Si Hernández no puede ser presidente; ¿para qué gastar en una segunda vuelta?

El exalcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández Suárez, fue sancionado de nuevo por la Procuraduría General de la Nación por cinco meses, en esta ocasión por insultar a un veedor ciudadano en un parque de Bucaramanga en octubre 2018.


Con esta sanción, Hernández completa tres de tipo disciplinario, por lo que podría quedar inhabilitado para ocupar cargos públicos por los próximos tres años.


Según el Código Único Disciplinario artículo 38, literal 2, es causal de inhabilidad: "haber sido sancionado disciplinariamente tres o más veces en los últimos cinco (5) años por faltas graves o leves dolosas o por ambas. Esta inhabilidad tendrá una duración de tres años contados a partir de la ejecutoria de la última sanción", dice el código.

Según Julio Ortíz, abogado de Hernández, aseguró que dichas sanciones aún no están ejecutoriadas por lo que hasta que no se agoten las instancias no estaría inhabilitado.

"Estamos en frente de todos los recursos de todas las acciones y decisiones que se han presentados incluso, acudir ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos porque no son actos de corrupción”, indicó el abogado.


El panorama de Rodolfo es muy complejo, muy desfavorable teniendo en cuenta sus aspiraciones presidenciales.


La primera sanción de Hernández fue por "tratar con irrespeto, sin imparcialidad y falta de rectitud a un funcionario con quien tiene relación en el servicio público", según el documento de sanción de la Procuraduría. La segunda fue la recordada polémica que se suscitó por golpear al entonces concejal de Bucaramanga, John Claro.

Y esta tercera, la cual -según información de la Procuraduría- fue fallada el pasado 26 de mayo.

Daniel Caicedo, abogado santandereano, indicó que esta situación podría complicar la aspiración presidencial de Hernández. "El panorama de Rodolfo es muy complejo, muy desfavorable teniendo en cuenta sus aspiraciones presidenciales”.


Testigo


Luis Andelfo Trujillo, amigo y socio de comisiones de Luis Carlos Hernández, hijo de Rodolfo Hernández, asegura que el entonces alcalde de Bucaramanga participó activamente en hechos de corrupción.


El señor Trujillo está pidiendo protección porque teme que alguien pueda atentar contra él ya que su testimonio es determinante y ha aportado buena parte de las pruebas documentales que tienen en problemas al ingeniero Rodolfo Hernández.

En contexto:

  • La acusación de la Fiscalía contra Rodolfo Hernández y la historia de “la calavera”

  • El Reporte Coronell: Las pruebas contra Rodolfo Hernández

  • ¿En qué va el caso judicial de Rodolfo Hernández y Vitalogic?

El testigo aceptó hablar con el abogado Elmer Montaña, director del Colectivo Control Ciudadano Colombia. Montaña viajó hasta el lugar donde está y le hizo varias preguntas cuyas respuestas fueron grabadas en video y se revelan hoy en primicia aquí en El Reporte Coronell.


En el video que ustedes podrán encontrar a continuación muestra documentos que sustentan su versión y que contradicen la del señor José Manuel Hormaza de Vitalogic que hace días leyó un largo y tedioso documento justificándose.


Recuerden: quien pregunta es el abogado Elmer Montaña y la primera respuesta de Luis Andelfo Trujillo es sobre las reuniones que sostuvo Rodolfo Hernández con los interesados en el contrato de las basuras: José Manuel Hormaza, el ciudadano rumano Florín Volcinschi, Héctor Hernando Baquero y el comisionista Carlos Gutiérrez.

  • ¿Dónde se reunieron?

  • Primero se reunieron en el Marriot y después fue en el penthouse del alcalde.

  • ¿Y allí qué se acordó?

  • Se acordó escoger la “calavera”, que era la que iba a hacer los pliegos y…

  • ¿Quién fue el que se inventó o acuñó ese término?

  • El alcalde, Rodolfo, “pongan ustedes la calavera”.

  • La calavera era…

  • El que hacía los pliegos.

  • ¿En este caso quién fue la calavera?

  • Jorge Alarcón.

  • Jorge Alarcón, ese es el consultor que contrata la Alcaldía.

  • Sí.

  • ¿usted recuerda más o menos cuánto era ese contrato?

  • El contrato, 250 millones de dólares.

El testigo asegura que el alcalde Rodolfo Hernández fue quien les pidió a los contratistas que pusieran “la calavera” para que hiciera los pliegos de la licitación a la medida de ellos. Agrega que ese consultor terminó alojado en un penthouse del alcalde en el mismo piso donde vive con su familia.

