¿Por qué la clase política tiene miedo de perder el manejo de las pensiones?


Escribe: CLAUDIA BÁEZ


Con sus declaraciones, Petro puso a hablar al país de pensiones. Las AFP y un ejército de influenciadores afirmaron que era falso que los fondos tenían plata en Odebrecht y en el puente Chirajara. Lógico, ellos se agarran de detalles, nimiedades y tecnicismos para defender el negocio. Pero no se esperaban que la propia Corficolombiana, en un documento de venta de acciones en 2018, confirmara el alto riesgo de inversión por cuenta de sus empresas filiales (Episol y Coviandes) inmersas en los escándalos de corrupción de Odebrecht y la caída del puente de Chirajara respectivamente. Yo te aseguro que no son cuentos de por ahí, tu dinero con Corficolombiana pasó por allí.


En las últimas semanas, y a raíz de la propuesta pensional del candidato Gustavo Petro en el debate presidencial de Revista Semana, los fondos privados de pensiones y un séquito de economistas, influencers y periodistas pro establecimiento han salido a ronda de medios a decir el discurso de siempre, que los dueños de los fondos son los trabajadores colombianos. Claro, dueños que no tienen voto en las juntas directivas de las administradoras de fondos privados (AFP), eso no lo dicen, por supuesto. Salieron supuestamente a desmentir las afirmaciones sobre el portafolio de inversión de los fondos privados, revelaciones de Cuestión Pública. Con sus verdades a medias, las AFP confunden y revuelven el río en el debate público de las pensiones, son expertos en eso. Ellos tienen todo un ejército de actores en el ecosistema.

Entonces, vamos por partes, los dueños de las dos AFP más importantes, que administran cerca del 80% del ahorro pensional privado y que deciden dónde invertir el dinero de los trabajadores, son dos de los conglomerados económicos más grandes del país ​​—Grupo AVAL y Grupo Empresarial Antioqueño (GEA)​​—. Después de la investigación sobre el portafolio de inversión de los fondos privados de pensiones que hizo Cuestión Pública, los ahorradores de estos fondos se enteraron a profundidad de a quiénes habían financiado por años con sus ahorros pensionales: Corficolombiana, exsocia de Odebrecht en la Ruta del Sol II; la Triple A de Barranquilla; Coviandes, con participación de Corficolombiana, que opera la vía en la que colapsó el puente de Chirajara; Konfigura, empresa del exministro Carrasquilla que estructuró los bonos de agua; Pacific Rubiales; Interbolsa, y Serfinanza, Casa Char, etc. Y entendieron el fenómeno de las autoinversiones que hacen las AFP en empresas de su mismo grupo económico.


Las AFP y un ejército de influenciadores afirmaron que era falso que los fondos hayan invertido en Odebrecht y en el puente Chirajara. Lógico, ellos se agarran de detalles, nimiedades y tecnicismos para defender el negocio. Entonces aquí vamos: los ahorros de casi 18 millones de colombianos se han invertido en Corficolombiana, la empresa insignia del Grupo AVAL y controlante de una veintena de empresas en el sector de la infraestructura; energía y gas; hotelería; agroindustria y sector financiero. Al 28 de febrero de 2022 todas las AFP tenían invertidos un total de 1.1 billones de pesos en Corficolombiana, según reportaron las mismas AFP a la Superintendencia Financiera.

Una vez claro esto, dejemos que sea la propia Corficolombiana la que les responda a las AFP y los influenciadores, el por qué son ellos los equivocados y deberían parar de generar confusión con respecto a la inversión que hacen las AFP con los ahorros pensionales de los colombianos. Corría julio de 2018, los albores de las denuncias del escándalo de Odebrecht en Colombia. Ya Roberto Prieto ​​—exgerente de la campaña presidencial de Juan Manuel Santos en 2014​​— tenía medida de aseguramiento y la Fiscalía había imputado cargos a José Elías Melo, expresidente de Corficolombiana, por su participación en los sobornos con Odebrecht.

En ese julio de 2018, Corficolombiana hizo una emisión y colocación de acciones ordinarias y preferenciales en la Bolsa de Valores (BVC). En carta blanca, sacó acciones a la venta al mercado y publicó un documento en el que se entrega toda la información de interés sobre la compañía a los posibles inversionistas o compradores de las acciones, este está en la propia página web de Corficolombiana, se puede consultar aquí.

