No pudo ser: Colombia, subcampeón de América

Este sábado se disputó la final de la Copa América femenina 2022, que reunió a la Selección Colombia y a Brasil en el estadio Alfonso López de Bucaramanga. Ambos combinados llegaron al encuentro definitivo por el título con un merecido invito, haciendo así el partido aún más especial.


Sin conocer la derrota en su tierra, la Tricolor esperaba conseguir su primer título en el certamen continental, mientras que la canarinha se perfilaba a levantar el trofeo por novena ocasión.


Antes de la final, Brasil había sido la campeona en siete oportunidades de ocho torneos disputados (1991,1995, 1998, 2003, 2010, 2014 y 2018). La única selección que frenó esa racha fue Argentina en 2006, cuando organizó el torneo.


Por su parte, la Selección Colombia ya conocía la sensación de llegar a la final cuando fue subcampeona en las ediciones de 2010 y 2014, las cuales se disputaron en suelo ecuatoriano.


Ya en el partido, apenas iniciando, se presentó la primera polémica porque Daniela Montoya pudo ser expulsada a los cinco minutos del pitazo inicial por una fuerte entrada contra Ary Borges. Aunque el VAR estaba en funcionamiento, la juez central María Laura Fortunato no amonestó a la volante colombiana y el encuentro siguió con normalidad.


Minutos más tarde la entrenadora de Brasil tuvo que hacer uso del banco de suplentes, ya que Angelina no pudo seguir en el campo de juego al lesionarse. La estratega sueca Pia Sundhage decidió darle ingreso a Duda para suplir la baja de su mediocampista.


Antes de cumplirse los 20 minutos de juego, la Selección Colombia tuvo dos acciones claras de gol que hicieron estremecer el Estadio Alfonso López. Por medio de un tiro libre, Catalina Usme por poco abre el marcador con un remate certero que logró controlar la arquera brasileña.


Después de esa acción, la Tricolor ganó un tiro de esquina que fue ejecutado por Leicy Santos, quien con precisión le puso el balón a Daiela Arias. Lastimosamente, el esférico se fue a centímetros del arco defendido por la guardameta Lorena.


La arremetida cafetera continuó a los 27 minutos. Linda Caicedo se juntó con Leicy Santos para que la 10 cruzara el balón con dirección a Catalina Usme, quien remató con la mala fortuna que una central que interpuso en la trayectoria a puerta.


Sobre la media hora de juego era evidente que Colombia pasaba por un mejor momento, destacándose en la zona ofensiva con la creación de acciones de gol. Sin dar respiro, la Tricolor logró mantener el control del juego y puso contra la pared a las brasileñas.


Más allá de ser superior hasta ese momento, cuando el reloj se acercaba a los 40 minutos de partido, Brasil por fin pudo ingresar al área de las colombianas con una jugada colectiva que desencadenó en una falta. En el intento de detener a Debinha, el defensa Manuela Vanegas le cruzó la pierda y mandó a la atacante al suelo, dando así el penalti a favor para la canarinha.


Hasta ese momento, Colombia dominaba el encuentro con supremacía ofensiva y hasta estuvo cerca de abrir el marcador en varias ocasiones. Lastimosamente, para la Tricolor, la misma Debinha se dispuso a cobrar y la arquera Catalina Pérez no pudo tener el balón para evitar la caída de su arco.


Para la segunda mitad, después de escuchar las indicaciones del técnico Nelson Abadía, las jugadoras cafeteras salieron con la intención de revertir el marcador, pero no les fue posible encontrar en camino al gol.


Ya sin la misma intensidad ofensiva, Colombia generó menos acciones de gol que en la primera mitad, pero hasta el final buscó la opción del empate para seguir con el sueño latente de la gloria continental.


Al final, la selección de Brasil supo manejar los tiempos en medio de la ofensiva cafetera, haciendo uso de la experiencia copera y jerarquía para salvaguardar la mínima diferencia. Con nerviosismo en la zona defensiva, la canarinha cerró sus líneas para impedir el empate y conseguir así la victoria.


Con este resultado (0-1), la selección brasileña se consagró campeona por octava ocasión de la Copa América femenina, mientras que Colombia sumó su tercer subcampeonato continental.


Fuente: REVISTA SEMANA

5 visualizaciones0 comentarios