top of page

Todo acerca de los diálogos con el ELN y que la prensa "prepago" nunca contó



El Ejército de Liberación Nacional (ELN), la última guerrilla en armas en Colombia, se ha vuelto a sentar en una mesa de conversaciones en busca de un acuerdo de paz, por primera ocasión con un Gobierno de izquierdas, el de Gustavo Petro. Los equipos negociadores de ambas partes instalaron el lunes 21 de noviembre de 2022 en el cerro Ávila, en las afueras de Caracas, Venezuela, la reanudación del “diálogo político” que habían iniciado en marzo de 2016, en el periodo de Juan Manuel Santos (2010-2018), y habían suspendido en enero de 2019, durante la Administración de Iván Duque (2018-2022), luego de un atentado con carro bomba contra una escuela de cadetes en Bogotá que dejó 23 muertos.


Las delegaciones anunciaron un cese al fuego de seis meses, a partir del 3 de agosto de 2023, en el cierre del tercer ciclo de negociaciones en Cuba, el pasado 9 de junio, además de un acuerdo sobre la participación de la sociedad civil en el proceso. Son los avances más significativos hasta ahora. El primer ciclo se cumplió en Caracas, el segundo en Ciudad de México y el tercero en La Habana. La mesa regresa a Venezuela para el cuarto ciclo, que se inicia el 14 de agosto.


¿Cuándo se inició el proceso de paz?

El Gobierno de Juan Manuel Santos pactó una agenda de negociación con el ELN, que se divulgó también en Caracas, en marzo de 2016. Postergadas por un tira y afloje en torno al tema del secuestro, la fase pública de las conversaciones solo se inició a comienzos de 2017 en una antigua hacienda tabacalera en los alrededores de Quito, Ecuador. En aquel entonces, se arrancó con la premisa de que las sesiones de trabajo también podían tener lugar en Brasil, Venezuela, Chile o Cuba –además de contar con Noruega como país garante–. La mesa se trasladó en el final del periodo de Santos a La Habana, Cuba –que ya había albergado la negociación que desembocó en el acuerdo de paz con las FARC–.


Iván Duque –un crítico del acuerdo con las FARC– heredó la negociación con el ELN, pero la dio por terminada cuando llevaba un semestre en el poder luego del atentado contra una escuela de cadetes en Bogotá que causó 23 muertos, en enero de 2019. La ruptura trajo repercusiones diplomáticas para La Habana. Duque desconoció los protocolos firmados por las partes –incluyendo los países garantes–, lo que dejó en el limbo a la delegación del ELN que se encontraba en Cuba. La isla se negó a extraditarlos, amparada en los protocolos. Cuando el Gobierno de Donald Trump en Estados Unidos designó a Cuba como un “Estado patrocinador del terrorismo”, en enero de 2021, justificó su decisión en los reclamos de Duque.


El Gobierno de Petro se propuso retomar los diálogos, desde el punto en que quedaron suspendidos, tan pronto llegó al poder, el 7 de agosto de 2022. “Partimos de lo ya existente, de lo ya pactado, no nos estamos inventando nada”, ha dicho el alto comisionado para la Paz, Danilo Rueda. “En mayo de 2025 cesa definitivamente la guerra de décadas entre ELN y el Estado”, ha augurado el presidente Gustavo Petro.


¿Cuál es la agenda de negociación?


Al final del segundo ciclo de negociaciones, las partes anunciaron la Nueva Agenda de Diálogos de Paz, que incluye los siguientes puntos:

  1. La participación de la sociedad en la construcción de la paz

  2. Democracia para la paz

  3. Transformaciones para la paz

  4. Víctimas

  5. Fin del conflicto armado

  6. Plan general de ejecución de los acuerdos entre el Gobierno Nacional y el ELN

¿Cuáles son las condiciones del cese al fuego?


Al final del tercer ciclo de negociaciones, las partes anunciaron un inédito cese al fuego de seis meses –“bilateral, nacional y temporal”–, a la espera de una tregua definitiva que alivie a las comunidades más golpeadas por el conflicto armado. El cese acordado tendrá plena vigencia, de 180 días, a partir del 3 de agosto. Los mecanismos de monitoreo y verificación incluyen la participación de la ONU y la iglesia católica.


¿Cuáles son los países garantes?