En el documento denominado “Prospecto emisión de acciones 2018”, la misma compañía del Grupo AVAL, en el capítulo seis “Información sobre riesgos de Corficolombiana”, advierte a sus posibles inversionistas sobre el impacto en la compañía por cuenta de la asociación de su filial Episol, accionista de la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S., con la corrupta Odebrecht. También remarca que una sentencia condenatoria en contra del expresidente de Corficolombiana, José Elías Melo —quien en ese entonces estaba vinculado al proceso— tendría un efecto material y adverso sobre la reputación y las actividades de negocio de Corficolombiana o sus empresas subsidiarias. Esa condena efectivamente ocurrió tiempo después. Corficolombiana dedica otro aparte a advertir sobre los posibles riesgos que afectarían la acción de la compañía en la Bolsa de Valores, por cuenta de su participación directa e indirecta del 59.7% en la concesionaria Coviandes, debido al desplome del puente Chirajara que acababa de ocurrir seis meses atrás, el 15 de enero de 2018. Recordemos que Coviandes es subsidiaria de Corficolombiana y obtuvo la licitación para construir la vía Bogotá – Villavicencio, puente Chirajara incluido.

Para los que aún se atienen a tecnicismos y detallitos insignificantes para tapar el sol con un dedo y así decir que los fondos privados de pensiones no tienen nada que ver con Odebrecht, pues aquí tienen: Corficolombiana en este documento, además, confirma palabra por palabra, como es apenas lógico, que invirtió en la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S en donde era socia de la corrupta y condenada Odebrecht. Ellos afirman que: “Episol y Corficolombiana registraron un ajuste por deterioro (…) sobre su inversión en la concesionaria por un monto de $102.3 mil millones” es más, en 2017 el deterioro de la inversión fue de $140.7 mil millones según los propios análisis de Corficolombiana.

Entonces, estos señores de las AFP ¿le van a decir a los trabajadores y trabajadoras que los ahorros pensionales que tenían los fondos invertidos en acciones de Corficolombiana no perdieron valor de mercado en 2017? Van a negarlo ellos, cuando la propia compañía del Grupo AVAL reconoce el deterioro en la inversión en la Concesionaria Ruta del Sol en ese momento por cuenta del escándalo de Odebrecht.


Claro que los fondos tuvieron que reconocer pérdidas a precios del mercado y esto se tradujo en un menor rendimiento para sus afiliados. Mejor dicho, usted, ahorrador y aportante de una AFP, ha estado expuesto a perder dinero por culpa del escándalo de corrupción de Odebrecht. En 2017, la acción de Corficolombiana se desvalorizó fuertemente y el escándalo de Odebrecht tuvo que ver: el 9 de marzo de 2017 la acción de Corficol valía $26,980, el 17 de enero de ese mismo año la acción se cotizaba a $36,820 y allí los fondos privados de pensiones tenían invertidos 1.3 billones a finales de diciembre de 2017. La acción de Corficolombiana hoy en día se cotiza en $ 27,970.

Histórico del comportamiento de la acción de Corficolombiana en la Bolsa de Valores de Colombia entre febrero 2015 y diciembre 2018. Fuente de la gráfica: Portal financiero del Grupo AVAL. https://www.grupoaval.com/


Usted se preguntará ¿y qué pasó a principios de 2017 para que haya caído la acción de Corficolombiana de esa manera?, y yo le diré: pues que la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) pidió declarar la nulidad del contrato de la Ruta del Sol II por los actos ilícitos que dieron origen a su adjudicación, sobornos. El contrato había sido adjudicado a la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S. en la que participaban Episol (Corficolombiana) y Odebrecht. Es increíble que después de estos hechos todavía estos influenciadores y los representantes de las AFP son tan caraduras de salir a medios tradicionales a decir que es falso y replicar en redes que los fondos privados no tienen NADA que ver con Odebrecht y que es una #FakeNews. Señor y señora trabajador/a, usted afiliado de la AFP, ¿no le parece cuestionable que el dinero de su trabajo, el que usted está ahorrando cada mes para la pensión, siga invirtiéndose en Corficolombiana después de que uno de sus presidentes fue condenado por autorizar los sobornos con Odebrecht? José Elías Melo, expresidente de Corficolombiana, está actualmente condenado por estos hechos. La sentencia fue impuesta por un juez en abril de 2019, quien determinó que el exdirectivo del Grupo AVAL sí sabía del soborno de US $6.5 millones que Odebrecht le entregó al exviceministro de Transporte del Gobierno Uribe, Gabriel García Morales.


