top of page

Para ONU hay avances en materia de paz, pero más crímenes de desmovilizados


El jefe de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia, Carlos Ruiz Massieu, presentó el informe trimestral del secretario general de la ONU, António Guterres, ante el Consejo de Seguridad. Durante la sesión, se destacaron los esfuerzos del Gobierno colombiano para implementar el Acuerdo Final de Paz, particularmente en
lo que respecta a la Reforma Rural Integral.

Ruiz Massieu elogió el compromiso del Gobierno colombiano con la implementación del acuerdo, así como las nuevas iniciativas de diálogo impulsadas por la administración del presidente Gustavo Petro. También destacó las asignaciones presupuestales para la reforma rural y su priorización en el Plan Nacional de Desarrollo.


El jefe de la Misión de Verificación resaltó los avances en las negociaciones entre el Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), así como los diálogos con el grupo que se autodenomina Estado Mayor Central FARC-EP, que anunciaron una suspensión de acciones ofensivas y su intención de establecer una mesa de diálogos de paz.


Se consideró un hito fundamental la decisión de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de abrir el Caso 11, que abordará la violencia basada en género, sexual y reproductiva ejercida por las partes en conflicto.


Ruiz Massieu subrayó que el caso de Colombia es un recordatorio de que el diálogo puede resolver incluso los conflictos más arraigados y llamó a no desistir en la búsqueda de la paz.


El canciller Álvaro Leyva Durán enfatizó que los diálogos con los grupos armados son una herramienta fundamental para lograr la paz en todo el país y expresó el deseo de que Colombia sea reconocida como una potencia mundial de la vida.


Por su parte, el embajador de Brasil ante la ONU, Sérgio França Danese, elogió el progreso en las negociaciones con el ELN y la voluntad de las partes por poner fin a décadas de conflicto.



Asesinatos


Carlos Ruiz Massieu, jefe de la Misión de Verificación de la ONU, presentó su informe trimestral sobre la implementación del acuerdo de paz, expresando una profunda preocupación por el continuo asesinato de excombatientes de las FARC. Según el informe, el número de asesinatos se acerca a 400 desde el año 2016.


Ruiz Massieu enfatizó la necesidad de que las autoridades tomen medidas urgentes y concretas para proteger a los excombatientes, así como a los líderes sociales y defensores de derechos humanos. Calificó esta situación como “inaceptable”.


El informe también destacó positivamente el avance de los diálogos con grupos armados ilegales, señalando que estos esfuerzos son importantes para reducir la violencia en diversas regiones.


El representante de la ONU subrayó que el Mecanismo de Monitoreo del cese al fuego con el ELN ha estado funcionando para reducir los enfrentamientos. Además, anticipó que el gobierno y las disidencias solicitarán al Consejo de Seguridad de la ONU la autorización para que la Misión de Verificación pueda supervisar el cese de hostilidades en ese proceso de paz.



Fuente: CUARTO DE HORA

36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page