top of page

Mientras Uribe encubrió a sus hijos, Petro puso al suyo en manos de la justicia

El presidente Gustavo Petro no pasó por alto la captura de su hijo Nicolás Petro Burgos y su exesposa Day Vásquez, por lo que aseguró que no intervendrá en decisiones derivadas de la Fiscalía General de la Nación en este caso.


Como era de esperarse sus declaraciones no pasaron desapercibidas y muchos la han comparado con la reacción del expresidente Álvaro Uribe Vélez cuando su primo Mario Uribe Escobar fue capturado por parapolítica y cuandos sus hijos Tomás y Jerónimo fueron salpicados por actos de corrupción.


La reacción de Petro fue más democrática que la de Uribe por sus hijos.


El presidente Petro pidió que la misma Fiscalía investigue


Cabe recordar que en su momento se organizó un complot contra la Corte Suprema de Justicia en el que salió a relucir el primo del expresidente Álvaro Uribe Vélez. En 2007, la Corte avanzaba en sus investigaciones sobre la parapolítica y el nombre de Mario Uribe Escobar apareció en reiteradas ocasiones en las indagaciones.


La Corte lo llamó a indagatoria, pero con el objetivo de evitar las pesquisas del alto tribunal, Mario Uribe renunció al Congreso. De manera paralela el DAS emprendió una operación de espionaje y desprestigio contra el magistrado auxiliar que coordinaba la parapolítica, Iván Velásquez Gómez, hoy ministro de Defensa del Gobierno de Petro.


La conspiración contra Velásquez inició cuando sostuvo un encuentro en el Tribunal de Medellín con el exparamilitar José Orlando Moncada Zapata, alias ‘Tasmania’, quien aprovechó la oportunidad para preguntarle si podía obtener beneficios por su colaboración con la justicia.


Este encuentro sería la excusa para deslegitimar a la Corte Suprema, pues alias ‘Tasmania’ se vio obligado a firmar una carta que le llevó su abogado, Sergio González, sin siquiera leerla.


Lo curioso de este complot es que el abogado González tenía su bufete de abogados en Medellín en el mismo edificio donde el senador Mario Uribe Escobar tenía su oficina.


Sin embargo, la carta señalaba que el magistrado Velásquez Gómez le había ofrecido a ‘Tasmania’ beneficios a cambio de que declarara en contra de Álvaro Uribe Vélez.


Con la carta en sus manos, el entonces presidente Álvaro Uribe no se quedó de brazos cruzados y habló con el presidente de la Corte Suprema, magistrado César Julio Valencia, para acusar a Iván Velásquez Gómez y denunciar un complot contra la Casa de Nariño.


No contento con esto, Uribe convocó una rueda de prensa donde reveló el contenido de la carta y aseguró que había intereses oscuros del coordinador de la parapolítica para incriminarlo, lo cual dejó en entredicho el trabajo realizado por la Corte.


A pesar de este entramado para evitar el destino de Mario Uribe, este fue condenado en medio del proceso por parapolítica. El expresidente a diferencia de Gustavo Petro, nunca aceptó la decisión de la Corte por lo que en reiteradas ocasiones arremetió contra el alto tribunal.


«Álvaro Uribe nunca pidió que la Fiscalía investigara a sus hijos«, dijo Daniel Coronell en su última columna de opinión.


Para recordar: cuando Mario Uribe fue capturado por parapolitica , el entonces presidente Alvaro Uribe -en lugar de aceptar la decisión de la justicia, como lo ha hecho Petro-, le montó al magistrado que hizo la investigación en contra de su primo hermano, un caso por… https://t.co/wLB0sB8ZlE — María Jimena Duzán (@MJDuzan) July 29, 2023


Fuente: PLURALIDAD Z

45 visualizaciones0 comentarios
bottom of page