top of page

Respuesta a un pasquín


La Chambrana, una colección literaria que recoge el talento de escritores y el esfuerzo
de quienes laboran para hacer posible un mejor entorno social

Escribe: ALAN GONZÁLEZ SALAZAR*


Con mal disimulado rencor se imprimió -a blanco y negro- un panfleto en Pereira. El autor enmascarado, difundió con éxito en cafés, bares y redes sociales, el mes pasado, un párrafo picaresco y degradante que, sin duda, cumplió su cometido… y como se trató de un párrafo calumnioso cuyo mayor objetivo fue, a través de la burla, de la degradación de los temas, causar daño a las y los escritores de la ciudad, no podía entonces ser firmado -por temor quizá a la ley- porque este comunicado corría la línea ética y se entremezclaban libros, personas y hechos que deberían haber tenido un mejor trato, no podrían acercarse con este hilo de miserable unión, dar fe solo a las murmuraciones para sintetizar la historia literaria de Pereira, y promoverlas a mandíbula batiente, con lenguaje belicoso ¡A quién le fusilaron tres páginas!


Según el autor del panfleto, El Loquístico, la tradición escritural de la ciudad está sustentada en el robo, en el plagio, en la vanidad… por el contrario, puede ser que, movido por el resentimiento y la ignorancia, no tenga -El Loquístico- las facultades para apreciar el esfuerzo de lograr una colección como La Chambrana, el esfuerzo de lograr consolidar una política pública ¡A son de qué viene este ataque a una maestra cuyo amor nos engrandece, hablo de la doctora Cecilia Caicedo Jurado, quien hoy nos sigue honrando con su escritura, es decir, sus libros no son “pastusadas plagadas de gazapos”, ni “una mirada miope”, ni se ha apropiado de nada que no le pertenezca! ¡Pocas personas han sido tan lúcidas! ¡Mediocres ustedes que no escriben!


Y Eduardo López Jaramillo ¡Qué falta de consideración! ¡Seguir martirizándolo! No tendrá descanso ¡Cómo descalifica al maestro este cagatintas!


Eduardo López, en su versión de los Poemas Canónicos de Constantin Cavafys, afirma haberse servido de las traducciones al inglés y al francés que, hasta la fecha de esta publicación antológica en el año de 1985, había sobre el bardo alejandrino, en modo alguno podría juzgárcele, solo por envidia, solo por la tristeza que experimenta quien desea los logros del otro a quien envidia, solo así podría juzgárcele.












Alan González Salazar (Pereira, 1987) Autor de Anónimos (Premio Nacional de Novela “Ciudad Pereira”, 2012), Noche en tu silencio (Poesía, 2017) y Máquina triste (Narrativa, 2018). Dirigió el Taller de Lectura y Escritura Creativa de la Universidad Libre de Pereira y fue representante del Consejo Departamental de Lectura, Escritura, Oralidad y Bibliotecas de Risaralda en el año 2020. Poemas suyos han sido incluidos en las antologías: Poetas del Gran Caldas (2013); Lecturas Urgentes de Poesía (2015); Palabras entre dos ríos: Nuevos poetas pereiranos (Secretaría de Cultura de Pereira, 2018).

12 visualizaciones0 comentarios

Kommentare


bottom of page