Molesto por compra millonaria, Petro reprendió y habría pedido renuncia de Lizcano


Las pomposas compras del Gobierno de Gustavo Petro para las casas de Estado y huéspedes de Presidencia y Vicepresidencia causaron indignación en la opinión pública. El monto de los contratos asciende a los 173 millones de pesos.


De acuerdo con las facturas de compra, se adquirió un televisor de 85 pulgadas por 27’499.900 pesos, dos vitrocerámicas por 34’815.000, dos plumones de ganso por 8’159.800, entre otros artículos lujosos.


Mauricio Lizcano, director del Departamento Administrativo de la Presidencia (Dapre), fue el primero en salir a dar explicaciones ya que estaba a su cargo amoblar dichas residencias. Por lo tanto, le ha caído el agua sucia del escándalo, pese a que los objetos no los usaría él, sino Petro y Francia Márquez.


Reproche a Mauricio Lizcano por extravagantes compras


La periodista María Alejandra Villamizar, de Caracol Radio, explicó que, al término de la reunión de ministros del pasado viernes, Lizcano recibió un duro regaño por parte de Petro y eso que aún no estallaba el problema de las compras.

“El presidente Petro, por lo que se supo de esa reunión, fue muy duro con Mauricio Lizcano. Le dijo que no tenía que ser jefe de los ministros, sino que debía concentrarse en lo administrativo”, expresó Villamizar en la emisora.

Seguido de ello, la periodista dio a conocer que en una reunión llevada a cabo este lunes en la mañana —ya con el lío de las extravagantes compras en todos los medios de comunicación— hasta se llegó a mencionar la renuncia de Lizcano.


“En algún punto de la reunión se especuló con que eventualmente le pudieran pedir la renuncia. El presidente manifestó toda su molestia con este asunto de los plumones y los televisores”, agregó.

Según Villamizar, Lizcano no la pasa bien porque la mayoría de personas que hacen parte de las reuniones con Petro se han sumado al reproche por el negocio que hizo y que hoy tiene al Gobierno como blanco de críticas.


Crítica


La senadora Angélica Lozano salió en defensa del presidente Gustavo Petro con un durísimo ataque contra el expresidente Andrés Pastrana, a quien relacionó con "rumbas" con Jeffrey Epstein, un pederasta y depredador sexual estadounidense, condenado​ por tráfico de menores y quien se quitó la vida en 2019.


El comentario de la legisladora se produjo tras una crítica del expresidente, quien pidió la renuncia del ministro de Justicia y responsabilizó a Petro del reciente escándalo de la cárcel de La Picota, en donde reclusos hicieron una insólita fiesta.

“Tres días de rumba en La Picota con el visto bueno de Petro son motivo suficiente para la renuncia inmediata del ministro de Justicia", dijo el expresidente Pastrana en su red social Twitter.
“¿Visto bueno de Petro? Ud. fue presidente, ¿Los guardias del Inpec en turno lo llamaban para avisarle que iban a llevarle la comida a los presos? Para ir a las rumbas de Jeffrey Epstein en la isla ¿Ud. a quien le avisaba?”, ripostó, por su parte, la senadora Lozano.

Lozano volvió a traer a la memoria la presunta relación de Pastrana con Jeffrey Epstein.

El 6 de julio de 2019 el empresario Jeffrey Epstein fue capturado y condenado por el delito de tráfico de menores y un mes después, el 10 de agosto, apareció muerto en su celda. Alrededor del mundo se habló de algunos famosos que, aparentemente, estaban relacionados con el pedófilo.

Incluso se señaló que habían viajado en su avión privado —utilizado para llevar a menores de edad hasta su isla en las Bahamas conocida como la ‘isla del pedófilo’— y, de la misma manera, para transportar a quienes se relacionaban en esa red de tráfico; el nombre del expresidente colombiano fue mencionado.

El 14 de agosto de 2019, Pastrana publicó un comunicado oficial en el que explicó la relación que tenía con el empresario y en qué ocasiones había viajado en su avión.

“Ha aparecido el registro de un viaje mío en su avión a Nassau, Bahamas, para transbordo al destino final de La Habana, Cuba, invitados por el presidente Fidel Castro. El señor Jeffrey Epstein salió de Cuba uno o dos días después; yo permanecí en la isla”, escribió en su defensa Pastrana.

Agregó que “al señor Jeffrey Epstein lo conocí en Irlanda cuando fui homenajeado en la Cumbre de los Logros en Dublín, ceremonia muy publicitada a la que asistieron personalidades como Mijaíl Gorbachov, Bill Clinton, Bono y Jeremy Irons. Nunca conocí la hoy infame isla del señor Jeffrey Epstein”, puntualizó Pastrana.


Comunicado


Con posterioridad, la Presidencia emitió un comunicado respecto al suceso, el cual se reproduce a continuación.


"La Presidencia de la Repiblica informa a todos los colombianos y colombianas ya los medios de comunicacion que:


«Los productos adquiridos por el Departamento Administrativo de la Presidencia de la República (Dapre) obedecen a necesidades de las cuatro casas de Estado y huéspedes de Presidencia Vicepresidencia, que, en total, suman 34 habitaciones.


‘Estas casas son utilizadas, ademas del presidente, la vicepresidenta y sus familias, por funcionarios, invitados especiales e Internacionales.


Luego de una solicitud de la Jefe de Casas evidenciando necesidades urgentes para el correcto funcionamiento de estas (se recibieron sábanas, sin cortinas o sin colchones) la dirección administrativa del Dapre tomé la decisién de adquiir estos productos através de la plataforma Colombia Compra Eficiente.


El equipo audiovisual fue solicitado para uso institucional en la sala de juntas de una de la casas de Estado, por lo tanto requiere unas especificaciones técnicas especiales.


‘Todo el proceso fue hecho a través de Colombia Compra Eficente, 10, que debe garantizar la integridad de los proveedores del Estado y los precios del mercado. Haremos una verificacion del correcto funcionamiento de este procedimiento y reforzaremos, si fuera necesario, los mecanismos de control y garantias.


El Gobierno esté comprometido con una politica de austeridad y eficiencia de los recursos publicos. Seguiremos trabajando para garantizar estos valores y principios en toda nuestra actividad.


Bogotá, 03 de octubre de 2022".


Detalle


Contra viento y marea, desde antes los tiempos de la campaña presidencial, la actual administración está comprometida en la lucha no sólo contra la corrupción, sino el derroche en materia de gastos que gobiernos anteriores hicieron pero los cuales, "curiosamente", no contaron con el amarillismo periodístico para tratar de desacreditarlos o restarles apoyo.


De hecho, la decisión adoptada por Mauricio Lizcano, hombre proveniente de las entrañas de la Unidad Nacional, más precisamente del santismo, además de haber apoyado la aspiración presidencial de Germán Vargas Lleras, fue rechazada casi de forma unánime por todos los sectores cercanos al petrismo, precisamente, al no ser esta la forma programada de gobernar.


"A buen entendedor, pocas palabras". Se trata de explotar el hecho para generar malestar en quienes lo votaron y la reacción desmesurada de los "socios del silencio", callando en su momento los numerosos "tapados" de Andrés Pastrana, Álvaro Uribe e Iván Duque hasta la fecha. Queda de consuelo, sí, que al menos para irse en contra de Petro los medios masivos de comunicación, otrora en favor de los asaltantes, al menos por una vez están diciendo la verdad.


Si bien no quita el hecho de ser una compra desafortunada e inapropiada para las circunstacias en las cuales se encuentra el país, en comparación a los gastos de sus antecesores, $ 173.000.000 podrían ser considerados una "verdadera ganga". Al asumir, Petro y sus ministros encontraron una verdadera "bomba de tiempo" en el presupuesto, incluyendo nóminas paralelas por la friolera de 18 billones o un faltante en el MinTic de 70.000 millones, junto a una suma sideral de gastos injustificados como el de la custodia de las mascotas "familiares" del fiscal Barbosa.


