Quehacer, sentir y significación del teatro, por ALONSO MARULANDA



Escribe: ALONSO MARULANDA ÁLVAREZ*


Son muchas y muchos los hombres y mujeres del mundo del Teatro que han manifestado que se va a éste a dos cosas:

  1. “ A divertirme”

  2. “ A escuchar hablar bien”

Esto tiene mucho de verdad, los actores y actrices se deben preparar para estos dos conceptos, para que el teatro se haga realidad en las tablas, donde la puesta en escena se hace realidad, los seres humanos que hacemos posible esta disciplina , estamos llamados a realizar esfuerzos para que se queme la mentira y se encienda la verdad, es un compromiso con la ética y con los valores que los postulados humanos nos proponen.


La delgada franja sobre las tablas, como una línea de combate

con los sentidos.


En las distintas maneras en que los creadores nos manifestamos la verdad esta en primer plano, en los tiempos actuales , se están dando paso a unos discursos sobre la importancia que tiene que saber la verdad y el teatro no puede estar al margen, porque el teatro representa la vida.


Deben ser inagotable los esfuerzos para que nuestra cultura teatral demuestre en sus propuestas escénicas un verdadero compromiso, con quien a bien tenga estar luchando, porque la verdad renazca en cada ciudadanía y en cada ciudadano. Nos merecemos como sociedad tomarnos enserio en estos momentos, tenemos grandes razones para que asistamos a nuevos renacimientos, será fascinante recorrer esta calle llamada verdad.


Que nuestros sentimientos y rituales teatrales tengan como marco esa búsqueda, no atrevernos a vivir estos momentos, estos nuevos vientos, es negarnos a ver lo que tanto tiempo han hecho invisible, para no hacer justicia, para quitarnos poder, para no liberarnos del engaño para no emprender y comprender que la verdad nos actualiza , nos despierta y nos fortalece.


Participando de la tradicional "Tertulia de los Miércoles", junto a su creador, el poeta, pintor y gestor cultural, Jaime Rojas Hurtado.


Esto estimula nuestras creaciones nuestro arte, para prevenirnos y orientar lo social, es formar para el respeto, para curarnos del dolor, para que nuestro presente deje de ser de la muerte; para lograrlo debemos colocar en el corazón del teatro toda su fuerza, para que tengamos un gesto comprometido y ser un canto distinguido, que merezcamos ser tenidos en cuenta, por futuros momentos civilizados y porque hoy es urgente que hombres y mujeres del teatro nos encontremos para ser enteramente capaces de vivir en el marco de la verdad y dejemos de habitar nuestro territorio sin resignificarlo, para no existir de apariencias , sin permitir la ilusión.


Reconstruyamos nuevas confianzas, esforcémonos porque el ojo derecho se fije en el izquierdo con respeto y unos mínimos de afectos para poder soñar, para poder construir nuevos diseños, no para impresionar ni para la sorpresa, ni para la extravagancia, busquemos atraer nuevas experiencias para que juntos nos consagremos en el nombre de teatro , ya que este es un instrumento para la reflexión y la transformación de los pueblos que brinda un sentido diferente a las emociones , es el papel que cumple el teatro social.


Esta disciplina nos brinda la oportunidad de compartir con el ser , dirigir lo compartido, lo que muchas veces no podemos hacer en la vida real, ya esto nos lo han enseñado y insinuado muchos pensadores del teatro mundial, manos a la obra para que juntos y juntas hagamos un teatro para que la verdad sea posible.


*Actor, director de teatro y máximo referente de la Asociación Teatral "Blanco y Negro", cultora local de la tradición dramatúrgica del teatro político creado por Betolth Bretch.


Título original: "El Teatro y la Verdad en su Dia Internacional"


Fuente: EL OPINADERO


(La siguiente crónica fue publicada originalmente en el portal

EL OPINADERO y reproducida tanto con el consentimiento de su autor,

como del titular del mismo, Luis Fernando Cardona).

12 visualizaciones1 comentario