  • Él entra y vive en el penthouse frente al apartamento del alcalde donde él vivía.

  • ¿Por qué se fue a vivir allá?

  • Dice el alcalde que era por ayudarle con la vivienda, pero yo creo que era para tenerlo cerca para hacer los pliegos.

Según el testigo, el “calavera” Alarcón vivió allá casi cuatro meses. Luis Andelfo Trujillo afirma también que la esposa de Rodolfo Hernández, doña Socorro Oliveros, fue quien puso la rara condición de que la comisión que iba a recibir su hijo quedara por escrito en un contrato llamado de corretaje.

  • No, pues un contrato que hicimos con Carlos Gutiérrez, con Alarcón y con Luis Carlos, por sugerencia de la mamá, de doña Socorro. Ella dijo que tenía que aparecer su hijo en el contrato, una brutalidad, pero bueno, tal vez no sabía que eso era público.

  • Para la gente que no sabe de corretaje, qué era lo que se estaba pactando en ese contrato.

  • Unas comisiones por las plantas que eran tres, por cada planta eran 666.000 dólares y el 2.2 por ciento por la participación en la operación, por todo el tiempo que perdure el contrato.

  • ¿Cuál contrato?

  • El del Sercom, el de tratamiento ya de las basuras, treinta años.

Bueno, esto es de no creer. El contrato que contempla el pago de las comisiones al hijo de Rodolfo Hernández fue autenticado en una Notaría de Bucaramanga.

  • ¿Usted tiene el documento firmado por ellos?

  • Sí, claro.

  • ¿Usted lo puede mostrar?

  • (lo muestra) Aquí está autenticado por Luis Carlos…

  • ¿Lo autenticaron?

  • Con su firma

  • ¿Dónde fue?

  • En la Notaría Novena, creo, de Bucaramanga.

  • O sea, ¿ustedes firman un documento en donde se establece una comisión por la…?

  • Notaría Novena

  • ¿Por la negociación de ese contrato y esa comisión, como para que comprometa realmente, lo firman y van y lo llevan a una Notaría?

  • Así fue, porque Luis Carlos nos dijo que tenía que ser notariado. Tal vez la mamá o el abogado lo pidió, el abogado de HG que fue el que hizo el documento.

El testigo Luis Andelfo Trujillo asegura que Luis Carlos Hernández no es el único hijo del candidato Rodolfo Hernández que pedía plata mientras el papá era alcalde.

  • El borrachín, Mauricio, pero ese le pedía plata a la gente y los robaba, el papá nunca le paró bolas para eso.

  • ¿Y cómo es el cuento de este, del borrachín?

  • No, pues él es el hijo adoptado de Rodolfo, él se la pasa es bebiendo. Yo siempre lo pillo.

  • ¿Y qué hacía él?

  • No pues buscaba a la gente y la engañaba, que yo lo pongo a hablar con mi papá, que venga, denme tanta planta y listo, los tumbaba.

Todas las pruebas documentales, incluidas algunas cuya existencia negó aquí el señor Hormaza de Vitalogic, serán exhibidas en el juicio al ingeniero Rodolfo Hernández.

  • Hormaza, el abogado de Vitalogic, dice que Carlos Gutiérrez no había firmado ese contrato donde se fijaban los porcentajes ¿Es cierto, sí o no?

  • No, claro que sí firmó, lo que pasa es que él tiene un documento de corretaje donde solo firman Luis Carlos y mi persona, pero no tiene ese tercer documento en donde si firma Carlos Gutiérrez que aquí aparece.

  • Muéstrenos bien cómo aparece la firma. Muéstrela, usted nos da copiecita ahora, pero ahí sí aparece firmando Carlos Gutiérrez.

  • Porque lo que él de pronto lo que aducía era que como Carlos Gutiérrez era el que había firmado con JC que es la empresa de Vitalogic, de pronto no existía relación con ellos. Claro que sí existe relación con Vitalogic.

Una curiosidad: si el ingeniero Rodolfo Hernández es elegido presidente de la República el próximo domingo (como probablemente ocurrirá), el Senado tendrá que suspenderlo de su cargo después de su posesión para que la Sala de Juzgamiento de la Corte Suprema se encargue de continuar el juicio como ordena la Constitución.


Si no llegara a ser elegido presidente, sería investido senador, que es lo que dispone el Estatuto de la Oposición para el segundo en votos. Caso en el cual también debe ser puesto a órdenes de la Sala de Juzgamiento, el tribunal encargado de continuar con su proceso.


Gracias al doctor Elmer Montaña por la obtención de este trascendental testimonio.


Fuente: DIARIO EL TIEMPO



6 visualizaciones0 comentarios