Rodolfo Hernández: bofetada a la inteligencia, por CARLOS ALBERTO AGUDELO


Escribe: CARLOS ALBERTO AGUDELO ARCILA*


Es curioso cómo un “hombrecito” se vuelve famoso por una bofetada, por hijueputazos aquí, hijueputazos allá y sea exaltado como un digno representante de la política

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.


Es curioso cómo un “hombrecito” se vuelve famoso por una bofetada, por hijueputazos aquí, hijueputazos allá y sea exaltado como un digno representante de la política nacional hasta convertirse en alguien presidenciable. Desde luego el relativo éxito de la campaña de este personaje acantinflado y a la vez dantesco, se debe a una ignorancia sin límites en política de ciertos ciudadanos, ya rotulados como “rodolfistas”, o porque aspiran tener beneficios burocráticos directos, en razón de ser reacios a escuchar propuestas inteligentes de algún candidato profundo en sus juicios políticos, económicos y sociales. A cierta muchedumbre le cayó en gracia estas actitudes prosaicas del bumangués Rodolfo Hernández. Cala de tal manera el “discursito” soez de este millonario aleccionador de la dignidad humana, que sus presuntos votantes abalan todo proceder escandaloso del candidato Hernández, se hacen los de la “vista gorda” respecto al proceder irrazonable del señalado hombre temperamental, hacen caso omiso al escandaloso proceder de corrupción durante su trayectoria política, sin analizar las promesas incumplidas cuando fue candidato a la alcaldía de la ciudad bonita, entre ellas las 20.000 casas de interés social a quienes votaran por él, su gobierno desastroso como alcalde, el escándalo por el caso Vitalogic, el tráfico de influencia para favorecer a su hijo Luis Carlos, quien “habría firmado un contrato de corretaje por 100 millones de dólares” y así este “pichón de cuna rica” tuviera una comisión de 16 millones de dólares. El señalamiento de corrupto, por parte del contratista también corrupto Emilio Tapia, al ahora candidato presidencial Rodolfo cuando este lo invitó “para participar indebidamente en procesos contractuales de su administración a cambio de millonarias comisiones; propuesta que, por no ser de su interés rechazó de inmediato”.

De la exigencia entre 100 y 350 millones de pesos para pertenecer a la lista cerrada a la Cámara de Representantes por Santander. La utilización de una imagen de su hija secuestrada y asesinada, no quiso pagar rescate, para despertar compasión en los televidentes de RCN, cuando al mostrársela quedó pasmado, antes de salir al aire la periodista le preguntó si aceptaba hablar al respecto, desde luego admitió de buena gana porque como un ser astuto avizoró la oportunidad de hacer teatro y la de captarle votos, así sucedió, a telespectadores sensibleros. Hombre frío, calculador, inhumano.


En este mismo programa señaló al ELN como autor del secuestro y años atrás, en otra entrevista, acusó a las Farc del crimen, contradictorio, pérfido, admirador de Hitler, cínico, embaucador. El politiquero aquí mencionado está de fiesta porque parece estar en un tercer lugar (¿…?) de las encuestas para dirigir el destino de Colombia durante el periodo 2022-2026, sin hacer manifestaciones, sin un conglomerado capaz de llenar el suelo de su casa, con la demagogia de acabar de ipso facto con la corrupción, de no cobrar su sueldo, de quitarle los vehículos a los congresistas y otras supuestas soluciones para sacar de la pobreza a más de treinta millones de conciudadanos, otra burla a la democracia, esto da para un antología de humor agresivo contra la inteligencia.

Estamos enseñados a este tipo de politiquería, a esta manera de engatusar al electorado. La mayoría de candidatos practican la argucia de sentarse a comer en el mismo plato con el proletariado, de bailar, dar brincos de circo, de lanzar el balón de fútbol a sus espaldas, gritar gol donde en un lugar sin portería, tocar guitarra mal rasgueada para conquistar el voto. No obstante este empresario de marras optó por la grosería para impresionar a los votantes.

“Cada pueblo o nación tiene el gobierno que se merece”, lo dijo el reaccionario francés Joseph de Maistre, si es elegido como presidente de Colombia, este bárbaro de la reflexión incoherente, del pugilato salvaje, va a prevalecer el continuismo del narcoestado, el régimen masacrador, paramilitar, delincuencial, la corrupción será más evidente.

Los carros para los congresistas serán más costosos, las embajadas abrirán sus puertas como siempre, los $34,3 millones del sueldo del primer mandatario se repartirá entre cuarenta millones de personas, la chequera del erario público en manos del primer artero del nuestra patria servirá para comprar doce aviones presidenciales y… Rodolfo Hernández promoverá su filosofía de “esa vaca lechera es una delicia…”

Sí, votar por Rodolfo Hernández es una bofetada a la inteligencia. ¡Y qué bofetada!











*Escritor, poeta, periodista y columnista, oriundo del departamento del Quindío. Autor prolífico.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo