Sólo un mito, por LUIS ENRIQUE ARANGO


Se está magnificando la capacidad que tienen los jefes políticos de inducir la votación de los que se alinean con las orientaciones de los partidos en las elecciones presidenciales. Los hechos demuestran otra cosa.


Aún sin tener la cifras definitivas de los escrutinios de las elecciones del pasado 13 de marzo, por aquello que es de dominio público, usaré de manera provisional los datos del preconteo, publicados por la registraduria, con la certeza de que la votación por los partidos donde pondré la lupa, podrían bajar antes que subir.


En cambio miremos los votos depositados en la consulta por el candidato de ese partido dentro de la coalición Pacto por Colombia, de la que hacía parte . David Barguil solo logró alcanzar 629.510 votos. Ello implica apenas una fracción de la votación (28%) , de la que el Partido Conservador obtuvo en su lista al Senado.


Por el lado del Partido de la U la situación fue peor, solo le transfirieron a Enrique Peñalosa, a quien respaldaron oficialmente, 231.668/1.506.134, es decir un 15,4%. Y eso suponiendo que el Candidato no aportó nada por fuera de ese partido.


Nótese además que en particular estas consultas se hicieron en simultánea con la elección al Congreso, donde todas las maquinarias partidistas estaban activadas, jugándose a fondo para elegir sus voceros.


Lo que viene ahora es diferente, son solamente elecciones presidenciales, donde baja ostensiblemente el activismo partidario tradicional .


En estas condiciones, con todo respeto, no veo los famosos 2 millones de votos del partido liberal que algunos asumen estar en manos del jefe único de ese partido, el expresidente César Gaviria Trujillo.


Hay otro antecedente que aunque diferente puede ser también iluminador sobre la decreciente capacidad de endoso del jefe este partido . Se trata de la última consulta abierta a todo el electorado que hizo el partido liberal en el año 2017 para escoger solo entre los precandidatos liberales y con el apoyo de la registraduria su candidato a la Presidencia de la República para el año 2018, donde resultó escogido el Dr Humberto de la Calle Lombana.


Se habían inscrito varios partidos en la registraduria para hacer sus respectivas consultas pero declinaron y finalmente solo quedó el Partido Liberal . Consulta además muy criticada por los altos costos para el Estado.


Estos fueron los resultados de la cónsula abierta a todo el censo electoral.

Consulta Partidos

Partido Liberal

Noviembre 19 de 2017

Humberto de la Calle, 362.229

( 53,05%)

Juan Fernando Cristo, 320.496 (46,94%)


Votos totales incluyendo nulos y no marcados 736.950


Una bajísima votación, participó en la consulta un escaso 2% del censo electoral


Nada que ver dirán algunos, sin embargo es un episodio indicativo de una realidad que hoy se ve reflejada ademas en las crisis internas sufridas por ese partido, acrecentadas precisamente en la consulta de marras.


Hoy en día ambos candidatos liberales de la época respaldan a Sergio Fajardo Valderrama .


Todo este preámbulo para poner en blanco y negro la realidad de los partidos políticos históricos, que en el pasado pudieron ser determinantes pero que hoy, de organizaciones acatadas y creíbles tienen muy poco.


Los electores son libres y toman las decisiones con mayor autonomía en este tipo de elecciones por las razones expuestas y muchas más. La elección Presidencial es quizás el voto donde la conciencia ciudadana puede actuar lejos del pequeño interés mundano por decirlo de alguna manera.


Ello no significa que se rehuya el apoyo de las personas que profesan el credo liberal y posean liderazgo, por el contrario en la Coalición Centro Esperanza está su espacio real. La diferencia estriba en que no va ser posible que se reediten acuerdos políticos a la usanza tradicional.


La campaña electoral como dice Sergio Fajardo Valderrama apenas está empezando. Estamos remontando la cuesta.


*Dirigente cívico y político. Ex rector de la Universidad Tecnológica de Pereira (UTP)

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo