Se fue una verdadera gloria del deporte colombiano

Efraín ‘Zipa’ Forero, quien fue el primer campeón de la Vuelta a Colombia en 1951, falleció el pasado lunes en Bogotá


Forero fue uno de los pioneros del ciclismo colombiano, tanto, que fue una de las personas que respaldaron la idea de realizar por primera vez la Vuelta a Colombia, que nació en la redacción de este diario.


Sus primeros años

Nació el Zipaquirá, Cundinamarca el 4 de marzo de 1930, por lo que fue conocido como el ‘Indomable Zipa’, un corredor aguerrido, excelente escalador y que siempre pensaba en ganar.

Efraín Forero fue quien hizo el reconocimiento del trazado de la primera Vuelta, la que terminó en la capital del país el 17 de enero de 1951, cuando había comenzado diez días antes en las instalaciones de EL TIEMPO ubicadas en esa época en la Avenida Jiménez de la capital del país.

Esa competencia tuvo un recorrido de 1.254 kilómetros y se impuso luego de más de 45 horas de pedaleo. Y ese mismo año ganó la medalla de oro en la ruta de los Juegos Bolivarianos. Pero ese no fue su primera victoria.

Forero siempre habló que el 3 de agosto de 1948 se celebraba en Zipaquirá el día de los Mártires y se programó, en esa ocasión, una Doble a Colombia, una competencia que recorrió la vía hacia Bogotá, según registra el libro Los reyes de la Vuelta a Colombia.


El ganador fue Forero, quien aventajó a sus rivales montado en una bicicleta de turismero. Venció a hombres experimentados y de la talla de Eduardo Rozo y Bernando Villaquirán. Tal vez ese fue el comienzo del gran ciclista que fue.

Su primer título como pedalista fuera del país ocurrió en 1950, cuando hizo parte de la Selección Colombia, que fue oro en la persecución por equipos de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1950, al derrotar a Cuba. Forero integró esa escuadra al lado de Luis Ortiz, Rozo y Jaime Tarquino.

Se casó el 4 de enero de 1956 con Ligia Rey, de cuya unión nacieron Ligia Marlén, Doris Amparo y Efraín Alberto.

Fue campeón en cuatro ocasiones del nacional de ruta (1950, 1953, 1954 y 1958), pero sin duda el título de la Vuelta fue la carrera que lo llevó al estrellato y por lo que se hizo famoso.

En 1961 dejó el ciclismo. Colgó la bicicleta y se dedicó a ser uno de los vendedores de la fábrica de cerveza Andina. Volvió al pedalismo cuando se fue a vivir a Cali, esta vez como entrenador, pues en esa ciudad montó una agencia de la cervecería.

Luego, se convirtió en técnico. Estuvo al frente del equipo Singer, pero la escuadra fue desintegrada en 1977, por lo que el ‘Zipa’ volvió a quedar desempleado.

Se dedicó a la mecánica y manejó una buseta que no era de su propiedad hasta 1977, cuando fue contratado como el entrenador de ciclismo de la Liga de Boyacá.


Pionero del ciclismo femenino


Fue el encargado de darles la oportunidad a ciclistas como Israel ‘Pinocho’ Corredor, cuando estuvo al frente del equipo del club Minobras, en el que laboró hasta 1983. Un año antes montó el primer equipo femenino de Colombia, luego de recibir el apoyo de Manuel Arias, dueño de un taller de bicicletas.

Nelly Alba, la ‘Condorita’ Corredor y Luz Mery Tristán fueron algunas de sus pupilas, quienes fueron parte de un grupo fuerte que nació luego con el apoyo de Postobón.

Fue el técnico del grupo en el Tour de Francia Femenino de 1987, pero el grupo no continuó por problemas internos. Según Forero, las corredoras hablaron mal de él, pero la firma lo respaldó.

Efraín Forero se volvió a casar, esta vez con Rubiela Bermúdez, con quien tuvo a Sandra Yaneth, Francia Jeannine y Efraín Mauricio.

Vivía en el barrio Fontibón de Bogotá. Hace un par de años estuvo mal de salud, luego de haberse contagiado por el covid-19.

Adiós a Efraín Forero y gracias por haber sido no solo el ‘Indomable zipa’, sino el pionero del ciclismo colombiano.


Fuente: DIARIO EL TIEMPO

5 visualizaciones0 comentarios