top of page

Oposición: Cuando la farsa o los montajes no alcanzan para desprestigiar



¿Dónde está la libreta militar de Miguel Polo Polo?, tras la denuncia interpuesta por un ciudadano ante la Corte Suprema de Justicia, Miguel Polo Polo se encuentra nuevamente en el ojo del huracán.


Esta vez, el congresista enfrenta acusaciones de haber presentado un documento fraudulento para cobrar un contrato millonario, otorgado por el presidente Iván Duque. La gravedad del delito podría conllevar una pena de prisión.


El denunciante Andrés Rivero, quien cuenta con un canal de YouTube llamado ‘La verdad, nada más que la verdad’, anunció públicamente que había denunciado penalmente al congresista por falsedad en documento público.


Durante uno de los segmentos del programa, mostró la supuesta imagen de la libreta militar falsa de Polo Polo y afirmó que este hecho podría resultar en la pérdida de su curul en el Congreso de la República.


Le pasó un derecho de petición y saca un video diciendo que le robaron la libreta. Eso me prendió todas las alarmas, por eso me puse a trabajar más en serio en este caso”, aseguró Andrés Rivero en la grabación.


Rivera Castillo declaró que el representante a la Cámara habría obtenido acceso al contrato de prestación de servicios número 793 de 2020 con el Fondo Único de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, durante el gobierno del expresidente Iván Duque.


A pesar de la grave denuncia y las pruebas presentadas por el denunciante, la Corte Suprema de Justicia decidió no abrir una investigación en contra Miguel Polo Polo y archivar el caso.


Sin embargo, señaló que esta determinación puede ser impugnada a través del recurso de reposición, en el caso de que el denunciante no esté conforme con la resolución.


Cabe recordar que la Comisión Nacional de Territorios Indígenas también presentó una denuncia ante la Corte Suprema de Justicia contra el congresista, acusándolo de actos de “hostigamiento, difamación, injuria, discriminación y racismo estructural”.


Estas acusaciones surgieron luego de sus críticas hacia un contrato de la Agencia Nacional de Tierras para la organización de encuentros con comunidades arhuacas de la Sierra Nevada de Santa Marta.


Lo incomprensible, es porqué la Corte Suprema, tan celosa para algunos casos, anunció que no lo investigará.



Otro más y van


El senador Jota Pe Hernández ha sido el centro de una polémica durante estos días luego de afirmar en sus redes sociales que asistió a la ceremonia de toma de posesión del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, así como a la cena oficial en el Palacio Nacional, polémica que se desató luego de que fuentes oficiales del gobierno salvadoreño pusieran en duda sus declaraciones, generando una oleada de críticas y memes en redes sociales.


Hernández, senador del Partido Alianza Verde, publicó en sus redes sociales fotos y videos asegurando que estuvo presente en la investidura y la cena oficial. Además, presentó como evidencia una invitación extendida por Christian Guevara, diputado de San Salvador, y una copia del diario El Salvador, donde se menciona su presencia y opiniones sobre Bukele. También mostró fotos y videos de la cena de gala, incluyendo imágenes de la invitación del embajador de El Salvador en Colombia, Germán Banacek.


En su defensa, Hernández admitió haber utilizado imágenes de la transmisión oficial del evento en sus publicaciones, justificando su uso por la calidad superior y el acceso limitado a ciertas escenas durante la ceremonia.


Las evidencias que Hernández se vio obligado a presentar se dieron luego de que fuentes oficiales del gobierno salvadoreño, según Caracol Radio, aseguraran que el senador no fue invitado oficialmente a la ceremonia ni a la cena. Estas fuentes indicaron que Hernández llegó al Palacio Nacional horas antes del evento para tomar fotografías y que se le pidió que abandonara el lugar antes de que comenzara la cena, ya que no estaba en la lista de invitados. Además, señalaron que las imágenes publicadas por Hernández provenían de la transmisión oficial de la ceremonia.


La controversia se intensificó cuando se acusó a Hernández de haber manipulado una foto con Karim Bukele, hermano del presidente, editando su rostro sobre otra persona. En respuesta, Hernández mostró una captura de pantalla desde su teléfono para demostrar la autenticidad de la ‘selfie’ con Karim Bukele.


El escándalo ha generado una amplia reacción en redes sociales, con muchos usuarios expresando escepticismo y burlándose del senador. Incluso se ha hablado de posibles acciones diplomáticas por parte del gobierno salvadoreño si se confirma que todo fue un montaje.


La pregunta del millón es el límite de la paciencia, de la vocación democrática, agravada por un sistema de justicia como el colombiano, donde cuando unas veces mirá para donde le indica la billetera, algunas veces deja hacer o directamente, se dedica a permitir que prosiga la impunidad sin mover un sólo dedo.



Fuente: PLURALIDAD Z / CUARTO DE HORA / DIARIO EL POLITICÓN DE RISARALDA

93 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page