciones territoriales.


Juan Pablo Gallo y Samy Merheg ya habían hecho dupla para que el liberal llegara a la Alcaldía en 2016 y la fórmula se repitió para la candidatura de Maya, como registró La Silla Vacía en julio de 2019. Incluso el senador conservador salió en defensa de Gallo en 2017 ante una investigación del Tribunal Contencioso Administrativo de Risaralda, que declaró pérdida de investidura contra Gallo en septiembre de ese año por un conflicto de intereses en el que habría incurrido mientras era concejal de esa ciudad.

En la investigación Kontacto, la nueva máquina electoral de hacer votos, Cuestión Pública encontró que en la Alcaldía de Juan Pablo Gallo se creó una aplicación web irregular para capturar votantes a través del aparente robo de datos ciudadanos. Quien habría comenzado a usar la modalidad de acopio de votos sería Samy Merheg, excuñado de Juliana Enciso, durante su candidatura al Senado en 2018.

Carlos Alfredo Crosthwaite, exconcejal y entonces candidato a la Alcaldía de Pereira por el Polo, dijo a Cuestión Pública que en plena campaña una persona que trabajaba en el Hospital San Jorge lo buscó y le comentó molesta que tenía que meter gente en una App: “Yo soy de Samy Merheg y trabajo en el hospital San Jorge de Pereira, todos estamos en la misma”.


Cuestión Pública encontró que entre 2016 y 2022, durante las administraciones de Gallo y Maya, Enciso Ltda. suscribió 11 contratos con varias entidades del sector de la salud en Pereira por $235 millones para suministrar elementos médicos. Esto incluye al Hospital Universitario San Jorge, la ESE Salud Pereira, la Regional de Aseguramiento de Salud y la Unidad Prestadora de Salud de Risaralda.

Una vez ambos candidatos ganaron, fueron más… contratos y el doble de los recursos públicos que obtuvo la familia de Enciso.

Por fuera de los contratos de salud, y por suministros propios de pandemia, Enciso Ltda. fue seleccionada para ofrecer elementos de protección y seguridad industrial a los trabajadores de la Alcaldía de Pereira y la Unidad Administrativa Especial Cuerpo Oficial de Bomberos, el 29 de noviembre de 2021. El contrato de $641 millones, uno de los de mayor valor otorgados a esta empresa, según registra Secop, tuvo un mes de duración.


El proceso fue aprobado por Mónica Patricia Botero Montoya, en calidad de Secretaria del Despacho del alcalde Carlos Maya. La funcionaria fue imputada en junio de 2020 por la Fiscalía, por peculado por apropiación y falsedad en documento público por sobrecostos de mercados para la población más vulnerable en medio de la emergencia sanitaria por $96 millones, según informó Caracol Radio. El proceso se encuentra en etapa de juicio.

Negocio de familia Enciso Ltda. fue constituida el 30 de septiembre de 1999 por Alfonso Encizo y Emma Montes, padres de la hoy candidata a la gobernación, con un capital de $20 millones. Para el 4 de octubre de ese año, Juliana Enciso figuraba como socia, según la Cámara de Comercio de Dosquebradas Sin embargo, la empresa le dijo a Cuestión Pública que la candidata “nunca [se] ha registrado en su libro de socios”, pese a los documentos suministrados y que para dicha reunión asistió como vocera de la junta.

Finalizando ya el primer periodo legislativo de Habib Merheg (2002-2006), la empresa obtuvo su primer contrato con la Fiscalía General de la Nación por $12 millones para la venta de batas de laboratorio y guantes quirúrgicos en 2005. Un año después, la comercializadora contaba con un patrimonio de $381 millones.

El mayor de los Merheg había llegado al Senado en 2002 sin ninguna trayectoria política. De hecho, su mayor votación provino de zonas de fuerte influencia paramilitar como Tumaco y Nariño. Con esa misma plataforma habría lanzado a Enciso a la Asamblea de Risaralda en 2007, por primera vez, sin experiencia en cargos públicos y estaba en la universidad, según el medio La Cola de La Rata. Para entonces, la pareja tuvo su primer hijo.

“Antes de que existiera esa unión —de Juliana Enciso con Habib Merheg—, el negocio de Alfonso Encizo, era un establecimiento pequeño con alcance local. La empresa comenzó a crecer y ya tiene varias sucursales en el país”, nos dijo uno de los proponentes que concursó contra Enciso Ltda. en Risaralda y pidió mantener su nombre en reserva por seguridad. Mientras ella estuvo en el cargo (2008 y 2011), la compañía suscribió siete contratos en el departamento por $235 millones.


Para entonces, Habib Merheg ya había renunciado al Congreso y era investigado por parapolítica por la Corte Suprema de Justicia. En 2013 huyó a El Líbano, tras la orden de captura que profirió el alto tribunal en su contra, y regresó a Colombia seis años después para someterse a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Según nos informaron de la oficina de prensa del alto tribunal, el excongresista aún no cuenta con las piezas procesales suficientes para decidir su sometimiento.

Claudia Juliana Enciso también recibió una donación de $20 millones de su suegro Badih Merheg.

En medio de los líos jurídicos de su hermano Samy, el menor del clan asumió el relevo político, quien llegó al Senado en 2010 con el aval del Partido Conservador, y repitió curul en 2018 y 2022. Ese último año fue denunciado por Carolina Giraldo, representante de la Alianza Verde, por presuntos vínculos con el Clan del Golfo.

Las conexiones, reseñadas por Cuestión Pública, vendría del lado de Wilfredo Tabares y Wuilson Hoyos, dos “amigos” que hicieron parte de su campaña al Congreso en 2018 y son socios de Jhon Fredy Zapata, alias Messi, presunto narcotraficante del Clan del Golfo. El equipo de Giraldo le dijo a Cuestión Pública que tras la radicación de la denuncia el caso no ha tenido novedades.


Con el regreso de Habib Merheg al país en 2019, que coincide con el año en que Claudia Juliana Enciso quedó elegida diputada de Risaralda, la empresa Enciso Ltda. suscribió 51 contratos en el departamento por $1.787 millones, con entidades como la Gobernación, la Alcaldía de Pereira, la Policía Metropolitana, el Parque de Flora y Fauna y la empresa ESE Salud Pereira. El dominio de la megacontratista en el Eje Cafetero se extiende a Caldas con 277 procesos adjudicados en ese departamento, el que más ha contratado con la empresa, según registra Secop.

Leonardo y Alfonso Encizo haciendo campaña para Juliana Enciso con sus trabajadores en septiembre de 2019. Crédito: Instagram de Leonardo Enciso.

Para estas elecciones a la Gobernación, la candidata contrató a Enciso Ltda. por $50 millones para la dotación de su campaña, según consignó en Cuentas Claras el pasado 15 de septiembre, que por todos los lados se ha visto beneficiada. Claudia Juliana Enciso cuenta con el aval del movimiento Podemos y el Partido Conservador, la casa política del clan Merheg. Sin embargo, el gran ausente en los eventos públicos y la publicidad de sus redes sociales ha sido Habib Merheg.


«Hubo un momento en el que dijeron que se separaron, pero más allá de eso, es la misma estructura política y la misma cartera —el partido Conservador—«, dijo la representante Giraldo a Cuestión Pública.

Este medio intentó contactar a la candidata, al alcalde de Pereira, Carlos Alberto Maya, a los senadores Samy Merheg y a Juan Pablo Gallo para conocer su versión. Al cierre de esta investigación no recibimos sus respuestas. En caso de hacerlo serán incluidas.


Fuente: CUESTIÓN PÚBLICA

114 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page