Pero lo inverosímil e incomprensible, si se supone constructivo el carácter de las críticas, sigue siendo porqué, al margen de tratarse de una realidad lo sucesido, aquellos despotricando al respecto hasta el cansancio, antes ni siquiera se inmutaban por los desmesurados aumentos de la canasta familiar, hasta que a los empresarios les llegó la hora de pagar el impuesto al salchichón o la gaseosa.


Tampoco es posible pretender que tanto el Presidente de la República, la Vicepresidenta, sus familiares, pasando por el premier estadounidende, Joe Biden; los presidentes Emmanuel Macrón, el primer ministro británico, el canciller de Alemania e Italia, Nicolás Maduro o hasta Vladimir Putin, deban pasar la noche durmiendo en colchonetas de judo, aunque el último sea experto en artes marciales.


Es necesario hacer compras cuando los anteriores inquilinos, al igual que las parejitas saliendo a motelear, cometen la travesura de pretender llevarse "de souvenir" además de los jaboncitos, las toallitas de baño, el champú, la crema enjuague, las chanclas descartables, las cortinas, los colchones, los televisores y de "ñapa", la plata de los contribuyentes.


La política no se hace siguiendo a un "mesías paraco" ni de cualquier otra índole. En tiempos de gastos mal aplicados a propósito o no, de culebras, parásitos, politiqueros, desinformadores, de carteristas de lo público, privatizadores compulsivos, en general de delincuentes con una cuota a veces insospechada de poder, la única religión debe ser andar de la mano con la verdad.


Gobiernos populares como el encabezado por Gustavo Petro y Francia Márquez, no suelen tener ninguna clase de blindaje mediático. En las mismas regiones, hasta los pseudo periodistas arrastrados, mendigos, están dedicados las veinticuatro horas de día -y las de la noche si las hubiera, ¡menos mal!- a tergiversar la información a cambio de unos pocos pesitos malhabidos. Aunque apenas estén lejos de equivocarse los responsables de no hacer absolutamente nada, dicha condición los obliga a ser más cuidadosos en el manejo de los asuntos gubernamentales.


Gobierna un conglomerado de movimientos, de partidos políticos, de grupos significativos de ciudadanos, que por haber tenido el acierto de alinearse en torno al mejor estadista actual de Colombia con el objeto de cristalizar el tan promulgado Cambio, no los deja fuera de hacer parte del subdesarrollo de la clase dirigente, ni de los devaneos de la política "criolla", si se pretende darle un nombre pintoresco a cuanto arrastra el país a la desgracia de la corrupción centenaria.


Como en la mayoría de las organizaciones políticas, habrá avivatos, infiltrados acercándose para gozar del ocasional reparto las mieles del poder, sin distinción de ideologías, junto a toda clase de personajes a tratar debido a razones tácticas, circunstanciales, a razón de mantener un necesario diálogo generador de entendimiento. De allí la absoluta dependencia del trabajo realizado en los departamentos, porque Gustavo Petro será condenado o exaltado de acuerdo al comportamiento de estos actores fundamentales, representando el accionar del Gobierno.


Surge de esta manera la obligación, el deber del la administración nacional de regular el comportamiento, la eficiencia de cada funcionario público, de intervenir con mano de hierro aún cuando las rencillas internas no permitan desde la conformación de una lista a partir de la falta de acuerdo de líderes regionales, hasta de figuras polémicas, poniendo en entredicho las promesas de campaña, el programa, la sinceridad de una administración llegada a desarrollar, transformar el país para el bien de las colombianas y colombianos.


Del otro lado, liderando el falso rol de oposición cuando aboga por recuperar el monopolio absoluto de los negocios en su provecho y hablando de "libertad" cuando antes la suprimía en la completa extensión del significado de la palabra, está una auténtica asociación ilícita con visos de organización política mal llamada "Centro Democrático" -no es de centro, ni mucho menos democrática, sino de extrema derecha neoliberal fascista - apodada "uribismo". No es una exageración fáctica ponerla al margen de la ley. Es ampliamente sabido que bajo su fachada, se encuentra el auspicio de un golpe de Estado, de grupos de "autodefensa" integrados por ganaderos, la herramienta paramilitar, parapolicial, el narcotráfico, la corrupción, el saqueo, la justicia amañada, el crimen organizado o parafraseando los dichos del inmolado Luis Carlos Galán, "todo lo que a cada colombiano le da verguenza se sepa, al mostrar el pasaporte en cada aeropuerto del mundo".


Junto a esta gente, pueden encontrarse las razones de décadas de fracaso, una historia de intolerancia, de conflicto armado fraticida, la tortura, la persecución, los falsos positivos, la muerte en calidad de norma de intimidación, de suprimir al contradictor, al adversario político, a los trabajadores, los sindicalistas, los docentes, a los líderes sociales, indígenas, afrodescendientes. A la inmensa mayoría de la juventud, sedienta de cambios proclives a un mejor futuro , en lugar de estar reservados a un puñado de familias privilegiadas, arrastrando la Nación a la ruina.


Si se diluyen los objetivos del Gobierno, el vaciamiento, el desfalco, la ineptitud vuelven a tornarse la moneda corriente, sería efímera la continuidad del actual proceso. Mejor, apáguense las luces antes de cerrar la puerta e irse. La clase política, siempre propensa a optar por "el mejor postor", en lugar de seguir alineada con el proyecto nacional, popular y democrático, buscará "distintos horizontes" así le toque borrar con el codo lo salido de la boca. El periodismo "mercenario", aferrado a las prebendas de politiqueros, industriales, gamonales, terratenientes, banqueros, como el burro "son olvidar dónde come", no va a cambiar de "malo conocido" a "bueno por conocer". Sabe muy bien quiénes, dónde, cómo, cuánto pagan sus "tradicionales clientes", los cuales tienen mayor facilidad o capacidad adquisitiva para cumplir las acostumbradas promesas "contantes y sonantes".


Es el cambio o el abismo. No tienen idea los colombianos, sin excepción de los más contradictores de Gustavo Petro, lo que "se les viene encima" si el Gobierno del Cambio da pasos en falso, fracasa. En caso de perderse la primera y única posibilidad histórica de sentar las bases de un modelo de desarrollo con justicia social, de la inclusión de sectores vulnerables, marginales, olvidados a la vida nacional, lo primero que harán quienes ahora se llenan la boca de críticas, de halagos a una libertad y equidad a la cual en realidad odian, será asegurarse del no retorno perpetuo de aquellos amenazando sus intereses.


¿Cómo lo harán? La receta está guardada en la memoria de las cientos de familias sin tener más a algunos de sus seres queridos comiendo en la mesa, en la de los sufridos, los abandonados, esperando el mercado, la lechona del politiquero, el puestico tercerizado del desocupado a cambio del voto, de llenar las plazas de los encargados de matarlos de hambre. Al que se resista a tragar entero, soportar, humillarse a cada segundo de su miserable vida, tendrá suerte si muere haciendo fila en la puerta de una EPS si el dueño no es uribista, claro está, brindándole la posibilidad de atenderse. Esto, si antes el para entonces reconstituido ESMAD no le arranca los ojos o bien, alguien de las fuerzas de seguridad legales y "no tanto", termine "apiadándose" de tan penosa agonía con un certero disparo directo a la cabeza, como si se tratara de cualquier caballo cojo.


Fuente: PULZO / PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA / DIARIO EL POLITICÓN DE RISARALDA

12 visualizaciones0 comentarios