Me comprometo; ¿y usted?



Escribe: JUAN CARLOS VALENCIA MONTOYA*


Estamos en la recta final de esta campaña presidencial que logró dividir a Colombia, reunificarla no será tarea fácil y le corresponderá al nuevo gobierno trabajar en ello; aunque también todos deberemos poner de nuestra parte.


Los lectores no me dejaran mentir, en nuestras familias existen posiciones distintas, que no es malo, lo incomodo es la forma de discutir las diferencias; hay hogares donde es tan fuerte la discusión que es prohibido hablar de política, incluso en el chat de la familia. Una amiga que yo aprecio me escribió esta semana defendiendo su voto en blanco e indicándome que mejor no volviéramos a hablar hasta después del 19 de junio.


Esta campaña logró lo que empezó el paro nacional, que los colombianos no encontremos en el diálogo la forma más correcta de ponernos de acuerdo. Para terminar, la agresividad de las redes sociales, orientada por las reconocidas bodegas le han puesto un nuevo nivel a la discusión de ideas; como decía el Senador Roy Barreras en un video que filtraron, dejen correr su imaginación, no importa lo que sea, multipliquen el mensaje con el fin de dañar la imagen del contrario.


Desde esta columna agradezco a los contrarios que han permitido la sana discusión, democracia es entender que todos no tenemos que estar de acuerdo, pero al tiempo aceptar un método para encontrar el punto de encuentro.


La verdad, entiendo a quienes sienten que en las dos propuestas presidenciales no encuentran con cuál identificarse, quienes sostienen que Rodolfo Hernández es un ser impredecible y que es todo menos un hombre con quien se pueda dialogar, los colombianos sabemos poco de él, conocemos su imagen de alcalde de Bucaramanga, que entre otras, entregó con un superávit y un nivel de aceptación importante de su gobierno, pero unido a ello, conocemos un video donde agredió a un concejal de la oposición y una demanda que tiene por un documento que su hijo firmó ante notaria y que está en proceso.


La contraparte experta en manipular videos, en usar las bodegas de sus redes sociales para calumniar unido a un Rodolfo con el botón de encendido para las discusiones, nos han “enseñado” un personaje con el que muchos hombres y mujeres no coinciden pero que ultimas no conocen.

Hemos sostenido que el voto en blanco no tiene ninguna funcionalidad en esta elección, porque sin importar el porcentaje que represente, una de las dos opciones será nuestro próximo Presidente. Reitero, mi voto será por RODOLFO HERNÁNDEZ, porque si bien no tengo gran conocimiento de su personalidad, yo creo en la institucionalidad, en una Colombia que se niega a parar y que, en medio de esta pandemia, de la guerra en Ucrania, de la polarización, este año crecerá un 6%; por encima de Brasil y México. Creo que es mejor tener dudas frente al viejo que la certeza del gobierno que representa el otro candidato, por sus compañías, porque si para ganar ‘todo vale’ no me imagino su actuación como gobernante, porque entiendo que las recetas económicas que nos ofrecen ya fueron probadas con resultados negativos en otros países.


Pero debemos estar dispuestos a pasar la página, invito a todos los que tenemos un liderazgo a aceptar los resultados de la segunda vuelta, sin importar el ganador, este país no merece la suerte de volver a ser incendiado porque el resultado no es el que la persona esperaba, enviemos un mensaje de madurez como país y como democracia. Yo me comprometo, ¿y Usted?











*Economista. Ex concejal, diputado y funcionario público. Presidente departamental del Partido Social de la Unidad Nacional.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo