Todos los días el costo de las cosas es más alto, por ZAHUR KLEMATH



Escribe: ZAHUR KLEMATH ZAPATA*

zkz@zahurk.com

Hace muchos años, cuando estaba de paso por Colombia, Enrique Buenaventura me hizo un comentario sobre el costo de las cosas. Era un chaval en ese entonces y no entendí bien sus argumentos. Pero la idea quedó ahí grabada en mi mente.


Enrique decía; si tú vives en una isla con un grupo de personas todas las cosas que consumes siempre van a tener el mismo valor, lo único que cambiaría sería si tú tienes algo que alguien se enamora de él y lo quiere poseer. Ya tú le pones tu precio o lo regalas.


Cuando las sociedades comienzan a crecer, se inventa el dinero como una forma de pago por los servicios que se prestan y para una multitud de transacciones entre personas. Pero nunca se inventó un valor constante para la moneda con que se pagan los servicios. Cada una se mantiene con un precio que fluctúa dependiendo de quien la tiene o la administra.


La realidad de las cosas es que existe un valor flotante dependiendo de la demanda o no de las cosas y no un precio estático. Hoy una ciudad está habitada por muchas personas y esto hace que el precio de la vivienda suba al igual que los alimentos. Pero mañana la ciudad queda vacía, la vivienda pierde su valor original, y al final queda abandonada sin ningún valor. Y eso es lo que está pasando hoy en día en muchos países, porque ya no hay habitantes como antes.


Lo llamativo, es que en la ciudad de New York, los precios en vez de bajar están subiendo a pesar de que hay más del 30% de las viviendas desocupadas. Porque está entrando mucho dinero de los negocios lícitos del cannabis.


El mundo se está moviendo en una dirección que jamás se había direccionado debido a la tecnología. Las sociedades que están al margen de estas tecnologías son las que menos van a sufrir porque no están amarradas. Pero mientras pasa el tsunami van a sufrir mientras habilitan sus recursos humanos que son los prácticos a la hora de mover las herramientas que están a la mano.


Todos los precios de las cosas suben porque no hay una estabilidad monetaria, esta se puede regularizar si todos los países se ponen de acuerdo en sacar una moneda basada en la plusvalía laboral de todos ellos. Quiero decir, que si se suma el valor del salario mínimo de todos los países y se divide por el número de ellos, saldrá el valor del salario mensual y este se divide por 30 y el resultado final por las horas trabajadas al mes y este es el valor constante de la moneda.


Es una fórmula simple de mantener el precio de una moneda sin fluctuaciones y los precios siempre serán estables.











*Poeta y filósofo estadounidense de origen colombiano. SEO de Diario EL IMPARCIAL y del portal NOTICIAS 5

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo