Manual para manejar a los políticos (Parte 2), por ZAHUR KLEMATH


Escribe: ZAHUR KLEMATH ZAPATA*

zkz@zahurk.com

Los manuales por lo general son pequeños folletos que instruyen al lector de cómo armar o manejar una máquina. En este caso la situación es más complicada porque a lo que se va a tratar de operar son seres vivientes con sus vicios y costumbres nacidas de su quehacer diario.

Un político es una especie de líder nato o creado a fuerza de repetir la misma historia, con la habilidad de convencer a sus interlocutores a través de la palabra o sus acciones. Ellos fueron muy buenos en el pasado porque la capacidad cognoscitiva de los seres humanos era muy limitada. Hoy por razones de evolución y conocimiento esas habilidades están en todas partes y solo los que están en la retaguardia son los mejores pupilos para estos personajes.

La sociedad de avanzada sabe sobre sus poderes naturales y su empoderamiento pero al no ser una gran mayoría deja que las aguas corran bajo el puente y así ir ganando terreno con el correr del tiempo. De esta forma dejan que los inexpertos manejen a los políticos y éstos vivan de ellos hasta que un día entienden el verdadero sentido de la vida y es cuando les quitan el piso en que viven estos malabaristas de la palabra y del engaño.

Si observamos la abstención y los votos en blanco podemos deducir que algo se está cocinando en una sociedad silenciosa y que al final va a ganar la guerra.

Uno de los primeros pasos es comenzar a desmontar el poder que estos tienen frente a la sociedad y el establecimiento. No es pelear como bárbaros o criminales. Esto conlleva a crear heridas innecesarias que jamás se curan y todo se estanca entre negociaciones tratando de reparar el daño.

Cuando las fuerzas del intelecto se juntan, no hay poder que las pueda disolver porque ellas por si van creando su propio cauce como los ríos su madre.

Cuando el voto en blanco se va empoderando, éste por sí solo va creando una fuerza que permite ir eliminando políticos y maquinaria que mantienen a la sociedad oprimida y esclava de quienes ostentan el poder. A su vez van eliminando la democracia que es quien fomenta la corrupción porque sin ella dejaría de existir.

Cuando se avanza en este primer tramo y se logra ganar elecciones hay que establecer unas reglas claras para que no se pierdan los votos y es que si el voto en blanco gana, el número de personas que puedan ser elegidas por esa votación sean restadas del congreso existente y así aminora la carga de empleados que la sociedad tiene que sostener en el congreso.

Seguiremos explicando cómo se hace una manual para manejar a los políticos.










*Poeta y filósofo estadounidense de origen colombiano. SEO de Diario EL IMPARCIAL y del portal NOTICIAS 5

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo