top of page

Petro también le cumplió a policías y militares

El presidente, Gustavo Petro, presentó este 29 de mayo la nueva Política Integral de Bienestar para dignificar a los miembros de la Fuerza Pública.

“Este es el cumplimiento de uno de los puntos de campaña electoral. Prometimos en aquel momento que, antes que nada, la política de seguridad nacional, que llamamos Seguridad Humana, pues se tiene que sustentar sobre lo humano”, lo cual significa “dignificar a las personas que están en la base misma de las diferentes fuerzas de la Fuerza Pública”.


Así lo afirmó el Presidente Gustavo Petro durante la presentación de la nueva ‘Política​ Integral de Bienestar para la Fuerza Pública 2023 – 2027​’, evento que se realizó este lunes en la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova de Bogotá, y en el que también participaron el Ministro de Defensa, Iván Velásquez, y soldados, oficiales, suboficiales, patrulleros, infantes de marina y veteranos de la Policía Nacional y de las Fuerzas Militares. En su intervención, el Presidente Petro destacó los incentivos para los miembros de la Fuerza Pública que establece la nueva Política de Bienestar en materia de educación. Al respecto, manifestó: “Ojalá toda la Fuerza Pública, toda, todo soldado, todo patrullero o patrullera, todo infante de marina, etcétera, pudiera adquirir, una vez entra al Estado, conocimientos generales, universales, educación superior, si fuese posible, o parte de ella”. Agregó que esto garantiza no solo la vida digna para los uniformados cuando lleguen a una avanzada edad, sino también porque “esa dignidad humana se refleja en el trato digno a la sociedad, a quien convive con nosotros sin armas“ en las veredas, los pueblos pequeños, en las provincias aisladas y excluidas y en las étnia​s que tienen culturas diferentes a las nuestras, por lo cual hay que entenderlas. El Mandatario se refirió igualmente a los incentivos en vivienda a través de subsidios que beneficien a los que más lo necesitan, los programas de salud que corrijan deficiencias y funcionen “como un relojito”, y el apoyo sicosocial, ya que –dijo– la experiencia de la guerra que se ha padecido en Colombia afecta el equilibrio humano mental, por lo que la asistencia sicológica profesional es un elemento fundamental tanto para la sociedad como para la Fuerza Pública.

Igualmente, destacó el mejoramiento de las bonificaciones para los soldados regulares y en general de los ingresos y salarios para todos los miembros de la Fuerza Púbica, hecho que es clave para afrontar el fenómeno de la corrupción de manera eficaz. Al respecto dijo que esto tiene un requisito básico, y es que podamos vivir bien de lo que hacemos, “no con limosnas, sino con salarios dignos, con posibilidades dignas en la vida”. Entre las iniciativas que se consolidaron está la de otorgar título de pregrado en el nivel técnico profesional a los soldados e infantes de marina profesionales en su formación militar, programas flexibles de alfabetización, educación básica y media que promueva el incremento de los niveles educativo; gratuidad en la matrícula académica de las escuelas de formación de la Fuerza Pública, bilingüismo, alianzas institucionales con el Icetex y otras entidades financieras, para la creación de incentivos en descuentos especiales, bajos intereses y facilidades de pagos.

Así mismo, la política incluye mejoras en la atención integral en salud y la prestación de servicios, incluyendo los centros de salud y red hospitalaria, modernización en la capacidad tecnológica y científica de la red propia de Sanidad Militar, Sanidad de la Policía y del Hospital Militar Central. Otro punto que beneficiará a las fuerzas es la estructuración de un proyecto para la construcción de clubes o sedes recreacionales ubicados en zonas estratégicas y alejadas en el país para acceso y beneficio de soldados y patrulleros, y el fortalecimiento del servicio de orientación y asesoría de familia a nivel sicosocial y espiritual. Además, garantiza la seguridad alimentaria y nutricional de los soldados, policías y estudiantes, con el incremento del 57% en la partida ordinaria y 27,8% en la partida especial, unificando en una sola partida, para garantizar a los uniformados una alimentación sostenible, adecuada y balanceada.


Fuente: AL PUNTO

39 visualizaciones0 comentarios
bottom of page