Por graves fallas en conteo de votos, "piden la cabeza" del registrador

El registrador nacional, Alexánder Vega, fue blanco de las críticas este martes en la plenaria del Senado, donde cuestionaron su gestión durante las elecciones legislativas del pasado 13 de marzo.

Especialmente pusieron bajo la lupa del desastre la conformación del formulario E-14, y la escasa o nula formación que se les dio a los jurados de formación, responsabilidad del Registrador, quien a su vez otorgó el contrato al Consorcio Disproel, del grupo Thomas Greg & Sons, que provocó ciertos fallos en el desarrollo de la primera jornada electoral del 2022.


Durante la sesión de hoy, donde Vega fue el gran ausente, la mayoría de bancadas no solo cuestionaron su gestión por los inconvenientes que se presentaron entre el preconteo y el escrutinio, sino que pidieron el nombramiento de un registrador ad hoc para las elecciones presidenciales del próximo 29 de mayo.


“Le pido a las autoridades y al gobierno nacional para separar a Alexander Vega del cargo de Registrador Nacional del Estado Civil, y nombrar un registrador ad hoc que garantice transparencia en las elecciones presidenciales”, dijo durante su intervención Juan Diego Gómez, presidente del Senado que se mostró crítico frente al registrador Vega.


En esa misma línea se pronunció Paloma Valencia, senadora del Centro Democrático quien durante su intervención aseguró que “Colombia no puede quedar en manos de un Registrador que no dio la talla y que no da la cara”.


Otras voces como la del senador y candidato presidencial, John Milton Rodríguez, también cuestionaron a Vega y propuso que, “para las elecciones presidenciales, se modifiquen los jurados de votación, capacitación adecuada para ellos e información oportuna de cada uno de los puntos clave, lo cual es muy importante para la tranquilidad de todos los partidos”.


Ante la ausencia de Vega en el recinto, su delegado para asuntos electorales, Nicolás Farfán, fue el encargado de responder a los cuestionamientos que plantearon los senadores sobre la organización de las legislativas del 13 de marzo.


Durante su intervención el funcionario defendió la logística empleada por la registraduría, así como la selección de jurados que hizo la entidad para las controvertidas elecciones al Congreso.

Publicidad


A juicio de Farfán, “Colombia tiene un proceso electoral manual, donde ligeramente intervienen los dispositivos tecnológicos y posteriormente los jurados de votación, designados aleatoriamente para garantizar la heterogeneidad”.


Hasta el momento, Vega no se ha pronunciado frente a los cuestionamientos que le hacen desde el Congreso, y aún no es claro si tenga futuro la petición de nombrar un registrador ad hoc que se ponga al frente de la logística de las presidenciales del 29 de mayo en primera vuelta, o el 19 de junio en caso que no haya un ganador absoluto y sea necesario una segunda vuelta.


Fuente: PULZO

2 visualizaciones0 comentarios