top of page

Rechazo mundial ante planteo de Israel de expulsar palestinos de Gaza


Las críticas y advertencias a la administración de Israel por parte de gobiernos de todo el mundo no han parado de llegar tras una serie de declaraciones de funcionarios de ese
país sobre el destino de los palestinos en Gaza.

Itamar Ben-Gvir, ministro de seguridad nacional de Israel, aseguró el lunes que la salida de los palestinos de Gaza y el restablecimiento de asentamientos israelíes en el territorio es "una solución correcta, justa, moral y humana".


"Ésta es una oportunidad para desarrollar un proyecto que anime a los residentes de Gaza a emigrar a países de todo el mundo", prosiguió en una reunión de su partido ultranacionalista Otzma Yehudit (Poder Judío).


Sus comentarios se produjeron un día después de que el Ministro de Finanzas de Israel, Bezalel Smotrich, aseguró que su país debería trabajar para que casi toda la población palestina de Gaza abandone la franja mediante la "emigración" para luego establecer asentamientos israelíes en ese territorio.


Aunque la postura oficial del primer ministro Benjamín Netanyahu es que los habitantes de Gaza puedan regresar a sus hogares después de la guerra, los comentarios de altos funcionarios de su gobierno preocupan a la comunidad internacional.


En respuesta, el jefe de política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, condenó este miércoles ambas declaraciones que calificó de "incendiarias e irresponsables".


"Los desplazamientos forzados están estrictamente prohibidos por ser una grave violación del (derecho internacional humanitario) y las palabras importan", escribió el funcionario en X.


Las críticas de Chile, España, Francia y Reino Unido


Casi paralelamente, el Ministro de Asuntos Exteriores de Reino Unido, Tariq Ahmad, deploró en la misma plataforma los comentarios "incendiarios" de los ministros israelíes.


“Gaza es territorio palestino ocupado y será parte de un futuro Estado palestino. Reino Unido rechaza firmemente cualquier sugerencia de reasentamiento de palestinos fuera de Gaza”, dijo un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores.


Por su parte, Francia exhortó a Israel a abstenerse de realizar declaraciones "tan provocativas, que son irresponsables y alimentan las tensiones".


"No corresponde al gobierno israelí decidir dónde deben vivir los palestinos en sus tierras. El futuro de la Franja de Gaza y sus habitantes dependerá de un Estado palestino unificado que viva en paz y seguridad junto a Israel", agregó.


El gobierno de España también advirtió a Israel contra el desplazamiento forzoso de palestinos.

"España reitera la necesidad perentoria de respetar el Derecho Internacional, el Derecho Internacional Humanitario y de garantizar la protección de la población civil", señaló en un comunicado la cancillería.


Más al norte del continente, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Países Bajos dijo que la nación "rechaza cualquier llamado al desplazamiento palestino de Gaza o la reducción del territorio palestino".


En América Latina, Chile fue uno de los primeros países de la región en rechazar las sugerencias de los ministros israelíes.


"Las irresponsables acciones y declaraciones de las autoridades israelíes constituyen un serio obstáculo para la implementación de la solución de los dos Estados, como única forma de alcanzar una paz justa, plena y definitiva entre Palestina e Israel", añadió en un comunicado publicado este jueves el Ministerio de Relaciones Exteriores chileno.


"No somos otra estrella en la bandera estadounidense"


El martes, el gobierno de Joe Biden emitió un comunicado inusualmente crítico que, según expertos, subraya las divisiones cada vez más profundas entre Washington y Tel Aviv sobre el destino de la Franja de Gaza.


En él, el portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller, afirmó que la retórica de los ministros Bezalel Smotrich e Itamar Ben-Gvir “es incendiaria e irresponsable” y “debería cesar de inmediato”.


Bezalel Smotrich aseguró que el 70% de la opinión pública israelí apoya fomentar la emigración voluntaria de los palestinos de Gaza y su absorción en otros países.


“Hemos sido claros, consistentes e inequívocos en que Gaza es tierra palestina y seguirá siendo tierra palestina, sin que Hamás ya tenga el control de su futuro y sin grupos terroristas capaces de amenazar a Israel”, subrayó Miller.


Poco después, Ben Gvir desestimó la condena estadounidense.


"Realmente aprecio a los Estados Unidos de América, pero con el debido respeto, no somos otra estrella en la bandera estadounidense".


"Estados Unidos es nuestro mejor amigo, pero antes que nada, haremos lo que sea bueno para el Estado de Israel: la emigración de cientos de miles de Gaza permitirá que los residentes (de la zona fronteriza) vuelvan a casa y vivan", añadió.


"Israel apoya la solución humanitaria de fomentar la emigración"


La mañana siguiente Smotrich prosiguió con su retórica de fomento de la "emigración voluntaria" de los palestinos.


“Más del 70% de la opinión pública israelí apoya la solución humanitaria de fomentar la emigración voluntaria de los árabes de Gaza y su absorción en otros países”, escribió en X el miércoles.


En 2005, Israel retiró unilateralmente sus últimas tropas y colonos de Gaza poniendo fin a su presencia dentro del territorio que comenzó en 1967.


Sin embargo, mantuvo un control casi completo de sus fronteras.


Las declaraciones de los dos ministros han generado nuevas preocupaciones sobre el futuro del pueblo palestino en la Franja de Gaza una vez que termine la guerra.


Las autoridades de salud de Gaza, dirigidas por Hamás, afirman que desde el ataque de Hamás a Israel, en el que murieron 1.139 personas, unos 22.000 palestinos han muerto con la respuesta militar israelí.


Los combates continúan y, según la ONU, el 85% de los habitantes de Gaza han sido desplazados internamente.



Fuente: BBC (GRAN BRETAÑA)

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page