La negociación comenzó con Cuba, Noruega y Venezuela como países garantes. Como parte de sus primeros acuerdos, la mesa de diálogos invitó a Brasil, Chile y México para sumarse con el estatus de países garantes, mientras que Alemania, Suecia, Suiza y España serán países acompañantes del proceso. Las partes también contemplan que Estados Unidos eventualmente pueda tener un enviado especial a la mesa, y la vicepresidenta Francia Márquez invitó a Sudáfrica a sumarse a los países garantes en su visita al país africano.


¿Cuáles son las sedes de la negociación con el ELN?


La reinstalación de los diálogos se oficializó el lunes 21 de noviembre en un hotel en la cima del cerro Ávila, en las inmediaciones de Caracas. Pero Venezuela, uno de los países garantes, es apenas el punto de partida, no una sede permanente. El segundo ciclo de conversaciones se realizó en México, otro de los países garantes, y el tercero en Cuba, entre el 2 de mayo y el 9 de junio. El cuarto ciclo está programado en Venezuela, del 14 agosto al 4 de septiembre. En el proceso con el Gobierno de Santos ya se contemplaba una sede rotativa entre varios países latinoamericanos, y ese escenario vuelve a estar abierto ahora que la región vive una ola de gobiernos progresistas.


¿Quiénes son los negociadores?


El jefe de la delegación del Gobierno es Otty Patiño, un exguerrillero del M-19, el mismo grupo en el que militó el presidente Petro en su juventud. Lo acompañan otras figuras cercanas al mandatario como los senadores Iván Cepeda y María José Pizarro, pero también representantes de sectores de derecha, como el líder ganadero José Félix Lafaurie, o de los militares, como el coronel en retiro Álvaro Matallana y el almirante Orlando Romero. La delegación del ELN está encabezada por viejos conocidos como Pablo Beltrán, Aureliano Carbonell y Nicolás Rodríguez Bautista (Gabino).


¿Cuándo nació el ELN?


El Ejército de Liberación Nacional nació en 1964 inspirado en la revolución cubana y marcado por una profunda influencia religiosa. Varios de sus fundadores –sindicalistas, estudiantes y campesinos– fueron entrenados en la isla caribeña. Muy pronto se les sumó el cura colombiano Camilo Torres (1929-1966), quien murió en uno de los primeros combates. El cura Torres, junto a otros tres sacerdotes españoles exponentes de la Teología de la Liberación que le siguieron más adelante los pasos, sellaron la confluencia entre cristianismo y marxismo que ha caracterizado al grupo guevarista. Entre ellos, Manuel Pérez (Alfamén, Zaragoza, 1943), quien llegó a comandar al ELN hasta su muerte por causas naturales en 1998.


¿Qué hace el ELN en la actualidad?


El ELN cuenta con unos 2.350 combatientes y presencia en regiones como los departamentos de Norte de Santander y Arauca, fronterizos con Venezuela, en el nororiente de Colombia, así como en Nariño y Chocó, en el occidente, cerca de la franja del Pacífico. En los últimos años se ha fortalecido militarmente, se ha expandido y su presencia del lado venezolano de la frontera está documentada. Organizaciones como Human Rights Watch han denunciado que las fuerzas de seguridad venezolanas han sido sus cómplices, al punto de realizar “operaciones conjuntas” con el ELN. Por eso el papel de Venezuela emerge como un factor clave en cualquier negociación.


¿Cuál fue el primer acuerdo de paz en Colombia?


Distintos gobiernos de Colombia han negociado con diversos actores armados en busca de alcanzar acuerdos de paz. El primer gran acuerdo de paz entre una guerrilla y el Estado colombiano se firmó el 9 de marzo de 1990 en Caloto, Cauca, con el M-19. La Alianza Democrática M-19, el movimiento político que surgió de la guerrilla que acababa de dejar las armas, tuvo un papel protagónico en la Asamblea Constituyente que redactó la carta política de 1991.


El otro gran acuerdo de paz con una guerrilla se firmó con las FARC el 24 de noviembre de 2016. El desarme de las otrora Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, hoy convertidas en un partido político con representación en el Congreso, dejó al ELN como la última guerrilla en armas en el país.



Fuente: EL PAÍS (ESPAÑA)

3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page