¿Quieren suspender al registrador, para suspender las elecciones?


Y digo “son” porque hoy son dos diferentes, aunque tienen su punto de contacto.


Por un lado, les cuento una primicia: en las últimas horas, y de manera silenciosa, la Fiscalía General de la Nación abrió una indagación preliminar contra el registrador nacional del Estado Civil, Alexander Vega, por una supuesta conducta penal que aún no está determinada, pues se encuentra en averiguación.


La base de datos del Sistema Penal Oral Acusatorio (SPOA) tiene la información de este proceso en un estatus restringido y confidencial. Sin embargo, la existencia del proceso fue confirmada a El Reporte Coronell por una alta fuente del ente acusador.


La indagación preliminar contra el registrador Vega está relacionada con el caso Indra y fue asignada al fiscal tercero delegado ante la Corte Suprema de Justicia, Javier Fernando Cárdenas. Recuerden ese nombre, porque volveremos sobre él.


Mientras estamos aquí conversando, se prepara una audiencia dentro de otro proceso judicial en marcha que involucra al registrador. Esta vez, en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca.


Se trata de una acción popular interpuesta contra el registrador Vega por el abogado Germán Calderón España, quien pide suspender a Vega y encargar a alguien distinto para las elecciones del 29 de mayo, dentro de once días.


El plato fuerte de hoy es la citación a los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana, quienes –en un rato, a las 8:30 de la mañana– deben declarar y entregar las pruebas del supuesto fraude que según ellos cometió la Registraduría a favor del Pacto Histórico en las elecciones de Congreso.


De momento, esas pruebas no se conocen. Mucho Twitter y de aquello nada. Solo hay un largo escrito (que me leí ayer con resignación de monje budista) presentado por una asociación llamada ‘Colombia Transparente’, cuya cabeza visible es un abogado ultraderechista llamado Sergio Giovanny Alzate.


A su vez, el abogado Alzate está denunciado por la Registraduría por los presuntos delitos de injuria, calumnia, falsa denuncia, fraude procesal y terrorismo.


Bueno volvamos al comienzo: les contaba que el fiscal que abrió con tanto sigilo la indagación preliminar contra el registrador Vega es Javier Fernando Cárdenas.


Y aquí es donde el primer Reporte Coronell se encuentra con el segundo.


Javier Fernando Cárdenas es el nuevo fiscal para el proceso contra el expresidente Álvaro Uribe por soborno de testigos y fraude procesal.


Es un hombre de confianza de Gabriel Ramón Jaimes, el fiscal/defensor que en las audiencias de preclusión hizo el papelón que ustedes ya conocen.


Hoy el senador Iván Cepeda, el exfiscal Eduardo Montealegre y los abogados Reinaldo Villalba y Miguel Ángel del Río presentarán una ampliación de denuncia contra Gabriel Ramón Jaimes por presuntamente cometer los delitos de prevaricato por acción y por omisión.


Las alegadas víctimas en el caso Uribe aseguran en su denuncia que el fiscal Jaimes:

  • Compulsó copias –es decir, pidió investigación penal– contra Deyanira Gómez y Juan Guillermo Monsalve, lo que para los denunciantes constituye un acto de intimidación sin fundamento a testigos y víctimas.

  • De acuerdo con la denuncia, la decisión de la jueza Carmen Helena Ortiz deja claro que existen suficientes pruebas para acusar al expresidente y al pedir una preclusión contraevidente Jaimes habría prevaricado.

  • En cambio, no compulsó copias contra la condenada exfiscal Hilda Niño, ni contra el sentenciado narcotraficante Juan Carlos ‘El Tuso’ Sierra, quienes, de acuerdo con el fallo, mintieron. Por no denunciarlos, Jaimes podría estar incurso en los delitos de prevaricato y fraude procesal.

  • La denuncia también hace énfasis en la presunta parcialidad del fiscal Jaimes, quien realmente no investigó al procesado Álvaro Uribe sino a los testigos de cargo.

El denunciado Jaimes es el coordinador de la Unidad de Fiscales ante la Corte Suprema de Justicia, uno de los más altos cargos del ente acusador. Por competencia, lo debe investigar un fiscal delegado ante los jueces del circuito, es decir, un fiscal con menos jerarquía.


No hay que esperar grandes resultados en este proceso.


Vuelve y juega


Después de muchas demoras, causadas por retrasos del Gobierno y la Registraduría, el Consejo Nacional Electoral (CNE) seleccionó anoche la firma que se encargará de la auditoría internacional a los programas de conteo de conteo y reporte de votos.


La escogida es la compañía alemana Dermalog, que se presenta en su página web como la empresa más grande de control biométrico en Alemania.


No tengo claro qué tiene que ver su respetable experiencia en sistemas biométricos de seguridad e identificación con la capacidad de auditar los softwares de conteo en las elecciones presidenciales. Pero es la escogida.


Fuente: WRADIO

4 visualizaciones0 comentarios