top of page

Risaralda, lista y dispuesta para eventuales dificultades del Fenómeno del Niño



El inicio de la época decembrina concuerda este año con el aumento de temperaturas debido al fortalecimiento del Fenómeno El Niño y la finalización de la segunda temporada de lluvias en Colombia. De acuerdo a los pronósticos del Ideam el calor será protagonista en los hogares risaraldenses por lo menos tres meses más.


“El departamento se viene preparando desde hace seis meses, desde la Gobernación como también de las entidades externas, todas las que conforman el Sistema Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres, SDGRD, hemos venido brindando asesoría y asistencia técnica a todos los municipios en la construcción de sus planes de contingencia, como también venimos trabajando con el Ministerio de Vivienda y los acueductos comunitarios”, explicó Diana Carolina Ramírez Laverde, Coordinadora Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres.


Recordó la funcionaria que, en el Fenómeno El Niño de 2016 en el departamento fueron reportados más de 260 acueductos con algún tipo de problemática por desabastecimiento de agua, por ello no se debe bajar la guardia.


“Igualmente venimos trabajando con la Comisión de Incendios de Cobertura Vegetal en prevención y haciéndole el llamado a las comunidades para que nos ayuden en este aspecto, ya que cerca del 90% de los incendios que se presentan, así no sea con intención, tienen alguna intervención humana”, aseguró Ramírez Laverde.


A los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo de Desastres y autoridades locales; la funcionaria recomendó mantener activos los Planes y Protocolos de Respuesta, con el fin de evitar la ocurrencia y propagación de incendios de cobertura vegetal, especialmente en áreas de reserva forestal, ecosistemas estratégicos y del Sistema Nacional de Parques Nacionales Naturales, además activar e implementar los Planes de Contingencia Municipales de Incendios Forestales, PCMIF.


A las empresas operadoras de acueductos, y a la comunidad en general, vigilar las reservas de agua, planificar y usar adecuadamente el recurso para evitar desabastecimiento. Las empresas prestadoras de servicios deberán activar e implementar los planes de contingencia respectivos, además, realizar estrategias para evitar o limitar el uso de agua provista para actividades de riego de prado, jardines, lavado particular de autos o actividades no autorizadas.


En cuanto al sector agropecuario y forestal, se debe tener en cuenta la reducción en la oferta hídrica, las temperaturas altas, el bajo contenido de humedad en el suelo, el mantenimiento de los sistemas de riego y la cobertura vegetal y el estado de los ríos, además de la implementación de los Programas de Uso Eficiente y Ahorro del Agua -PUEAA, en cumplimento a lo establecido en la Ley 373 de 1997.


Fuente: GOBERNACION DE RISARALDA

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page