El Tribunal Superior de Bogotá ratificó el fallo en 2020. Corficolombiana tiene un expresidente condenado a casi 12 años de prisión por aprobar sobornos de Odebrecht para quedarse con el contrato de la Ruta del Sol II. Sin embargo, después de conocerse la condena, las AFP no han dejado de invertir el ahorro de sus cotizantes en productos del portafolio de Corficolombiana. Repito: a finales de febrero 2022 las AFP tenían invertidos 1.1 billones de pesos.

Ahora vamos por Chirajara. Coviandes y Coviandina son subsidiarias de Corficolombiana. En enero 2018 cuando se desplomó el puente de Chirajara, los fondos privados de pensiones tenían invertidos 1.2 billones en Corficolombiana. Las AFP dicen que vendieron su participación de la vía al Llano (Coviandes) cuatro años antes de que se cayera el puente Chirajara, pero seguían y siguen teniendo dinero en Corficolombiana, dueña y controlante de Coviandes. Por un lado o por el otro se llega al mismo lugar. Amigues, todos los caminos conducen a Corficolombiana. Coviandes es subsidiaria de Corficolombiana y esta última tiene una participación directa e indirecta de 59.8% en la concesionaria hoy. Coviandes está actualmente a cargo de la reconstrucción del puente de Chirajara que colapsó en 2018 y mató al menos a diez obreros.


A finales de febrero de 2018, la acción de Corficolombiana valía $24,720. Antes de la caída del puente, en diciembre 2017, se cotizaba en $28,900 ¿Van a seguir diciendo los representantes de las AFP que los ahorros de los colombianos no estuvieron ahí cuando se cayó el puente de Chirajara, teniendo ellos invertidos los ahorros de los trabajadores en Corficolombiana? ¿Van a negar que los ahorros de los trabajadores y trabajadoras siguen invertidos hoy en el puente cuando la concesionaria Coviandes, filial de Corficolombiana, está actualmente reconstruyendo el puente de Chirajara en los llanos? Señoras y señores, hablamos de la misma compañía y sus subsidiarias, los responsables son los mismos: Corficolombiana, empresa matriz del Grupo AVAL, grupo dueño de la AFP Porvenir S.A. Esto termina como el meme de Scooby Doo sacando la máscara. Finalmente, me gustaría atraer su atención sobre un detalle de la investigación de Cuestión Pública que hasta ahora no ha obtenido respuesta. El 12 de abril de 2021, consultamos a la AFP Porvenir S.A. para cuestionar el por qué tenía dinero en empresas de Sarmiento Angulo a finales de mayo 2015, cuando regía una prohibición plena para evitar que las AFP invirtieran en negocios de sus propios grupos económicos. Porvenir S.A. nunca respondió nuestro cuestionario.


Por otro lado, Cuestión Pública encontró que la AFP Protección S.A., que hace parte del Grupo Empresarial Antioqueño, GEA, también tenía inversiones en empresas de su mismo conglomerado económico por $6.9 billones, antes del decreto de 2015 que lo reglamentaba, aunque en ese momento todavía no era considerado un conglomerado.


La pregunta es: ¿por qué la gestión de los posibles conflictos de interés de los dueños de las AFP y las inversiones que hacen en sus propias empresas con el ahorro pensional de sus cotizantes, a pesar de la reglamentación, no está en el debate público ahora?

No dejen de leer y compartir la investigación de Cuestión Pública sobre la inversión de los ahorros pensionales de casi 18 millones de colombianas y colombianos: “Sabemos lo que hiciste con nuestro ahorro pensional – El pecado original de las AFP”.


Fuente: CUESTIÓN PÚBLICA

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo