Manuel para manejar a los políticos, por ZAHUR KLEMATH


Escribe: ZAHUR KLEMATH ZAPATA*


Cada profesión tiene su propio manual como sus permisos y licencias. La política no estaría exenta de estos manuales. Nicolás Maquiavelo hizo su propio manual en el siglo XV, “El Príncipe” que ha sido una guía para conducirse en el mundo social y político. Pero para la vida política colombiana se manejan otros manuales muy ajenos y son más de tipo personal que el de los italianos, rusos, griegos o anglosajones.

La falta de conocimiento de la historia y la precariedad de conocimientos en estas materias hacen que no exista un manual específico que sirva de guía para quienes están incursionando en la política colombiana. Esto se puede notar en lo que ha pasado en las décadas que se lleva haciendo política en Colombia.

Simón Bolívar sufrió todo tipo de atropellos porque él a su vez no estableció unas reglas del juego y prefirió exiliarse que continuar una lucha que no llevaría a nada al final.

Los muertos que se han colocado son muchos previa las elecciones en un desorden que parece sistemático pero ha sido una serie de crímenes en los que están involucrados intereses económicos y saldo de cuentas.

Ahora en esta recta en que se está moviendo la política se puede percibir que son muchas las organizaciones que están enfrentadas y tratan de unirse para poder ganar unas elecciones en un país polarizado donde todavía no hay una organización política que reúna todos los criterios ideológicos para demarcar su posición contraria a otra organización que pretende manejar esa otra parte del pensamiento humano.

Los políticos de hoy son estudiantes manipulados por intereses económicos de quienes ponen el respaldo en todas las formas y que luego cobran con todo tipo de contratos. Aquí la única participación del pueblo es votando y eligiendo a ciegas a quienes los magos de la publicidad les indican.

El pueblo apenas está aprendiendo a elegir y rechazar candidatos y el voto en blanco es el único poder que tiene para controlar lo que a futuro se viene. Todavía no se ha establecido un manual que guíe a los electores como tomar decisiones correctas en relación a quienes se presentan para las elecciones. Los políticos se están aprovechando de la ignorancia y la falta de empoderamiento de los ciudadanos y por eso cometen todo tipo de atropellos con quienes los eligen.

El poder está en los electores y no en los políticos y el voto es el que determina quién será el que realmente lo va a representar frente al establecimiento.


*Poeta y filósofo estadounidense de origen colombiano. SEO de Diario EL IMPARCIAL y del portal NOTICIAS 5

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo