top of page

Manuel Rojas Hurtado, con el corazón en los dosquebradenses



El reconocido líder cívico y político nunca olvidó sus orígenes. A pesar de residir en otro sector del "Municipio Industrial" hace años, desde el año 2008 viene organizando y asistiendo de manera ininterrumpida a la entrega de presentes de Navidad y Año Nuevo para los niños.


Escribe: CARLOS ALBERTO RICCHETTI*


Durante el pasado 24 de diciembre, con el apoyo de "amigos de toda la vida", según sus propias palabras, este ingeniero eléctrico de profesión visitó el barrio El Campestre A Parte Alta, donde vivió casi tres décadas con su familia e insiste en asegurar que de allí "no se fue nunca".


Las veracidad de las palabras del dirigente tienen cientos de testigos. No es de extrañar verlo departir con los residentes, quienes le guardan permanente respeto y admiración.


"Tengo lazos de amistad y de eterno agradecimiento con estas personas que me impulsaron desde siempre no sólo en la política, sino en distintos emprendimientos pero ante todo, me premiaron con su apoyo humano incalculable e incondicional, dándome lo mejor de sí mismos tanto a través de sus consejos como del acompañamiento dispensado", aseguró.


Cero política


Rojas Hurtado calificó de "tradición" este compromiso de 15 años de vida, para fortalecer lazos de amor con los cuales nunca le dieron la espalda.


"La política siempre es importante, en especial hoy por la crisis que vive el municipio de Dosquebradas. Pero antes soy una persona de profundas convicciones, con un alto sentido de reciprocidad. Me debo a mis semejantes y por esa razón tuve el privilegio de dedicarme a la función pública. No al revés", explicó a Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA durante el evento.


En ese sentido, sigue siendo fiel al apoyo brindado a la comunidad dentro o fuera de la administración, recibiendo a los sectores más sensibles de la ciudadanía para solucionar distintos inconvenientes derivados de la cotidianidad, pendiente de las inquietudes de todos y de cada uno.


"Al menos en mi caso, no hago nada que no sienta dentro del corazón. Ir a buscar votos, es pura politiquería barata. Además, la gente se da cuenta. Sin amor, es imposible interpretar las necesidades, el pensamiento, el sentir de nuestros conciudadanos. La política es circunstancial y debe ser realizada para satisfacer estas demandas, orientadas al bien común. En cambio, la amistad, el sentimiento, es permanente, porque de allí parte todo el resto", sentenció.












*Periodista, escritor, poeta, actor y cantautor. Director general de Diario EL POLITICÓN DE RISARALDA y de su suplemento, ARCÓN CULTURAL. Intregrante del CIRCULO DE POETAS 

IGNOTOS.

 








 










9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page