Petro aseguró que habrá reforma agraria, sin vandalismo y de manera ordenada

El Gobierno Nacional lanzó este martes una fuerte advertencia a quienes están invadiendo y promoviendo la invasión de tierras en diferentes zonas del país.

No sólo les dijo que eso afecta los programas que se están preparando desde el Ejecutivo para entregar tierras a quienes no lo tienen, sino que también advirtió sobre la intervención de la Policía.


En el marco de una rueda de prensa en la Casa de Nariño, la vicepresidenta Francia Márquez insistió en el compromiso del gobierno de presentar al Congreso el proyecto de ley que avanzará con la reforma agraria integral que el país necesita, "proyecto que tiene que ver con la garantía de los derechos de todos los colombianos, que tiene que enfocarse en erradicar el hambre nuestro país", aseguró.

“No aceptamos y rechazamos y solicitamos a quienes hoy están de manera violenta o de manera inadecuada invadiendo predios privados a lo largo y ancho del país para que se abstengan de seguir haciendo esa práctica”, dijo.


Se privilegia el diálogo sobre la medida de fuerza pero eso no significa que se toleren práctica de esta naturaleza.


Destacó que la Constitución demanda la garantía para los derechos de todos los colombianos pero también el derecho a la propiedad privada. Afirmó también que la reforma agraria busca la distribución de la tierra de manera equitativa y de ningún modo avala la violencia o la invasión.

“Hacemos un llamado a todos los colombianos que han decidido de esa manera actuar, esa no es la manera adecuada sino que la manera es por medio de una ley, por medio las acciones que se van adelantando y que implican ir garantizando el acceso a la tierra al familias y a las comunidades”, dijo la vicepresidenta Márquez.

Por su parte la ministra Agricultura, Cecilia Lopez, dijo que ante la ocupación de predios como gobierno plantea la necesidad de que se respete la institucionalidad y confirmó que si habrá reforma agraria con el objetivo de buscar la equidad en el acceso a la tierra.

Manifestó que son prácticas que no son aceptadas por este Gobierno y por eso anunció que la Policía debe actuar para evitar la ocupación de esos terrenos. La ministra de Agricultura insistió en que le preocupan todas las invasiones que están desconociendo lo contemplado en la ley y reiteró que ese tipo de actuaciones le quitan al Gobierno el espacio necesario para tramitar la gran reforma para el sector rural.

Giovanni Yule, director de la Unidad de Restitución de Tierras, dijo que hay un ejercicio invasión de tierras en varias partes del país y destacó que el gobierno ha manifestado la posibilidad de un diálogo para establecer una ruta que permita escuchar a las personas que están en ese asunto y buscar qué solución se le pueda dar.

“Se privilegia el diálogo sobre la medida de fuerza pero eso no significa que se toleren práctica de esta naturaleza”, dijo el ministro de Defensa quien recordó que hay una competencia directa de la policía para proceder al desalojo entre las 48 siguientes o prevenir la ocupación.


La funcionaria hizo un llamado para “respetar la tenencia de la propiedad” y dijo que quienes quieren promover las inversiones podrían ser investigados por parte de las autoridades.

Aseguró que como Gobierno se quiere saldar la deuda histórica que tiene Colombia para los que quieren acceder a la tierra a través del diálogo pero no de forma violenta. Insistió en que las personas que promuevan este tipo de actos se alejan de lo que ha planteado el gobierno.

Por su parte, el ministro de la Defensa, Iván Velásquez, dijo que no hay evidencias para afirmar que haya toda una estrategia desde grupos organizados para apoderarse de fincas, pero no descartó que esto sea parte de una política de organizaciones ilegales y dijo que también hay grupos de campesinos e indígenas que están en ese propósito de ocupar tierras.


Las propiedades que se encuentran en poder de la Sociedad de Activos Especiales (SAE) se destinarán a los colombianos más vulnerables.


La propuesta para hacerle frente a la invasión ha sido liderada por el director del Departamento Administrativo de la Presidencia, Mauricio Lizcano. La problemática, que particularmente se está dando en el Cauca, tiene enfrentados a unos sectores de la producción con indígenas y campesinos.


El Gobierno Nacional también confirmó que si se realizará una reforma agraria con el objetivo de "buscar equidad en el acceso a la tierra, pero pedimos a los colombianos respetar la tenencia y la propiedad".


"Como Gobierno estamos dispuestos a saldar la deuda histórica que existe en Colombia con quienes quieran acceder, mediante el diálogo, pero no con la violencia a este proceso de democratización de la propiedad. Las personas que promuevan este tipo de actos se alejan de los objetivos que el Presidente de la República ha planteado para el acceso a estos predios".

Finalmente, agregaron que como Gobierno han dicho que las propiedades que se encuentran en poder de la Sociedad de Activos Especiales (SAE) "se destinarán a los colombianos más vulnerables, quienes se encuentran en zonas de alto riesgo, cooperativas, mujeres y jóvenes emprendedores, pero esto implica un proceso que se debe surtir, en la medida en que muchas de estas propiedades están en procesos de extinción de dominio y, también, se debe hacer un análisis para la entrega de estos predios a quienes más lo necesitan, dentro de nuestra política de equidad y democratización de la propiedad".


"Sí o sí"


Hace casí once meses, Gustavo Petro hablaba de la inminencia de una reforma agraria para modernizar el país con la revista Forbes, debido a la polémica que se generó en su momento sobre la propuesta de comprar tierras para “ponerlas a producir”.


“¿Por qué causa tanto revuelo mi propuesta en la capa dirigente del país? Porque dejaron convertir la tierra en el lavadero de dólares de la mafia de la cocaína y porque la concentración de la tierra les da poder que se ejerce desatando la violencia y la muerte”, expresó el líder de la Colombia Humana.


De acuerdo con Petro, tener tierra fértil improductiva no es capitalista, es feudal y premoderno. “Esa premodernidad explica la enorme desigualdad social de Colombia y la violencia permanente”, anotó. De ahí a que su idea de una reforma agraria busca democratizar y volver productiva la tierra fértil.


El senador destacó que si esta tierra se convierte en un instrumento de producción democratizado, se podría enriquecer el campesinado, aumentando el mercado interno y la posibilidad de industrialización.

“Esta modernización y democratización al mismo tiempo es fundamental para construir una democracia y la paz”.

Ante las críticas que se han desatado desde la bancada del Centro Democrático, Petro aseguró que “el pensamiento extremista de derecha portavoz de los intereses de los lavadores de dólares de la cocaína que se han apropiado de la tierra”. Añadió que son ellos quienes “usan la prensa para señalar estas ideas como peligrosas y populistas”.


Es de resaltar que el congresista rechazó las declaraciones de María Fernanda Cabal y aseguró que no se puede confundir la posibilidad de comprar tierras, con un tema de expropiación.


Fuente: DIARIO EL TIEMPO / FORBES

6 visualizaciones0 comentarios