top of page

Sancionan soldados que junto a "paras", atacaron población con ropa de guerrilleros


10 militares bajo investigación por los actos de violencia ocurridos en Tierralta, Córdoba, esta semana fueron suspendidos temporalmente mientras se comprueba su participación en los hechos. Recordemos que se alega que estos miembros de la Fuerza Pública amenazaron a civiles, incluyendo menores y mujeres embarazadas.

El general Luis Mauricio Ospina, comandante del Ejército, anunció que se les retiró la confianza y la responsabilidad de portar armas, así como se separó a los mandos de sus funciones de liderazgo en operaciones militares.


Las investigaciones disciplinarias están en curso, tanto a nivel interno como a nivel de la Justicia Penal Militar y la Procuraduría General de la Nación. La Fiscalía también está involucrada en la investigación debido a que no se trata de actos relacionados con el servicio.


El Ejército enfatizó que estos incidentes no reflejan la formación recibida por los militares, la cual se centra en el respeto de los Derechos Humanos. Además, mencionaron que este personal fue recientemente reentrenado en temas de derechos humanos, protección de niños y uso adecuado de la fuerza.


Los hechos, que inicialmente se atribuyeron a disidentes de las FARC, han sido condenados por las Fuerzas Militares y se están llevando a cabo múltiples investigaciones, incluyendo denuncias de abuso sexual en la zona. Tanto la Fiscalía como la Justicia Penal Militar están trabajando en esclarecer los acontecimientos y garantizar la justicia.



Fuente: CUARTO DE HORA

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page